Qué verduras y hortalizas plantar en marzo

Ficha escrita por:
Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

55 fichas consejo

La cebolla, el ajo tierno, las patatas y la lechuga son algunas de las hortalizas que puedes plantar en marzo. Tu huerta debe estar preparada y de acuerdo a las temperaturas y humedad, podrás decidir lo que quieres cultivar. Separación de hileras, especies, rendimiento…, ¡sigue nuestros consejos y crea tu huerto!

 

Características importantes

  • Temperatura
  • Humedad
  • Tipo de suelo
  • Zona geográfica
  • Semillas, bulbos o plantas

Marzo: 4 semanas para plantar tus hortalizas

Aquí hay una selección de las nueve mejores hortalizas para plantar durante este período. Es importante tener en cuenta que una lista como la que se propone a continuación, es meramente indicativa y que el entorno (clima, higrometría, etc.) siempre se debe tener en cuenta a la hora de preparar el jardín. Por lo tanto, el jardinero aficionado debe mostrar sensibilidad y sentido común para evitar fracasos y preparar bien su huerto antes de plantar.

No olvides que marzo es un momento perfecto para iniciar los semilleros de las hortalizas de verano. En esta época del año puedes sembrar tomates, pimientos, berenjenas, calabazas, calabacines y pepinos. Utiliza para ello una bandeja de germinación, un sustrato para semilleros y elige las semillas de tus variedades preferidas. Rellena de tierra los alvéolos de la bandeja, deposita dos o tres semillas en cada agujerito y riega a continuación. La rapidez de la germinación depende de cada hortaliza. En 15 días ya verás aparecer los primeros brotes y dentro de un mes o mes y medio ya estarán listas para ser trasplantadas al huerto.

Verduras y hortalizas a plantar durante la primera quincena de marzo

Ajos tiernos o ajetes

 

Los ajos se multiplican a partir de cada uno de los dientes que forman una cabeza. Para plantar, debes:

  • crear líneas espaciadas a 30 cm de distancia;
  • empujar los dientes en el suelo con la parte plana hacia abajo, enterrándolos en posición vertical. la punta apenas debería sobresalir de la superficie;
  • dejar una separación entre dientes de 10 a 15 cm.

Espárragos

El espárrago no es muy exigente: se puede plantar en todos los climas y suelos, pero se daña si hay exceso de humedad. Por otro lado, necesita espacio: de 10 m² de cultivo se pueden cosechar unos 5 kg de espárragos por temporada. Las plantaciones de espárragos no se eliminan al finalizar el cultivo como ocurre con otras hortalizas. Cada año rebrotará, produciendo una nueva cosecha,  y repitiendo este proceso durante diez años. Para plantar, tienes que:

  • cavar zanjas de 25 a 40 cm de profundidad, eliminando todas las piedras y consiguiendo una tierra suelta y mullida;
  • espaciar cada zanja entre 120 a 180 cm;
  • espaciar las plantas de 40 a 60 cm entre ellas;
  • extender bien los rizomas (también llamadas coronas o garras) en el fondo de la zanja;
  • cubrir las garras con tierra.
 

Coliflor de primavera

La coliflor necesita un suelo muy fértil y un suministro de humedad muy regular para desarrollarse.

Por lo tanto, deberás aportar una cantidad significativa de compost a la tierra del huerto. Para plantar, es aconsejable elegir las plantas mejor formadas y eliminar aquellas más débiles, es decir, aquellas que no crecen con tanta fuerza. Aunque se trata de una hortaliza que se cultiva habitualmente en invierno, existen variedades de ciclo corto, que crecerán perfectamente durante la primavera. Para plantar, tienes que:

  • trazar líneas de con una separación de 80-120 cm;
  • trasplantar cuando ya tengan de 3 a 4 hojas;
  • espaciar las plantas 50 cm. 

Cebolleta

La cebolleta es el bulbo más fácil de cultivar. Para asegurar una buena conservación después de la cosecha, evita regarlas abundantemente la semana anterior. La técnica de siembra es idéntica a la del ajo descrita anteriormente. La plantación debe realizarse en suelo húmedo creando caballones de 5 a 10 cm de altura. Esto previene el exceso de humedad y, por lo tanto, evitará que el bulbo se pudra.

La siembra en suelo seco se realiza directamente en el terreno. Durante el crecimiento de la planta, el suelo puede presentar exceso de humedad debido a distintos factores (lluvia, riego excesivo, etc.). En este caso, puedes cosecharlas y consumirlas aunque sean pequeñas. Cada una de las plantas de cebolleta producirá entre 5 y 12 bulbos.

 

Lechuga

La lechuga se planta en un suelo poco exigente en humus (entre 3% y 5% mínimo). Hay varios tipos de lechuga. La variedad debe adaptarse a la temporada de plantación. Por ejemplo, para plantar en marzo, las variedades más apropiadas son: Romana, Hoja de Roble, Trocadero, Maravilla y los Cogollos. Tres buenos consejos para plantar son:

  • sembrar las semillas o trasplantar plántulas directamente al huerto;
  • eliminar cualquier hoja seca o muerta en la base de las plántulas antes del trasplante;
  • no enterrar el cuello de la planta (la parte donde se unen las hojas).

Cebolla

 

La técnica de plantar cebollas es similar a la de la cebolleta y el ajo. Para plantar, debes:

  • dibujar las líneas según el espacio disponible, separándolas de 20 a 25cm;
  • enterrar el bulbo a una profundidad de 4 cm;
  • espaciar las plantas a 10 cm unas de otras.


Verduras y hortalizas a plantar durante la segunda quincena de marzo

 

Repollo o Col de Verano

La col o repollo conviene en climas frescos y lluviosos. La siembra se realiza en suelos fértiles y labrados en profundidad. Puedes plantarlas cuando tengan de 6-8 hojas. . Antes de plantar, se aconseja preparar la planta, sumergiéndola en una mezcla específica de arcilla preparada por el jardinero. Esta técnica favorece la reanudación del crecimiento de la planta y mejora el enraizado. Después de plantar, hay que

  • regar abundantemente;
  • acolchar con paja alrededor de la planta para mantener la humedad.
 

Patatas

Cultivar patatas es fácil. Es un cultivo ideal para sanear un terreno recién desherbado porque sus raíces trabajarán la tierra en profundidad. Para plantar, debes:

  • trazar líneas espaciadas a 45 cm de distancia;
  • labrar la tierra en profundidad con la ayuda de un azadón;
  • enterrar las patatas a unos 7-8 cm de profundidad;
  • espaciar los tubérculos 35 cm;
  • no comprimir la tierra después de la siembra;
  • proteger la plantación con una manta térmica o un túnel plástico.

Proteger las hortalizas con un invernadero

Un invernadero te será de gran ayuda en esta época del año. Protegerá los cultivos de posibles heladas y te ayudará en la germinación de los cultivos de verano. Existen invernaderos en forma de caseta, de túnel, y de pequeño tamaño (con forma de estantería) para huertos urbanos.  No olvides abrir puertas y/o ventanas con regularidad para permitir la ventilación y evitar la condensación que puede formarse durante las horas centrales del día.

¿Crees que esta ficha consejo ha sido útil? Si
3 me gusta
Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias 55 fichas consejo écrits

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.

 

Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.

 

Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

Productos relacionados con esta ficha consejo