Servicio al cliente disponible por chat

La mayor selección de productos de bricolaje

¿Cómo mantener el hierro?

Ficha escrita por:
Lucas, apasionado constructor con madera, Pamplona

Lucas, apasionado constructor con madera, Pamplona

31 fichas consejo

El óxido ataca cualquier material de hierro no tratado. Si el galvanizado o el acero inoxidable es la solución contra el óxido, las pinturas antióxido también protegen los metales de la corrosión. El desoxidante y el fijador también son eficaces par tratar los metales contra la oxidación.

  

Características importantes

  • Imprimación y antioxidante
  • Pintura antióxido
  • Fijador
  • Desoxidante
  • Activador

¿Qué es un antioxidante?


Con el contacto de agentes atmosféricos como el aire y el agua, la mayoría de los metales entran en un proceso de corrosión que puede modificar su apariencia a corto plazo, pero sobre todo puede deteriorarlos a largo plazo: hablamos del óxido. 

Además de romper la estética, el óxido es conocido por debilitar los metales (sobretodo en el exterior, lo cual puede ser peligroso cuando los metales se utilizan en estructuras de carga o de mantenimiento. 
 
Existen dos soluciones para remediar este problema: utilizar un metal inoxidable o, más simple, aplicar un producto de protección para evitar problemas. 



 

Antióxido e imprimación para metal

 
Existe una gran variedad de productos antióxido destinados a evitar o a retrasar la corrosión de los metales. Puedes encontrarte todo tipo de casos, para los que encontrarás una solución adaptada a cada problema. 
 

Fase acuosa o fase disolvente 

 
Podemos encontrar productos antióxido en estas dos fases. Una fase disolvente dura más y es más eficaz, pero menos ecológica debido a su composición y su aplicación puede producir olores fuertes, así como la emisión de COV (Compuesto Orgánicos Volátiles). Una fase acuosa se aplica fácilmente y su duración es mucho más corta. Es recomendable optar por disolventes resistentes al exterior y priorizar los productos acuosos en el interior.
 

Metales ferrosos y no ferrosos 

Es una cuestión que debes decidir antes de comprar. Los antioxidantes se comportan de manera distinta: algunos actúan solamente sobre metales ferrosos (fundición, hierro, acero) y otros sobre el cobre, latón y plomo. También existen productos compatibles con todos los metales.
 


Pintura antioxidante e imprimación antioxidante
 

Para terminar, los productos de protección antióxido se venden en dos estados distintos. En primer lugar, bajo un aspecto de imprimación, es decir, productos que se aplican en una capa inferior y que hay que recubrir con una o dos capas de pintura. En segundo lugar, se puede aplicar directamente una pintura antióxido, con un acabado de tu elección (mate, brillante, satinado, etc.).

La pintura antioxidante presenta dos grandes ventajas que no podemos olvidar: un ahorro de tiempo importante y que obtienes inmediatamente el acabado deseado. Recuerda que el uso de una imprimación eficaz proporciona una mayor duración a los metales. 
 

Aplicación de un antioxidante

 
En cualquier caso, no dudas en asegurar que cubres todas las zonas de tu casa (incluso en darles dos capas). Si te olvidas de aplicarlo en una pequeña parte, el óxido puede aparecer y extenderse rápidamente. 

¿Cómo renovar un metal oxidado?

Fijador de óxido para metal 

Un fijador de óxido sirve para neutrarlizar el óxido: su papel es el de cubrir y neutralizar su acción nefasta sobre el metal. El fijador sirve, por tanto, para los metales que ya han sido atacados para eliminar cualquier posible riesgo. Tras la aplicación, existen pocas posibilidades de que el óxido vuelva a aparecer, lo cual te permitirá aplicar un producto de acabado, como una pintura para metal o un varniz para metale. Ten en cuenta que debes decapar la superficie con una lija para quitar totalmente el óxido.

 

Desoxidante para metal 

A diferencia de un fijador, un desoxidante para metal es un producto decapante, que merece un poco de esfuerzo. La aplicación de desoxidante se realiza con cepillo o a remojo después de haber eliminado el óxido no adherente al cepillo metálico; protede los metales ferrosos por medio de la fosfatación en frío.

El desoxidante es un producto muy eficaz para renovar los metales: tras la aplicación del desoxidante, tan solo tendrás que aplicar una imprimación antioxidante e incluso una pintura antioxidante y podrás estar tranquilo durante algunos años.
           




Otros productos para metal

Decapante

En forma de gel o de pintura, el decapante es indispensable para dar un aspecto nuevo a los metales tras haber recibido numerosas manos de pintura. Su uso con pincel evita un lijado largo y engorroso. Es recomendable asegurar una buena protección de las vías respiratorias y de las manos.
 

Activador de óxido

Para los amantes del actual efecto oxidado, también es posible acelerar la aparición de óxido y conseguir un efecto oxidado muy estético en tus metales. Se trata de un uso puramente estético. El activador de óxido se aplica con pincel o rodillo que debe enjuagarse abundantemente tras su aplicación.

¿Cómo pintar un metal oxidado?



Pintura antioxidante para metales

 
Para resumir, existen dos métodos principales para renovar un trozo de metal: Pour faire simple, disons qu'il y a deux méthodes principales pour rénover une pièce de métal :
 
  • La solución rápida y barata, que consiste en limpiar y pulir las piezas y aplicar una pintura antióxido varias veces. Puedes escoger el acabado y ganar tiempo; 
  • La solución larga pero de larga duración, que necesita un fijador o un desoxidante, una imprimación y una pintura especial para metales. Es un trabajo costoso, pero garantizará la duración de tu producto.
En ambos casos, pintar un metal requerirá siempre una preparación antes: limpieza al menos de las partículas de óxido no fijadas en un papel abrasivo, una cepillo metálico e incluso una lijadora o una pulidora equipada de un disco abrasivo de láminas (sobretodo si tienes que decapar grandes superficies). 

La pintura antioxidante se aplica como una pintura clásica, con rodillo o pincel. Tan solo hace falta respetar el tiempo de secado entre las dos capas indicado por el fabricante.

4 preguntas y respuestas sobre el metal

ManoMano

¿Por qué se oxida el metal?

 
En primer lugar, el metal se oxida y el hierro se corroe (la corrosión es el nombre usado para denominar el óxido de hierro). La corrosión u oxidación es la alteración de un metal tras el contacto de ciertos atenges atmosféricos oxidantes (cambio de estado de un metal no inoxidable con el contacto del agua, aire, oxígeno, sal, etc.)


Un proceso de oxidación anormal en el interior de tu casa puede revelar un problema de humedad en tu hogar que habría que solucionar. Es importante tener en cuenta que el óxido aparece y se propaga rápidamente: prueba a dejar una herramienta de acero bajo la lluvia y observa su estado a continuación. 
 

¿Qué metales no se oxidan?

 
Todos los metales que no son de hierro, puesto que el óxido se refiere a la óxidación del hierro. Algunos metales disponend e una resistenca muy buena a los oxidantes o presentan una reacción mínima (el aluminio o el óxido de aluminio es una película blanquecina superficial no perforante. La oxidación de zinc es comparable a la oxidación de la plata, del cobre y del aluminio; tan solo basta una fina película en la superficie para hacer que el metal se cubra y, además, esta no alterará la durabilidad del mismo. El inox es el nombre utilizado para el acero inoxidable (esta propiedad se debe a una cantidad de menos de 1.2 % de carbono y más de 10.5 % de cromo). La galvanización permite también tratar los metales contra la corrosión. El oro es el único metal inoxidable, que tiene como contrapartida su elevado precio. 
 
 

¿Cómo puedo quitar el óxido del metal?

 
El óxido se quita con un desoxidante aplicado con pincel o a remojo sobre los metales ferrosos después de haber eliminado el óxido que no se fija en el cepillo metálico (aplicación con Equipamientos de Protección Individuales o EPI).
 
Puede aplicarse igualmente el fijador de óxido pero al contrario que el desoxidante, el fijador no quita el óxido sino que neutraliza su desarrollo. En ambos casos, el material de hierro debe cubrirse de una pintura antioxidante para metalesy/o antes de una imprimación.  
 
 
 

¿Cómo puedo dar un aspecto oxidado al metal?

 
El aspecto oxidado se crea gracias a un activador de óxido que acelaera el fenómeno de oxidación. Puede ser pulverizado, aplicado con pincel o esponja.

Como en el caso de otros productos, se recomiende el uso de EPI. 

 

¿Crees que esta ficha consejo ha sido útil? Si
0 me gusta
Ficha escrita por:

Lucas, apasionado constructor con madera, Pamplona 31 fichas consejo écrits

Lucas, apasionado constructor con madera, Pamplona

Después de haber trabajado algún tiempo en la construcción, en concreto en el sector de las reformas, pintura, embaldosado, carpintería, montaje de cocinas y de cuartos de baño, decidí obtener el diploma de montador-constructor de madera y creo que ha sido una buena decisión, porque no hay nada más agradable que trabajar una estructura o concebir una casa de madera.

Me apasiona todo lo relacionado con el trabajo de la madera y uno de mis sueños es construir mi propia casa con este material.

Además de eso, soy un auténtico incondicional de las herramientas utilizadas en la construcción: me encanta informarme acerca de las novedades, los métodos de utilización, los trucos y las prestaciones de cada herramienta nueva que sale al mercado, tanto las utilizadas para el trabajo de la madera, como todas las demás. Estaré encantado de daros consejos y de ayudaros a elegir.

¡Feliz bricolaje! 

Productos relacionados con esta ficha consejo

íConéctate para poder responder!

Los manitas hablan