Los básicos de tu caja de herramientas

Los básicos de tu caja de herramientas

Vanessa, redactora todoterreno y CM. Enamorada de los animales.

Ficha escrita por:

Vanessa, redactora todoterreno y CM. Enamorada de los animales.

6 fichas consejo

Todo manitas que se precie no puede permitirse vivir sin una caja de herramientas con lo necesario para hacer sus arreglitos en casa. Martillo, destornilladores, alicates, tacos, sierra… te contamos todo lo que debes incluir para que cuando te pongas manos a la obra no te falte de nada.

Características importantes

  • Tarea a realizar
  • Tamaños
  • Usos
  • Materiales
  • Herramientas manuales o eléctricas
  • Equipo de protección
Ver cajas de herramientas

La caja de herramientas, primero el continente

¿Bricolaje por afición o por obligación? No importa, ¡necesitarás herramientas! y lo primero que debes buscar es ¡la caja dónde colocarlas! Sencillo, y de primero de bricolaje. Sin embargo, para poder hacer frente a los pequeños problemas que surgen, sin empantanarse, es necesario tener en cuenta el tipo de caja (flexible, rígida, plástica o metálica...) que se elegirá según el espacio disponible para almacenarla y el uso (muy ocasional o regular) que se desee hacer de ella.

Ahora, vamos a enumerar los elementos más frecuentes que contendrá para, más tarde, entrar en detalle de cada herramienta. ¡Toma nota!


caja de herramientas
  • Destornilladores;
  • tornillos, clavos, alcayatas, escarpias...
  • martillo y tacos;
  • alicates;
  • llaves;
  • cutter, sierra o serrucho;
  • taladro;
  • tijas;
  • metro.

Pueden parecer muchos elementos, sí. Pero piensa que cuanto más completa, mejor. Nunca sabes qué te va a hacer falta y en qué momento. Puedes empezar tu cajita de herramientas básica incorporando las más conocidas y de uso más frecuente y, con el tiempo, añadir otras más específicas. 

En esta ecuación no hay que olvidarse de los consumibles: tornillos, clavos, cinta, papel de lija, etc. Una buena caja también contiene los más comunes para hacer frente a todas las situaciones.

Por último, acuérdate que para tomar notas necesitarás tener a mano papel y boli.

Comparativa de los distintos tipos de caja de herramientas

Para tu comodidad te facilitamos una tabla resumen según varios criterios a tener en cuenta dada la caja de herramientas que necesites:

Tipo de caja de herramientas
Beneficios
Desventajas
Caja de acordeón de metal
Compartimentado Un gran volumen Herramientas de fácil acceso Solidez Muy buena protección de la herramienta
Caja de herramientas de plástico
Compartimentado Gran volumen de almacenamiento Bajo peso Precio asequible
Fragilidad (dependiendo de los modelos) Vida media (según modelos)
Bolsa de herramientas textiles
Compartimentado Ligera de peso Facilidad de transporte Las herramientas grandes encajan fácilmente
Dificultad de acceso a herramientas del fondo y fuera del compartimento Precio alto
Carro / maleta rodante
Compartimentado Gran volumen de almacenamiento Facilidad de transporte
Alto peso Precio caro

Ver el catálogo de ManoMano
Caja dónde colocarlas

Un metro


flexómetro enrollable

Para la mayoría de tareas, incluso las más básicas, necesitarás tomar medidas, lógico ¿no? Aunque elegir un flexómetro o cualquier otra herramienta de medición parece sencillo, lo cierto es que también tendrás que pensar en su longitud, lo que vas a medir y dónde. Por básico que sea el elegido, no te puedes conformar con un metro de cartón.  Opta por una cinta métrica de 3 metros y acertarás.


Serrucho para madera

Para avanzar un pasito más, hazte con una sierra. Vas a oír hablar de infinidad de tipos de sierra (de arco, para troncos, circular...), sí, pero para empezar tu caja básica escoge una sierra para madera, o serrucho

No olvides que cada material a cortar tiene su sierra, así que ten cuidado no usar un serrucho si lo que necesitas es una sierra para cortar metales.

Como en muchas otras herramientas, podrás escoger entre las dos opciones: ¿manual o mecánica? Y a partir de ahí el tipo según el uso. ¿Te suena?

Nuestro consejo: elige una sierra que se puedas desmontar para guardarla fácilmente y añade diferentes tipos de cuchillas al fondo de tu caja.


sierra de calar básica

Si te haces con una sierra de calar y, además, la utilizas con cierta maestría, subes en el escalafón de principiante a “entendido”. Es broma, pero vamos a cortar por lo sano con las sierras recomendándote que no te olvides de los equipos de protección. Trabaja con comodidad y seguridad.

Lijas y ¿por qué no? ¡una lijadora!


pliegos de lija

Indispensable que te hagas con varias lijas o papel abrasivo si quieres dar ese acabado manual de calidad que todos buscamos. Necesarias tanto para acabados, como para la preparación de superficies, como la de cualquier mueble que vayas a pintar… Un papel de grano 120 es un buen compañero para las tareas comunes.

Y ¿por qué no? complementa tu caja de herramientas con una lijadora. Sobre todo si trabajas mucho con madera, te gusta darle un aspecto renovado a tus viejos muebles, etc. Ya sabes... ir más allá del lijado manual.

Ya te habrás dado cuenta que dentro de cada herramienta hay distintas categorías en función de uso, productos a aplicar, opciones, etc. Elegir una lijadora de banda, orbital, excéntrica... serán  tus alternativas en este caso.

El taladro


taladro percutor

Si tu caja debe contener herramientas eléctricas, la principal es el taladro. Es imperdonable que hayamos mencionado otras herramientas electroportátiles dejándolo de lado. Un buen manitas como tú seguro que ya se habrá dado cuenta. 

  • Con cable o portátil;
  • su potencia;
  • con o sin batería;
  • su amperaje y voltaje;
  • tipo y tamaño del portabrocas o mandril;
  • su autonomía;
  • número de revoluciones por minuto;
  • funciones adicionales, como la percusión.

No parece tan complicado conociendo estos pasos ¿verdad?

Sin protección, no, gracias

La caja pinta bien ¿no? Sobre pintura, y con qué pintar, ya hablaremos en otra ocasión. Por ahora hemos llegado al último capítulo, pero no por ello menos importante, el de la protección.

Cada vez que vas a realizar un trabajo manual sin protegerte estás arriesgando inútilmente. ¿No crees? Si te hemos convencido o, aún mejor, si ya lo estabas, presta atención a los equipos de protección individual que no deben faltar a la hora de complementar tu caja de herramientas.

Aunque no vayas a guardar todos esos elementos en tu caja de herramientas, cada vez que vayas a abrirla piensa en ellos. Pueden parecer un plus, pero no lo son, empezando por los guantes y las gafas


Guantes protección pielElige unos guantes de protección para cada riesgo, desde las tareas más comunes a las más complicadas. Unos buenos guantes te darán la seguridad que necesitas para llevar el trabajo a cabo.


gafas de protección

Las gafas de protección te serán útiles en los trabajos de bricolaje y si vas a manipular elementos químicos. Busca las que más se adecúen al que vas a realizar. 


Protecciones auditivas

Si te toca afrontar tareas ensordecedoras te has de proveer de protecciones auditivas, no vayas a perder oído. Si el nivel de ruido sobrepasa los 85db ¿a qué estás esperando?


  Casco de protección blanco

Y si quieres equiparte completamente, añade la protección para la cabeza y los zapatos de seguridad. Unos zapatos adecuados con suelas antideslizantes y un casco pueden salvarte en una buena caída. Más vale ser precavido…

Ahora ya tienes completa tu caja básica de herramientas. Por supuesto que puedes ampliarla y hacerla mucho más profesional, pero eso irá llegando poco a poco. Sigue atento de nuestras guías consejo para llevarlo a cabo, y ahora… ¡manos a la obra!

Ver el catálogo de ManoMano
Equipos de protección individual
Ver cajas de herramientas

Ficha escrita por:

Vanessa, redactora todoterreno y CM. Enamorada de los animales., 6 fichas consejo

Vanessa, redactora todoterreno y CM. Enamorada de los animales.

Escribo para diversos sectores, pero el hecho de vivir de alquiler me “obligó” a indagar sobre este mundo para ir haciendo retoques. Aún me queda un largo recorrido, pero estoy en camino de convertirme en una manitas del “Do It Yourself”. Una de mis pasiones son los animales, me desenvuelvo como pez en el agua en este mundillo. Siempre que necesito conocer un producto o probar un servicio, mi gato hace de conejillo de indias. El pobrecillo por ahora no se queja... Y, mientras, yo... leo, aprendo y escribo, ayudando a otros desde mi propia experiencia. Cuanto más conozco, más me dejo seducir.

Productos relacionados con esta ficha consejo