Cómo pintar con rodillo

Cómo pintar con rodillo

Eugenia, experta en droguería y decoración

Ficha escrita por:

Eugenia, experta en droguería y decoración

20 fichas consejo

Hoy en día, pintar una habitación es un juego de niños, siempre y cuando elijas el material de pintor apropiado para el soporte, la superficie y una pintura adecuada. Entre la brocha y el rodillo no hay duda. El rodillo, en todas sus formas, sigue siendo la herramienta indispensable para pintar grandes superficies.

Características importantes

  • Elección del material
  • Preparación del soporte y el material
  • Pintar la superficie
  • Limpieza de la obra y del material
Ver rodillos de pintura

Pintar con rodillo: comodidad en el trabajo y calidad de acabado


Cómo pintar con rodillos

¿Quieres pintar una pared interior o exterior? ¿Pintar un mueble? ¿O incluso pintar la caseta del jardín? Si te aventuras a hacer este tipo de trabajos con una brocha, es posible que te lleven demasiado tiempo y, sobre todo, que queden marcas. Para obtener un mejor acabado, hay que pintar con rodillo.

Sea cual sea el soporte y la pintura que vayas a aplicar, seguro que existe un rodillo adecuado. El uso del rodillo de pintura es práctico para pintar superficies grandes y pequeñas y supone un verdadero ahorro de tiempo y la garantía de un resultado óptimo.

Conocimientos necesarios

Para pintar con rodillo es necesario conocer las técnicas de aplicación. Asimismo hay que saber preparar un soporte. Saber alisar, lijar, poner cinta de carrocero, aplicar una imprimación y lavar las herramientas. Se trata de acciones que no requieren competencias especiales. Esta obra es tan solo una sucesión de acciones sencillas, pero precisas.

Tiempo de realización


Tiempo

Depende del estado del soporte y de la superficie.

Número de personas


Personas

1 persona

Pasos para la realización

  1. Elección del material
  2. Preparación del soporte y el material
  3. Pintar la superficie
  4. Limpieza de la obra y del material empleado

Herramientas y consumibles


Herramientas y consumibles

  • Rodillo adecuado para la tarea;
  • plásticos y papel de protección;
  • brocha redonda o de recortar;
  • bandeja o cubeta para pintura;
  • rejilla de escurrido;
  • cinta de carrocero;
  • alargador en caso necesario;
  • máscara de protección;
  • mono de protección;
  • mezclador de pintura.
Ver el catálogo de ManoMano
Imprimación

1. Elegir el material adecuado para el soporte y la pintura

Elección del rodillo de pintura


undefined

Elegir un rodillo adecuado es la condición indispensable para pintar con éxito. Dependiendo del soporte para pintar y de la pintura utilizada, habrá que elegir un rodillo u otro.

  • Los rodillos de fibras o pelo corto, de entre 8 y 11 mm, son perfectos para pintar una superficie lisa y uniforme;
  • los rodillos de pelo muy corto, de 5-6 mm, son más adecuados para pinturas brillantes o lacas. Estos rodillos, llamados flocado o rodillos para lacar, permiten dar un acabado perfectamente liso;
  • los rodillos de fibras o pelo largo, de entre 12 y 14 mm, están hechos para las superficies con relieve, el gotelé, el tejido de fibra de vidrio, los enlucidos, los revestimientos o fachadas con relieve o rugosas, etc.;
  • los rodillos de espuma son perfectos para los barnices y las resinas epoxy. También puedes usarlos para cualquier soporte liso;
  • los rodillos para lasur, o protector decorativo de madera, los rodillos para suelos o incluso los rodillos para barniz tienen una composición resistente y adecuada para cada tipo de pintura.

Además del grueso de la fibra o pelos del rodillo, hay que tener en cuenta el material. Un rodillo de fibra natural (lana) es adecuado para paredes y pinturas al agua (acrílicas)  y un rodillo de fibras sintéticas tendrá mayor resistencia y duración, para una pintura sintética (pintura al disolvente).

Los rodillos de microfibra ofrecen un alto rendimiento y muy buena cubrición, porque reparten la pintura de manera más igualada, y al no absorber tanta pintura, aportan un alto rendimiento.

Podrás pasar el rodillo por todos los rincones, ya que está disponible en diferentes tamaños. El más clásico es de 180 mm. También hay rodillos de 240 mm y otros más pequeños, de entre 50 y 100 mm y de entre 110 y 120 mm.

Elección de la brocha y las protecciones


Papel hidrófugo

Escoge una brocha de recortar para pintar las esquinas. El tamaño dependerá del tamaño de la superficie a pintar.

En el caso de la cinta de carrocero, fieltro protector para el suelo o los plásticos de protección, la elección la determina las dimensiones y características de la superficie que se vaya a cubrir.

Elección del tipo de pintura o revestimiento


Escalera

El revestimiento aplicado en la pared, el techo o en los muebles se elige según sus propiedades intrínsecas (pintura para pared, muebles, metal o azulejos, barniz para metal o madera, lasure o protector decorativo de madera, enlucidos en yeso, etc.) y el acabado deseado.

Ver el catálogo de ManoMano
Enlucidos

2. Preparación del soporte y el material


Lijadora de pared

Como en cualquier obra de pintura, es indispensable preparar bien el soporte.

  • Lija el soporte con un papel de lija o una lijadora de pared, dependiendo de la superficie y su estado. Si el antiguo acabado está dañado por suciedades o grasa, límpialo con detergente a base de sosa  o acetona según lo que vayas a pintar. Cuando sea necesario, repara el soporte con masilla de relleno o alisado, pastVer a para madera, o masilla tipo silicona;
  • si es preciso, coloca cinta de carrocero a lo largo de los molduras, rodapiés, las juntas de las ventanas y los bordes de las puertas, interruptores y en cualquier otro sitio en el que quieras delimitar la aplicación de la pintura;
  • tapa los muebles con plásticos o lonas de protección y también el suelo con papel o cartón para evitar salpicaduras;
  • mezcla la pintura con un mezclador montado en un taladro. Vierte la pintura en la bandeja e introduce la rejilla de escurrido;
  • coloca un alargador extensible en el rodillo si vas a pintar superficies en altura;
  • si compras un rodillo de pintura nuevo, es posible que se le caigan algunos pelos. Para evitar que acaben en la pared o en la superficie que vas a pintar, puedes lavarlo antes con agua fría o bien aplicar cinta adhesiva por toda la superficie del rodillo para retirar los pelos que no estén bien adheridos;
  • si no quieres ensuciarte la ropa, puedes adquirir un mono de pintor. Dependiendo de la pintura que uses, deberás ponerte una máscara de protección, gafas y guantes.
Ver el catálogo de ManoMano
Pintura

3. Aplicación de la pintura con el rodillo


Palo telescópico para rodillos

Para no dejar marcas al pintar la pared, es necesario que respetes algunas normas.

  • Despeja las esquinas con una brocha de recortar, es decir, pinta una franja de pintura en el perímetro de la pared. También puedes ensanchar esta franja con un rodillo pequeño de 100 mm de ancho para no empezar directamente con el rodillo grande, que podría llegar a tocar el techo si la franja no es suficientemente ancha;
  • colócate frente al soporte y empieza por la esquina superior izquierda (si eres diestro) o por detrás de una puerta o zona no muy visible, para acostumbrarte a usar el rodillo;
  • Se aconseja trabajar por zonas de un metro cuadrado aproximadamente;
  • Empapa el rodillo en pintura y escúrrelo. No debe gotear ni estar demasiado empapado en pintura bajo ningún concepto. Para ello, tras haber sumergido la mitad del rodillo en la bandeja de pintura, muévelo suavemente hacia adelante y hacia atrás en la rejilla de escurrido. El rodillo se escurre de forma uniforme para garantizar un acabado regular y estético en la pared;
  • aplica el rodillo en el soporte adaptando la presión ejercida. La presión debe mantenerse lo suficiente para que la pintura que lleva el rodillo se aplique en el soporte;
  • pasa el rodillo de arriba abajo y luego de abajo arriba paralelamente hasta que el soporte quede cubierto de pintura de manera uniforme, o sea necesario volver a impregnar el rodillo. La superficie pintada, llamada franja, tiene tres o cuatro veces la anchura del rodillo. Luego puedes hacer una pasada cruzada en sentido contrario, de izquierda a derecha, para uniformizar la pintura;
  • cuando el rodillo esté descargado, efectúa una última pasada ligera verticalmente para alisarlo todo;
  • no se recomienda cargar demasiado el rodillo, ya que existe el riesgo de que queden marcas y chorretones;
  • si estás pintando un techo, empieza siempre por una esquina de la izquierda y pinta de cara a la fuente de luz para poder ver bien el trabajo;
  • a continuación, espera a que se seque la primera mano y luego aplica una segunda mano respetando las mismas instrucciones;
  • entre la aplicación de dos capas de pintura con la correspondiente pausa puedes envolver el rodillo con film transparente o dentro de una bolsa. Este truco hará que el rodillo no se seque y, por lo tanto, no será necesario que lo laves.
Ver el catálogo de ManoMano
Pintura

4. Limpieza de la obra y el material


Limpieza
  • No esperes a que la pintura esté seca para retirar la cinta de carrocero;
  • quita los plásticos de protección de los muebles y el papel del suelo y mételo todo en una bolsa de basura;
  • los rodillos y las brochas de recortar se lavan con un producto de limpieza específico (agua para la pintura acrílica y aguarrás o disolvente para la pintura al disolvente) y luego se guardan para un próximo uso;
  • los botes de pintura se cierran y se escribe el mes y el año en la tapa. Si tienes varios botes, también puedes escribir en qué soporte se ha aplicado la pintura. Así garantizas que se mantiene la misma tintada, y no hay variaciones en el color si necesitas hacer retoques más adelante.
Ver el catálogo de ManoMano
Bolsa de basura
Ver rodillos de pintura

Ficha escrita por:

Eugenia, experta en droguería y decoración, 20 fichas consejo

Eugenia, experta en droguería y decoración

Eugenia tiene 37 años y lleva 14 en el mundo del bricolaje. Empecé a trabajar en el sector para ganarme la vida, pero se convirtió enseguida en mi pasión.Todos estos años de práctica me han convertido en una profesional polivalente de la pintura y la decoración, pasando por las herramientas, el jardín y el mundo del sanitario. Me he encontrado clientes de todo tipo, incluso uno que me preguntó un día por ¡una chimenea de paracetamol!Me encanta el bricolaje, la decoración, las reformas y, sobre todo, compartir mis conocimientos. Mi actitud es siempre positiva y con ganas de aprender, soy vanguardista y me las apaño para encontrar siempre soluciones y trucos para facilitar el trabajo. ¡Aconsejarte, será un placer!

Productos relacionados con esta ficha consejo