Cuándo plantar un árbol

Cuándo plantar un árbol

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo

Ficha escrita por:

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo

46 fichas consejo

Excepto en periodos de heladas o de fuerte calor, los árboles se pueden plantar en casi cualquier época del año, dependiendo de la especie, del lugar de emplazamiento, o de si se plantan en cepellón o a raíz desnuda. Lo primordial a tener en cuenta es la profundidad del terreno y el riego.

Características importantes

  • En contenedor
  • En cepellón o a raíz desnuda
  • Estación
  • Emplazamiento
Elige tu vivero

Cuál es el mejor momento para plantar un árbol


Hoja

Los árboles y arbustos forman el esqueleto del jardín. Contribuyen a embellecer el entorno, aportan sombra y frescor, producen frutos e incluso delimitan espacios. Para que crezcan sanos y hermosos, es imprescindible elegir el mejor momento para plantar. Dicho momento dependerá de la variedad, o de si se plantan araíz desnuda, en cepellón o en contenedor, (es decir, en un tiesto de plástico). También dependerá del lugar en el que se vayan a emplazar

Cuál es la mejor época para plantar las diferentes especies de árboles

En principio, la mayoría de especies pueden plantarse en cualquier época del año, excepto en las épocas de heladas en invierno o de fuerte calor en verano. Sin embargo, sobre todo en zonas de climatología adversa, las especies que sean de climas templados deben plantarse en primavera.

He aquí algunos ejemplos de dichas especies:

  • acacia dealbata, mimosa común;
  • olea europaea, olivo;
  • albizia julibrissim, árbol de la seda;
  • lagerstroemia indica, árbol de júpiter;
  • nerium oleander, baladre o laurel de flor;
  • callistemon citrinus, limpiatubos;
  • pittosporum tobira, azahar de China.

Las especies más rústicas -resistentes al frío- se suelen plantar en primavera u otoño. Solamente hay que tener previsto regar frecuentemente si hemos plantado durante el verano. Si se planta a finales de invierno, hay que proteger los árboles con una manta térmica para preservarlos de heladas imprevistas. También hay que proteger los plantones, cubriendo la base con mantillo, piedra triturada o restos de siega.

Ver el catálogo de ManoMano
Manta térmica

Plantar árboles a raíz desnuda


Planta de pino

En el caso de árboles y arbustos a raíz desnuda, el periodo de plantación para árboles y arbustos de hoja caduca, (que pierden sus hojas en invierno), se sitúa entre mediados de octubre y mediados de marzo. Para los de hoja perenne (que no pierden sus hojas en invierno), el periodo de plantación va de principios de noviembre a comienzos de abril. Sin olvidar en cualquier caso, que no es recomendable plantar en periodos de heladas o temperaturas muy bajas.


Si se van a reservar hasta que se den las condiciones más favorables para plantar, es recomendable cubrir las raíces de los arbustos con tierra suave o con humus ligeramente humedecido, y protegerlos de las heladas.

Antes de plantar, conviene suprimir las raíces estropeadas. Hay que prever un agujero lo suficientemente ancho y cubrir las raíces con tierra rica en humus. Por último, apisonar ligeramente la tierra y formar un anillo o surco de unos centímetros alrededor del pie para retener el agua.

Hay que tener cuidado de no enterrar el cuello, es decir, el espacio donde acaban las raíces y empieza el tronco. Por último, regar abundantemente.

Para los árboles suficientemente desarrollados, conviene prever una guía formada por una o varias varas de madera, y ligaduras para árboles para fijarlos bien.

Ver el catálogo de ManoMano
Ligaduras para árboles

Plantar árboles en cepellón


Secuoia

Para los árboles en cepellón, el periodo de plantación está comprendido entre noviembre y febrero, antes de la reanudación del flujo de savia. De todos modos, también hay que evitar plantar en época de heladas. La compra de árboles en cepellón suele estar reservada para árboles o arbustos ya desarrollados previamente desplantados. Este procedimiento consiste en cortar la tierra alrededor del cepellón, es decir, las raíces, y a continuación, envolverlos primero con un paño y después con una malla metálica para que el cepellón no se rompa.


Si fuera necesario esperar para plantar, deberán preservarse de las heladas manteniendo la humedad del cepellón con riegos suaves.


Al plantar, conviene tener previsto un agujero más ancho y profundo que el cepellón para poder introducirlo bien. Al fondo del mismo, hay que colocar una capa de compost o estiércol y después cubrirla con humus o tierra nueva.

Hay que asegurarse de que el cepellón siempre esté húmedo. En caso necesario, hay que regar bien. Las raíces en ningún caso deben sobresalir del suelo, y el cuello de la planta, (el lugar del que parten las raíces), no debe quedar enterrado.

A continuación, la malla y la tela (si las hubiere), deben retirarse con cuidado para no romper el cepellón. Por último, se cubre todo con humus, se apisona y con la tierra se forma un círculo de unos centímetros de altura alrededor del cepellón.

Regar generosamente a continuación. 

Hay que tener en cuenta que los árboles que se sirven en cepellón tienen una altura mínima de 1,50 m. Por este motivo, conviene colocar un tutor o guía, es decir una o varias varas de madera y ligaduras para sujetarlos mientras enraízan.

Ver el catálogo de ManoMano
Humus o tierra nueva

Plantar árboles en contenedor


Magnolia

La mayoría de árboles y arbustos se suministran con un contenedor (una maceta de plástico), lo que ofrece ciertas ventajas. En primer lugar, al ser cultivados en el contenedor, los vegetales no sufren el traumatismo que supondría ser arrancado de forma brutal de su hábitat natural y por eso, son más robustos. En segundo lugar, soportan mejor el transporte y se adaptan bien al cambio de emplazamiento geográfico. Por último y por los motivos anteriores, se pueden plantar durante casi todo el año, excepto en épocas de heladas o fuerte calor.


Para plantarlos hay que disponer de una buena cantidad de tierra nueva y compost. El compost debe colocarse en el fondo del agujero en el que se va a plantar y debe estar recubierto por una capa de tierra para evitar el contacto directo con las raíces. Hay que cubrir bien el cepellón y apisonar ligeramente, formando un anillo de tierra alrededor del pie para favorecer la retención del agua de lluvia o los riegos. Por último, regar generosamente.

Plantar árboles después de elegir bien su emplazamiento


Plantar árboles después de elegir bien su emplazamiento

Antes de plantar, es fundamental tener en cuenta las dimensiones que tendrá nuestro árbol en la edad adulta. Por tanto hay que prever un espacio suficiente en relación al resto de árboles o arbustos que ya haya plantados o que se prevea plantar. También hay que tener la precaución de alejarlos suficientemente de construcciones, cables eléctricos y límites de otras propiedades.
Sobre todo, no hay que olvidar algo evidente: que los árboles pequeños se convertirán en árboles grandes. Hay que evitar plantar especies que alcanzan grandes dimensiones demasiado cerca de las viviendas. También es obligatorio respetar los límites de propiedad: para las especies de menos de dos metros de altura, hay que plantar como mínimo a 0.50 m del límite de la propiedad, y a 2 m como mínimo para los de más de dos metros de altura. Sin embargo, se podrán plantar en el límite de la propiedad colindante previo acuerdo por escrito con el vecino.

Elige tu vivero

Ficha escrita por:

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo, 46 fichas consejo

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo

Dirijo desde hace varios años un servicio de jardinería y cuento con una clientela formada por particulares y empresas. Tengo a mi cargo un equipo de jardineros y me ocupo de la creación y mantenimiento de espacios verdes. Además de eso, aporto mi experiencia y conocimientos a mis clientes en lo que se refiere a mantenimiento y mejoras de los jardines. En este sentido, poseo una formación comercial, habiendo desempeñado diversas funciones en hostelería al inicio de mi carrera profesional. Posteriormente orienté mi carrera hacia la ordenación paisajística, en el seno de una colectividad territorial, dónde adquirí sólidos conocimientos técnicos gracias a la formación interna y a las labores de seguimiento desempeñadas en importantes obras en un municipio sometido a numerosos cambios. En el plano personal, tengo que señalar que estoy orientado hacia el arte de la jardinería. En este sentido, he creado y diseñado con mi esposa un jardín que cuido con esmero, al igual que una preciosa huerta.  ¡Y no nos olvidemos del bricolaje, también se me da bastante bien! Porque para trabajar en el jardín, también hay que saber hacer algo de bricolaje: pérgolas, cabañas, suelos empedrados, vallas y muchas más cosas... ¡Siempre hay trabajo en un jardín!   Después de haber trabajado con dedicación, mi esposa y yo solemos estar muy orgullosos del resultado obtenido y encantados de poder disfrutar de un entorno agradable y acogedor. Así que nada más sencillo para nosotros que daros consejos sobre el mantenimiento y la mejora de vuestros jardines o la elección de herramientas para trabajar. Estamos a vuestra disposición.

Productos relacionados con esta ficha consejo