Cómo preparar tus plantas para sembrar

Cómo preparar tus plantas para sembrar

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

64 fichas consejo

Las semillas se preparan en invernadero, macetas o directamente en suelo, donde la siembra se realiza por voleo o en línea. Cada técnica tiene ventajas e inconvenientes y requiere de más o menos material. Lona de protección, invernadero y túnel: mira los consejos para comenzar tu huerto y obtener buenas verduras.  

Características importantes

  • Técnica de siembra
  • Siembra en invernadero
  • Siembra en semillero
Ver accesorios de cultivo

Qué técnica de siembra elegir

La técnica de siembra debe elegirse según el entorno, las necesidades de la planta y del espacio del que el jardinero dispone para sembrar. Este debe determinar además si la siembra se realiza a campo abierto, en invernadero o en semilleros.

Siembra en suelo o en campo abierto


Siembra en campo abierto

En este caso, las semillas se siembran directamente en el lugar donde se van a desarrollar.Esto es necesario en los huertos para plantas con raíces primarias, o pivotantes (zanahorias etc.) y las leguminosas (guisantes, judías etc.)

Ventajas de la siembra en suelo:

  • Optimización del trabajo puesto que ya no es necesario trasplantar los brotes;
  • la planta no sufre el estrés del trasplante, y por tanto será más resistente y crecerá antes.

Desventajas de este tipo de siembra:

  • El deshierbe y la limpieza son obligatorios;
  • el espacio se utiliza durante un período de tiempo más largo que el de la siembra en maceta; 
  • el espacio utilizado es mayor que el que se utiliza en otras técnicas;
  • no se puede realizar la siembra si existe riesgo de heladas

Dentro de la siembra en suelo hay distintas posibilidades o técnicas que se pueden seguir, dependiendo de las plantas que se vayan a cultivar y del terreno:

Siembra por voleo


Siembra por voleo

Como su propio nombre indica, las semillas se lanzan directamente al suelo y se entierran con ayuda de un rastrillo.

Después se alisa el suelo con la parte posterior del rastrillo. Esta técnica se recomienda sobre todo para el cultivo de parterres de flores anuales o bianuales, pero no es adecuada para hortalizas.

Siembra en línea o en fila


Siembra en línea zanahorias

Las semillas se reparten en los surcos que se han trazado previamente con una azada, con el mango de una herramienta y/o con una cuerda. Esta técnica es adecuada para las semillas finas que requieren una profundidad de suelo específica y regular. Se utiliza para las hortalizas, en particular para las zanahorias.

La siembra en hoyo, o siembra a chorrillo es una variante de la siembra en línea. La única diferencia es que se introducen varias semillas en el mismo agujero. Esto facilita que las plántulas jóvenes rompan la corteza de suelo que se forma a veces alrededor de la semilla y que crezcan con más rapidez. Esta técnica se utiliza para las judías, pepinos, calabazas, etc.

Siembra en semilleros


Siembra en semilleros

Al contrario que en la siembra a campo abierto, la siembra en semilleros no se realiza en el suelo.

El semillero es un recipiente fabricado en plástico o en material orgánico, que se llena de tierra y donde se planta la semilla. Son ligeros y permiten conservar la humedad de la tierra. Después de sembrar, el semillero/maceta se cubre con una película transparente (vidrio, plástico etc.) que permite el paso de la luz. La planta permanecerá allí hasta que crezca, y después se retira y se planta en el suelo. Los de plástico son reutilizables. En el caso de los de material orgánico, las plántulas se dejan en el semillero que va directamente a la tierra.

Esta técnica es ideal para las plantas más delicadas que no soportan los peligros del trasplante.

Ventajas de la siembra en semillero:

  • Se pueden plantar muchas semillas en una maceta/semillero,
  • el riesgo de que la tierra se seque es menor porque el volumen de tierra es mayor.

La única desventaja de la siembra en semillero es requiere mucho espacio.

Siembra en invernadero. Ventajas e inconvenientes

Invernaderos, estructuras y protectores de cultivos

La siembra en invernadero permite sembrar más semillas en un espacio reducido.El uso de túneles, estructuras y lonas protectoras permite sacar partido del efecto invernadero para acelerar el crecimiento. Es más recomendable para hortalizas que para flores.

Los invernaderos protegen a la siembra de las inclemencias del tiempo durante el invierno (viento, lluvia, granizo, heladas). Están formados por una funda plástica transparente que se coloca tensa en una estructura de arcos. El cultivo en invernadero requiere mucha vigilancia y control de los cultivos.  Las lonas de protección para plantas tiene la misma utilidad. Se trata de una película plástica transparente con perforaciones en varios puntos y que se coloca sobre el cultivo. Protege de los cambios meteorológicos, de los agentes invasores y enfermedades, e impide que el suelo se seque.


Invernadero túnel

Ventajas de la siembra en invernadero:

  • No se necesita deshierbe ni limpieza;
  • superficie utilizada reducida;
  • mejora del rendimiento y madurez más temprana;
  • cosecha más abundante;
  • plantas protegidas contra las inclemencias del tiempo.

Inconvenientes de la siembra en invernadero:

  • Si la ventilación no es buena, las enfermedades se desarrollan con más rapidez;
  • el coste del invernadero puede suponer un impedimento;
  • es necesario controlar el riego y el cultivo.
Ver el catálogo de ManoMano
Protección para plantas

Por qué acelerar los cultivos


Tunel de cultivo

Los cultivos protegidos de la intemperie, bajo un invernadero o una lona de protección, permiten adelantar la cosecha en primavera. Además, se pueden sembrar sobre una cama que aporta calor para acelerar su crecimiento.

Siembra en cama caliente

Ya sea por voleo, en línea o en semillero/maceta, la siembra puede realizarse sobre una cama de compost hecha de estiércol de caballo, cabra u oveja, combinado con los desechos domésticos (cáscaras) y los de corte. La fermentación de la mezcla libera calor, lo que provoca que se acelere el crecimiento. Para que la emisión de calor sea más duradera, es necesario añadir hojas muertas húmedas y pisoteadas a la mezcla.  

La temperatura del compost puede alcanzar los 70°C. Es indispensable disponer de un termómetro porque la siembra no debe realizar a temperaturas superiores a los 30°C para evitar que se la semilla se marchite.  Esta técnica permite realizar la siembra de muchas especies de flores y hortalizas a partir del mes de enero.  

Ver accesorios de cultivo

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 64 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

Productos relacionados con esta ficha consejo