Cómo mantener un estanque de jardín

Cómo mantener un estanque de jardín

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo

Ficha escrita por:

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo

46 fichas consejo

Sea por su diseño o por su funcionamiento, el mantenimiento del estanque de jardín es imprescindible. Instalación de una bomba, colocación de una cascada, plantas acuáticas, limpieza, filtrado... Aprende qué medios debes poner para garantizar la vitalidad de este medio acuático.

Características importantes

  • Instalación y limpieza del filtro
  • Instalación de lámpara de rayos UV
  • Control y limpieza del agua
Elige los productos para mantener tu estanques

Por qué realizar mantenimiento en un estanque de jardín

Un estanque abandonado a su suerte está condenado al deterioro. Por el contrario, gracias a la realización de determinadas tareas sencillas, puedes garantizar su vitalidad: agua clara, plantas desarrolladas, peces saludables... En suma, un conjunto en equilibrio, con la belleza del lugar preservada.

Ver el catálogo de ManoMano
Estanque

Un ambiente delicado


Fuente de jardín

Un estanque de jardín alberga un ecosistema frágil, que conviene mantener con el fin de asegurar su equilibrio. En efecto, son diversos los factores que amenazan su vitalidad, empezando por el estancamiento del agua, que favorece la aparición de algas y la formación de sedimentos. El oxígeno se hace escaso y la supervivencia de los peces presentes en el estanque queda amenazada.

Por otra parte, la proliferación de determinadas plantas acuáticas o algas, puede convertirse en un problema; así sucede con las microalgas o filamentosas. Lo mismo puede decirse en relación con el exceso de peces: debido a sus excrementos, el agua se carga de nitratos y favorece el desarrollo de algas que reducen el índice de oxígeno del medio acuático.

La evaporación del agua y el aumento de su temperatura es otro factor de riesgo.

Estos ejemplos ilustran la fragilidad de este pequeño ecosistema y muestran hasta qué punto resulta imprescindible realizar un mantenimiento de tu estanque de jardín. Esta labor se lleva a cabo en dos niveles: de manera previa, es decir, durante el propio diseño del estanque y, posteriormente, por medio de una intervención periódica cuya frecuencia dependerá de la temporada y de las circunstancias concretas.

Ver el catálogo de ManoMano
Estanque de jardín

El mantenimiento del estanque en una fase previa


Cascada

Gracias a los arreglos introducidos durante la instalación del estanque de jardín garantizamos una reducción drástica del tiempo dedicado al mantenimiento futuro del estanque. He aquí algunos de estos ajustes previos:

  • elección del emplazamiento del estanque: una ubicación bien elegida evita sorpresas desagradables, por lo que es importante escoger un lugar, si es posible, a la sombra y alejado de árboles que puedan cubrir constantemente el estanque con hojas y semillas caídas;
  • instalación de una bomba para estanque, indispensable para asegurar la oxigenación del agua haciéndola circular;
  • instalación de un filtro para estanque: el filtrado del agua permite destruir las bacterias y las algas por medio de una acción biológica y mecánica, así como retirar las impurezas del agua;;
  • instalación de filtro de rayos UV: la acción del clarificador de agua, con sus rayos ultravioletas, destruye las algas y las bacterias, garantizando un agua clara y limpia para plantas y peces;
  • instalación de una cascada: al agitar el agua, esta acción favorece su oxigenación;
  • colocación de plantas acuáticas para que aporten oxígeno al agua;
  • introducción de peces adaptados: en número no excesivo, evitando especies demasiado voraces como el pargo.

Mantenimiento habitual de un estanque


EStanque con patos

El mantenimiento regular del estanque de jardín permite conservarlo en buenas condiciones de vida para la fauna y la flora que alberga. Al mismo tiempo, estas labores favorecen su mejora en términos estéticos. Un estanque con un mantenimiento adecuado aporta belleza y esplendor al jardín. He aquí algunas operaciones sencillas y necesarias para el buen cuidado de tu estanque:

  • control visual del nivel y la claridad del agua. Si el nivel es bajo (algo frecuente en verano) deberás añadir más agua. Si el estanque está turbio, deberás controlar el filtro;
  • retirada de hojas o de otros residuos vegetales usando un cestillo o recogehojas, principalmente durante el otoño;
  • limpieza periódica del filtro: para evitar su obstrucción;
  • control de algas filamentosas o en suspensión para que no invadan u obstruyan el filtro;
  • limitar las plantas invasoras suprimiendo aquellas que presentan superpoblación y cortando aquellas que crecen en exceso. Si el estanque dispone de plantas en cestas o reteles sumergidos, deberás comprobar si están llenas y añadir tierra en caso contrario;
  • controlar el comportamiento de los peces y su número: es importante que te asegures de que los peces tienen buena salud y que su población es razonable. Calcula unos 50 litros de agua como mínimo por ejemplar.
Ver el catálogo de ManoMano
Recogehojas

Mantenimiento de un estanque de jardín por temporada


Estanque de jardín

Como hemos visto anteriormente, la calidad del agua depende también de la luz del sol y de la temperatura. El mantenimiento será diferente según la estación del año.

Mantenimiento de un estanque en primavera


Peces de estanque de jardín

Tu sistema de filtración suele estar apagado en esta época del año. Tan pronto como la temperatura del agua alcance los 10 ° C, debes reiniciarlo, asegurándote de que todo esté funcionando correctamente.

Poda y recorta las plantas alrededor del estanque y en las orillas. Planta nuevas, si fuera necesario.

Limpia la superficie y desecha las hojas muertas y otros depósitos con la ayuda de una red para estanques. Si hay peces en tu estanque, comprueba su estado de salud.

Restaura el nivel de agua del estanque si fuera necesario.


Mantenimiento de un estanque en verano


Estanque de jardín

Esta es la época del año que requiere mayor trabajo. Limpia tu sistema de filtración con regularidad, sus boquillas (si tienes chorros de agua o fuentes) y comprueba el correcto funcionamiento de los distintos dispositivos.

Controla el nivel de oxígeno una o dos veces al mes (una vez por semana si tienes peces) y aprovecha para verificar el pH.

Limpia regularmente la superficie del estanque de algas y hojas o depósitos flotantes.

Poda las plantas. Si tienes peces, verifica su salud. Repite el nivel de agua tantas veces como sea necesario.


Mantenimiento de un estanque en otoño


Red para proteger de hojas el estanque

Es hora de prepararse para el invierno.

Limpia por última vez el sistema de filtración y más concretamente, realiza una limpieza a fondo para su hibernación. Tan pronto como la temperatura del agua baje a menos de 10 ° C, apágala.

Alimenta a tus peces con más regularidad para que puedan abastecerse durante el invierno.

Si es posible, extiende una red en la superficie del estanque para evitar que las hojas muertas caigan sobre la superficie del agua. Completa el nivel del agua por última vez.


Mantenimiento de un estanque en invierno


Estanque de jardín

Es un período de letargo para tu estanque. Los peces tienen una actividad lenta y las plantas han dejado de crecer.

Corta las plantas una última vez si es necesario y protégelas de las heladas.

Recoge regularmente las hojas secas de la superficie (con un salabre o con tu red). Deja de alimentar a tus peces.

Detén el sistema de filtración (si aún no lo has hecho) tan pronto como el agua baje a menos de 10 ° C. Si tienes la oportunidad, coloca una cubrición anticongelante atando un plástico o lona a la superficie.

Ver el catálogo de ManoMano
Salabre
Elige los productos para mantener tu estanques

Ficha escrita por:

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo, 46 fichas consejo

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo

Dirijo desde hace varios años un servicio de jardinería y cuento con una clientela formada por particulares y empresas. Tengo a mi cargo un equipo de jardineros y me ocupo de la creación y mantenimiento de espacios verdes. Además de eso, aporto mi experiencia y conocimientos a mis clientes en lo que se refiere a mantenimiento y mejoras de los jardines. En este sentido, poseo una formación comercial, habiendo desempeñado diversas funciones en hostelería al inicio de mi carrera profesional. Posteriormente orienté mi carrera hacia la ordenación paisajística, en el seno de una colectividad territorial, dónde adquirí sólidos conocimientos técnicos gracias a la formación interna y a las labores de seguimiento desempeñadas en importantes obras en un municipio sometido a numerosos cambios. En el plano personal, tengo que señalar que estoy orientado hacia el arte de la jardinería. En este sentido, he creado y diseñado con mi esposa un jardín que cuido con esmero, al igual que una preciosa huerta.  ¡Y no nos olvidemos del bricolaje, también se me da bastante bien! Porque para trabajar en el jardín, también hay que saber hacer algo de bricolaje: pérgolas, cabañas, suelos empedrados, vallas y muchas más cosas... ¡Siempre hay trabajo en un jardín!   Después de haber trabajado con dedicación, mi esposa y yo solemos estar muy orgullosos del resultado obtenido y encantados de poder disfrutar de un entorno agradable y acogedor. Así que nada más sencillo para nosotros que daros consejos sobre el mantenimiento y la mejora de vuestros jardines o la elección de herramientas para trabajar. Estamos a vuestra disposición.

Productos relacionados con esta ficha consejo