Cómo regar el césped

Cómo regar el césped
¿De qué te hablamos en esta ficha?
Ficha escrita por:
Marie-France, micro-emprendedora de jardinería, Valencia

Marie-France, micro-emprendedora de jardinería, Valencia

33 fichas consejo
Para tener un césped hermoso parecido a una alfombra densa y verde es necesario regar con regularidad. Algunas de las técnicas que se utilizan para asegurar la sostenibilidad y salud del césped son el riego manual, automático, por irrigación o aspersión. Estos son nuestros consejos para un césped siempre verde.

Características importantes

  • Herramientas
  • Riego manual
  • Riego automático
  • Sistema de irrigación

Riego manual: con manguera o regadera

El riego manual se realiza con ayuda de una regadera o de una manguera de riego provista de una lanza o pistola de riego. Estas herramientas permiten regar pequeñas superficies sin tener que realizar un importante desembolso económico. Sin embargo, este método presenta tres inconvenientes:

  • requiere mucho tiempo
  • consume mucha energía física porque regar con la regadera llena de agua durante un buen rato puede resultar cansado
  • es poco preciso, y difícil de controlar a causa de todos los factores que hay que tener en cuenta antes de regar (clima, tipo de suelo, etc.).

Riego automático: por irrigación o por aspersión

El riego automático es el más adecuado para grandes superficies.  Consiste en la instalación de una red de tuberías conectadas a un programador que activa el riego de manera automática, sin que sea necesario intervenir. Esta técnica tiene dos variantes:

Aspersor circular

Riego por irrigación

Más conocido como riego gota a gota, el riego por irrigación consiste en una red de tubos que se entierran antes de colocar el césped. El flujo de agua es muy débil y casi continuo.

Las tres principales ventajas de este método son las siguientes:

  • economiza el agua ya que no se producen pérdidas por evaporación
  • limita el riego sobre las malas hierbas al concentrarse en las raíces de la vegetación
  • es un sistema de riego estético ya que su infraestructura es invisible.

El riego por irrigación también tiene tres inconvenientes principales:

  • el buen funcionamiento del sistema es difícil de verificar
  • resulta caro de instalar
  • precisa un ajuste minucioso (con un programador de riego).

Riego por aspersión

Riego por aspersión

El riego por aspersión es una técnica que imita a la lluvia. El agua sale propulsada por unos cañones o torniquetes, y después vuelve a caer de forma natural antes de volver a infiltrarse en el suelo. Este método presenta tres grandes ventajas

  • al contrario que el riego por irrigación, no se necesita ningún acondicionamiento del suelo antes de plantar el césped
  • resulta adecuado en todo tipo de suelos
  • optimiza el gasto de agua y sirve para realizar un aporte regular y preciso.

El riego por aspersión tiene también tres principales inconvenientes:

  • la instalación del sistema de riego es costoso
  • favorece la evaporación de los recursos hídricos
  • es poco estético.

De las dos técnicas de riego automático, la del riego por irrigación es la más apropiada para el mantenimiento del césped. A continuación veremos cómo instalar eficazmente un sistema de riego automático por irrigación.

Cómo planificar un sistema automático por irrigación

Para realizar la instalación con éxito hay que comenzar por considerar estos 4 elementos:

  • el presupuesto disponible
  • el flujo y la presión de agua que se necesita 
  • necesidades de agua del suelo y el césped (cantidad, frecuencia, etc.)
  • la superficie a irrigar.


Manguera porosa

Cómo instalar un sistema de irrigación en 9 pasos

  • Medir el flujo de agua disponible: tomar un balde de 10 litros y llenarlo abriendo el grifo por completo. Es conveniente asegurarse de que no se está utilizando agua en ningún otro punto de la casa al mismo tiempo. Abrir el grifo y cronometrar el tiempo necesario para llenar el balde. A continuación realizar el siguiente cálculo: (contenido en litros/tiempo en segundos) x 3,6 = flujo en  m3/h. El resultado determinará el número de redes que habrá que colocar según el flujo de agua disponible.
  • Controlar la presión con ayuda de un manómetro: deberá estar entre 2 y 5 bares como máximo.
  • Dibujar un plano del jardín: ha de ser preciso y mostrar las tomas de agua y electricidad, los eventuales obstáculos y las zonas a regar. El relieve del terreno también deberá aparecer.
  • Diseñar el plano de irrigación del jardín: trazar la red de tuberías y el radio de acción del sistema de riego. El plano permitirá dibujar la lista de los materiales de riego necesarios para la instalación.
  • Montar el sistema de riego tomando como referencia el plano de irrigación. Hacer ajustes si es necesario.
  • Cavar los surcos adaptando su profundidad al material que se va a utilizar. Los aspersores para césped generalmente se colocan justo bajo la superficie del suelo.
  • Instalar y conectar el sistema de irrigación. Es importante depositar una capa de grava en el fondo de los surcos.
  • Poner una nueva capa de grava y después colocar un testigo rojo que permita localizar la instalación.
  • Cubrir los surcos.

3 consejos para el mantenimiento del sistema de riego por irrigación

  • Los aspersores deben ser verificados regularmente ya que podrían taponarse por la cal. Esto les impediría funcionar correctamente.
  • La programación debe controlarse con regularidad para comprobar cualquier desajuste.
  • La programación debe ser eficaz para optimizar el consumo de agua al máximo.

¡Con estos sencillos consejos podrás regar el césped de la manera más adecuada y disfrutar de una hermosa alfombra verde durante todo el año!

Saber más sobre el césped

Cómo elegir césped artificial
Cuándo sembrar el césped o plantar el tepe
Cómo regar el césped
Cómo repoblar el césped

Ficha escrita por:

Marie-France, micro-emprendedora de jardinería, Valencia 33 fichas consejo écrits

Marie-France, micro-emprendedora de jardinería, Valencia
De directiva en el sector del transporte de residuos he pasado a ser agricultora especializada en la horticultura biológica. Titulada en agronomía, en la especialidad de producción hortícola, intenté durante varios años, instalarme en la hermosa región de Valencia como joven agricultora.

 

Después de muchas decepciones, me he lanzado al servicio a domicilio, dentro del sector de la jardinería, como joven emprendedora con mi querido y cariñoso marido. Apasionada por la naturaleza y las plantas silvestres comestibles, intento buscar siempre soluciones ecológicas respetuosas con nuestro entorno en todos los aspectos de mi vida cotidiana.

 

¡Puedo darte todo tipo de asesoramiento, desde consejos para los macizos florales, pasando por la siembra o la cosecha de productos! No dudes en consultarme cualquier duda que tengas.

Productos relacionados con esta ficha consejo