Cómo pintar un techo

Cómo pintar un techo

Eugenia, experta en droguería y decoración

Ficha escrita por:

Eugenia, experta en droguería y decoración

20 fichas consejo

Pintar el techo es lo primero que hay que hacer para pintar una habitación entera. Según el estado y la naturaleza del soporte (la superficie), será necesario reparar desconchones, aplicar imprimación, y limpiar o lijarlo ligeramente para que la pintura aplicada, con ayuda de un alargador, se adhiera más fácilmente.

Características importantes

  • Preparación del techo
  • Protección del suelo y los muebles
  • Recortar molduras, bordes o plafones del techo
  • Pintar el techo Acabados y limpieza
  • Acabados y limpieza
Ver pinturas de interior para paredes y techos

Elección de la pintura para techos


Pintura Bruger

Tanto si eliges una pintura acrílica para un soporte nuevo como una pintura al disolvente para renovar una superficie, el escoger un acabado mate: tiene la ventaja de que oculta los defectos y las marcas.

Para un techo en una cocina o baño, puedes optar por un acabado satinado o incluso brillante, ya que refleja bien la luz, no se notan los defectos, y es más lavable y resistente a las manchas.

Tanto si se trata de pintura monocapa como bicapa, por lo general no te librarás de tener que dar una segunda mano de pintura.

Conocimientos necesarios


Conocimientos

Pintar un techo no requiere competencias especiales. ¡Basta con seguir los consejos de este tutorial!

Herramientas y consumibles para la aplicación de pintura


undefined
  • Papel y plásticos de protección son primordiales para no ensuciar el suelo. Es recomendable usar cartón o papel que absorberá posibles gotas de pintura. Con el plástico corres el riesgo de llevarte la pintura en la suela del calzado, y manchar el suelo;
  • cinta de carrocero, para proteger los lugares que no quieras pintar;
  • una brocha de recortar, para pintar con precisión en las esquinas o los lugares que resulten inaccesibles con el rodillo;
  • un rodillo de pelo entre 8 a 12 mm de largo, dependiendo del estado del soporte (cuanto más liso sea la superficie, más corto será el pelo). Y un ancho recomendado de 18 a 22 cm;
  • un alargador extensible o unas escaleras de tijera para llegar al techo ¡a menos que tengas una estatura extraordinaria!
  • una cubeta, cubo o una bandeja para volcar la pintura del bote y facilitar empapar el  rodillo o brocha para su uso;
  • una rejilla para poder escurrir el exceso de pintura del rodillo, que puede ser de plástico o de metal;
  • papel de lija, preferiblemente de grano 120 para alisar irregularidades gruesas o de grano 80 para un lijado más fino, utilizado de manera manual sobre un taco de lijado o una lijadora de jirafa automática para pared;
  • masillas de relleno o alisado para cubrir posibles defectos y tapar los agujeros de tornillos o de otro tipo en pared, en el cartón-yeso o la escayola;
  • productos de limpieza para quitar la suciedad y desengrasar antes de pintar;
  • un mezclador de pintura para mezclar bien los componentes de la pintura, ya sea manual o para taladro (este último es ideal para los botes de pintura grandes);
  • un mono de pintor (o ropa vieja que no nos importe manchar), una mascarilla de protección de las vías respiratorias y, unos guantes;
  • diluyente universal o aguarrás (mineral o sintético) si vas a utilizar pintura al disolvente, para limpiar el material;
  • accesorios de limpieza, esponjas, trapo, jabón, etc.

Accesorios opcionales

  • Un abridor para botes de pintura, un accesorio ideal para evitar hacerte daño en la mano abriendo con un destornillador;
  • una bandeja de protección de usar y tirar, para colocar en la bandeja o la cubeta de pintura y volcar la pintura encima. Te permitirá ahorrarte la ingrata tarea de limpiar el material;
  • un soporte para brochas, accesorio imantado o con una pinza que se fija en el bote para evitar que la brocha se caiga dentro de la pintura.
Ver el catálogo de ManoMano
Pintura

Pasos para la realización

  1. Preparación del techo
  2. Protección del suelo y los muebles
  3. Recortar las molduras o límites del techo
  4. Pintar el techo
  5. Acabados y limpieza
Ver el catálogo de ManoMano
Pintura

1. Preparación del techo

El secreto para que la pintura quede impecable y se adhiera bien es la correcta preparación del soporte.

Estado del techo

Acciones que hay que llevar a cabo

Pintura antigua que se descascarilla

Lijado e imprimación

Pintura antigua al disolvente

Lijado e imprimación o imprimación especial

Pintura acrílica antigua

Limpieza

Cartón-yeso nuevo

Imprimación

Madera en bruto

Imprimación para madera

Madera barnizada o con lasur

Lijado e imprimación

Manchas de humedad

Tratar el origen de la humedad y limpiar

Es una etapa crucial tanto para la adherencia como para obtener un resultado sin marcas. Realiza la preparación adecuada, según el estado del soporte.

De manera más general, quita el polvo, limpia con un producto multiusos y aclara bien. Rellena y repara los agujeros y las grietas y termina efectuando un ligero lijado con un producto abrasivo suave de tipo grano 120.

El procedimiento para la preparación previa de la superficie antes de pintar, será el mismo tanto para aplicar la imprimación como para la pintura de acabado.

Ver el catálogo de ManoMano
Imprimación

2. Protección del suelo y los muebles


Proteger los muebles

Tapa el suelo con papel o cartón absorbente y los muebles con plásticos de protección. Hay productos que ya incorporan la cinta adhesivas y son fáciles de colocar. Utiliza la cinta de carrocero (preferiblemente ancha) para sujetarlo bien.

Pon la cinta de carrocero por todo el perímetro del techo.

3. Pintar las molduras o bordes del techo


Pintar las molduras o bordes del techo

Pinta las esquinas con una brocha -redonda o de recortar- o un rodillo especial para esquinas.

Usar cinta de carrocero o papel para enmascarar no es obligatorio, pero facilita el trabajo delimitando qué zona pintar.

No empapes demasiado la brocha: podrían notarse demasiado las marcas. No cargues demasiada pintura; la composición de las pinturas actuales hace que se extiendan solas.

4. Pintar el techo


Pintar el techo

Asegúrate de que la temperatura sea ideal, de entre 15° y 20°. Si es más elevada, la pintura se seca demasiado rápido, el agarre es mediocre y las marcas son demasiado visibles.

Lava y escurre el rodillo antes de sumergirlo en la pintura. Esto quitará todos los pelos que se hayan adherido bien y facilitará la penetración más uniforme de la pintura en el rodillo.

Hay que mezclar bien la pintura para que vuelvan a subir los pigmentos que son más pesados y caen al fondo del bote. Pinta todo en una misma sesión, o por zonas completas, empezando en la dirección de la luz y siguiendo en la misma dirección (no es necesario hacer pasadas cruzadas). Si tienes dudas, da unos pasos atrás y busca el mejor ángulo para poder ver lo que has pintado.

No presiones demasiado el rodillo para evitar salpicaduras e imperfecciones.

5. Acabados y limpieza


Limpieza

Antes de que la pintura se seque del todo, retira la cinta de carrocero formando un ángulo de 45° para romper la película de pintura.

Entre una mano y otra, mete el rodillo cerrado en una bolsa de plástico para que no se seque. Esto evitará que tengas que volver a lavarlo.

Antes de lavar las brochas, déjalas sumergidas en agua durante una noche. El grueso de pintura se depositará en el fondo del recipiente y la limpieza resultará más fácil. Desecha los residuos en un punto limpio.

Ver el catálogo de ManoMano
Pintura
Ver pinturas de interior para paredes y techos

Ficha escrita por:

Eugenia, experta en droguería y decoración, 20 fichas consejo

Eugenia, experta en droguería y decoración

Eugenia tiene 37 años y lleva 14 en el mundo del bricolaje. Empecé a trabajar en el sector para ganarme la vida, pero se convirtió enseguida en mi pasión.Todos estos años de práctica me han convertido en una profesional polivalente de la pintura y la decoración, pasando por las herramientas, el jardín y el mundo del sanitario. Me he encontrado clientes de todo tipo, incluso uno que me preguntó un día por ¡una chimenea de paracetamol!Me encanta el bricolaje, la decoración, las reformas y, sobre todo, compartir mis conocimientos. Mi actitud es siempre positiva y con ganas de aprender, soy vanguardista y me las apaño para encontrar siempre soluciones y trucos para facilitar el trabajo. ¡Aconsejarte, será un placer!

Productos relacionados con esta ficha consejo