Qué flores plantar en marzo

Qué flores plantar en marzo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

75 fichas consejo

Algunos días soleados aparecen entre lluvias y heladas matinales. No se necesita más para despertar el deseo de llenar de flores nuestro jardín o balcón. Flores anuales, flores vivaces, en invernadero o en exterior, en maceta o en el suelo; ¡sigue nuestros consejos!

Características importantes

  • Plantas vivaces
  • Plantas anuales
  • Bulbos
  • Plantas de balcón o jardinera
Elige tus plantas y semillas

Flores anuales


Semillas de flores

Las flores anuales son aquellas que crecen, florecen y producen semillas a lo largo de un año.

Siembra al aire libre

En esta época del año en que las noches (y algunos días) aún son frescos, puedes sembrar al aire libre si las temperaturas en tu zona empiezan a subir. Las plantas que no temen al frío tienen la capacidad de ralentizar su vegetación cuando las temperaturas bajan y empiezan a brotar con el mínimo rayo de sol. Solo observa el campo para ver qué plantas están en flor en el mes de mayo o abril: amapolas, arándanos, campanillas, margaritas, pulmonaria, etc.

Las mezclas de semillas para crear un prado de flores se siembran a voleo en primavera. Conseguirás un colorido mosaico de flores variadas.

Además, estas mezclas atraen a muchos insectos, mariposas y abejas. En estas mezclas pueden aparecer, además de las especies ya mencionadas, coreopsis, crisantemos, neguilla, malope trifida, inmortal anual...

También puedes probar este mes la siembra de centaurea, arañuela con el bonito color azul que se resiembra espontáneamente, guisante de olor o arvejilla que se pueden plantar entre sol y sombra, borraja con bonitas flores de un azul intenso, y que también es comestible.

Siembra en invernadero o interior

Sin embargo, si la plantación al aire libre no es posible en este mes, existen muchas flores anuales que se pueden sembrar en zonas cálidas para disfrutar de la floración a partir de mayo. La elección es amplia: capuchina, cosmos o mirasol, zinnia, clavel, ipomoea, impatiens, tabaco ornamental, maravillas, rosa de la India, arvejilla, petunia, boca de dragón, malope, lobelia, amaranto, gaillarda, adonis anual, ageratum, margaritas, etc.

Plantación

Desde principios del mes de marzo, coloca flores anuales o vivaces en macetas: margaritas, pensamientos, prímulas, etc.

Ver el catálogo de ManoMano
Macetas

Flores vivaces


Flores vivaces

Las plantas vivaces o perennes son plantas que permanecen en su lugar y florecen durante varios años consecutivos.

Siembra protegida

Aunque la siembra de plantas vivaces no presenta dificultades, se usa poco para este tipo de plantas. Y aunque marzo no es el mejor mes para sembrar en exterior, podemos adelantar su cultivo preparando semilleros protegidos en un invernadero.

Puedes preparar semilleros de claveles (Dianthus deltoides), el lino azul, euphorbia, la amapola azul (Meconopsis grandis), scutellaria de los Alpes, etc.

Plantación

Las plantas perennes casi siempre están en macetas, lo que facilita su plantación. Por lo tanto, podemos plantarlas teóricamente durante todo el año, fuera del período de heladas.

Hacia el final del mes, puedes plantar en parterres las primeras flores perennes: malvarrosa, hortensia, lupinus, malva, escabiosa. Planta fucsias, agave, vinca y dedaleras entre sol y sombra. Instala las dedaleras en grupos densos en un parterre para disfrutar al máximo su floración.

En los jardines de rocalla,  planta aubrieta, falso jazmín, sedum.

Divide las matas de flores perennes como delphiniums y coreopsis para volver a plantarlos en otro lugar.

Ver el catálogo de ManoMano
Plantas vivaces

Bulbos


Invernadero

Los bulbos que florecen en verano, se siembran en primavera. Para obtener una floración escalonada, siembra una parte cada semana o cada 15 días. Puedes comenzar a plantar en marzo en un ambiente cálido (interior o invernadero) y luego continuar al aire libre. Como regla general, un bulbo debe plantarse a una profundidad de entre 2 y 3 veces su tamaño. Sin embargo, algunos requieren enterrarse más profundamente, como lirios y agapanthus (hasta 30 cm).

Al aire libre

Al final del mes de marzo puedes plantar gladiolos, lirios y crocosmias. Espera hasta abril o mayo para plantar el resto de bulbos en el suelo. Todos los suelos son adecuados para su cultivo, siempre que estén bien drenados. Si el suelo es demasiado arcilloso existe el riesgo de que se pudra el bulbo. Añade arena y materia orgánica para que quede más suelto.

Haz un agujero con un trasplantador de bulbos o utiliza una pala, para evitar dejar un hueco vacío debajo del bulbo. No añadas estiércol, sino fertilizante especial para bulbos.

Esperando disfrutar de nuevo de sus flores el próximo año, sitúa en un rincón del jardín los bulbos que florecieron en primavera: jacintos, narcisos, tulipanes, etc.

A cubierto

Muchas bulbosas de verano se pueden plantar en un invernadero o en interior: begonias, canna índica, ágave, dalias, freesias, ranunculus, arums, anémonas, ajo decorativo, agapanthus...

Si plantas en macetas, todos los contenedores son adecuados siempre que su profundidad se adapte al tamaño de los bulbos.

Ver el catálogo de ManoMano
Invernadero

Balcones y jardineras


Jardinera balconera

¿Deseas tener flores en tu balcón desde el mes de marzo? Crea jardineras con flores rústicas que florezcan antes de la llegada de la primavera: margaritas, violetas y pensamientos, falso jazmín, etc.

Muchas variedades de flores, incluso bulbos, se pueden cultivar en macetas u otros recipientes. Utiliza una mezcla de 1/3 de tierra para macetas, 1/3 de tierra de jardín y 1/3 de arena.

A final de mes puedes comenzar a plantar fucsias, geranios y trasplantar las capuchinas o las petunias.

Cubre una pared o una valla de plantas trepadoras: clematis, lonicera, hiedra, etc.

Ver el catálogo de ManoMano
Jardineras
Elige tus plantas y semillas

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 75 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

Productos relacionados con esta ficha consejo