Cómo elegir una fresadora

Cómo elegir una fresadora
¿De qué te hablamos en esta ficha?
Ficha escrita por:
Lucas, apasionado constructor con madera, Pamplona

Lucas, apasionado constructor con madera, Pamplona

31 fichas consejo
La fresadora es una máquina imprescindible que te ayudará a simplificar tus trabajos de carpintería y ebanistería. ¿Quieres saber más sobre ella? Su función es permitirte trabajar los cantos de la madera para conseguir un resultado perfecto. También descubriremos la infinidad de posibilidades que nos brinda.

Características importantes

  • Capacidade de corte
  • Fresado
  • Modular
  • Mesa de fresado
  • Potencia
  • Pes
  • Accesorios

Para qué me puede servir


null

Puede que nunca hayas escuchado esta palabra... Fresar significa alisar o labrar una pieza de metal o de madera con una fresadora. Para que lo veas más fácil, si tienes una superficie de madera con un canto recto y quieres redondearlo o biselarlo, es aquí donde nuestra herramienta preferida entra en juego. Una fresadora te permitirá realizar el trabajo de manera uniforme a lo largo de toda la superficie del canto.

Una fresadora de cantos se parece mucho a una fresadora de superficie, aunque su tamaño es más reducido para proporcionar una mayor facilidad y la precisión en su manejo. El principio es el mismo: podemos colocar la fresa que queramos y ajustar la profundidad de fresado gracias a una regulación micrométrica que se ajusta a través de cremallera.

¡Pero nuestra herramienta no solo sirve para rebajar los cantos de una superficie de trabajo! También sirve para redondear los bordes de una pieza de madera, moldear, biselar, ranurar o  contornear. ¡Está muy a la par de su hermana mayor la fresadora de cantos!

¡Para terminar, además de poder trabajar la madera maciza o los diferentes tipos de laminados como contrachapados o aglomerados, también puede trabajar piezas de plástico, aluminio e incluso pladur!

Ver el catálogo de ManoMano
Fresadora de cantos

¿Una vueltecita por las diferentes fresadoras?


null

Aquí tienes un pequeño resumen de las características principales de la fresadora.

  • La potencia de una fresadora está comprendida entre 440W y 1000W en el caso de las más grandes. Estas últimas están destinadas a trabajos en serie en talleres profesionales. ¡Para practicar, y al mismo tiempo no dejarse los dedos en el intento, a un carpintero aficionado le bastará con una de 700W!
  • El peso, desde 900 gramos hasta más de 4 kilos para aquellas fresadoras destinadas a fines muy específicos. Al principio, es mejor que elijas una herramienta multifunción manejable y ligera. 
  • El precio, desde 90 euros hasta más de 1.500 euros. Entre otras cosas, por eso estás leyendo esta guía: ¡No te arruines innecesariamente!

Para complicar un poco más tu elección, existen dos tipos de diseños.

  • Para mesa de fresado fija: la superficie es fija, por lo que hay que manejar la herramienta horizontal o verticalmente siguiendo la posición del canto o de la pieza a trabajar. Se trata del uso más corriente y sencillo. 
  • Para mesa de fresado movible: la posición de la base se puede modificar, permitiendo un trabajo óptimo tanto en posición vertical como horizontal. Además, se puede inclinar de 0º a 45º, incluso 91,5º en el caso de los modelos de alta gama. Resulta muy práctico para los trabajos de biselado y no hay necesidad de utilizar una fresa especial. Como imaginarás, estos modelos serán algo más caros.

¡Hagamos ahora un pequeño recorrido por los motores!

  • Desde 10.000 hasta 35.000 revoluciones por minuto (giro en vacío). Tú eliges. No te olvides de que una velocidad alta mejora la calidad del acabado de los trabajos y permite mecanizados más rápidos. ¡Ni se te ocurra trabajar madera maciza durante todo el día con un motor poco potente, de lo contrario, ¡hazlo por pasos!
  • Es buena idea optar por un motor con regulador electrónico que permita un arranque suave y progresivo, sin sobresaltos (esto puede evitar accidentes) y con un variador de velocidad (esencial si quieres trabajar varios tipos de materiales). 

Una última cosa antes de pasar al siguiente punto. Por lo general, el cuerpo de la fresadora es de aluminio por la ligereza que proporciona, pero la base puede ser:

  • de plástico transparente, la ventaja es una mejor visibilidad y una mayor en ligereza, pero ten cuidado con la fragilidad; 
  • de aluminio fundido, esto es sinónimo de robustez y de fiabilidad. Normalmente, se trata de herrmientas de alta gama con sus componentes, por lo que también son más caras.  
Ver el catálogo de ManoMano
Superficie

¿Qué hay que tener en cuenta antes de elegir?


null

Además de las características anteriores, hay varias cosas que debes tener en cuenta para elegir una fresadora de calidad.

¿Cuál es la capacidad máxima de corte? Rebajar un canto no requiere nada especial, pero si lo que quieres es multiplicar las funciones de tu herramienta, como contornear madera maciza, ¡te harán falta otros recursos!

  • La profundidad máxima de fresado: puede alcanzar los 55 mm, pero algunas herramientas profesionales destinadas únicamente al nivelado se ven limitadas a los 5m. ¡No se puede tener todo en el mundo de las herramientas! 30 mm sería lo ideal para una herramiente polivalente (nivelado, ranurado, trabajos de contorneado).
  • El diámetro máximo de la fresa: el récord se encuentra en los 36 mm. Sin embargo, esto es útil para los profesionales que utilizan fresas concretas o que equiparan su herramienta con una fresadora de cantos. 

Recuerda que una fresadora de superficie no sustituye una fresadora de cantos: su capacidade de corte y su potencia son algo menores. Una fresadora eficaz ha de ser ante todo manejable, fácil de regular y por qué no, polivalente.

En cuanto a los ajustes, es necesario un reglaje micrométrico que además te permitirá ser aún más eficaz si se puede modificar al 1/10 de milímetro con una rueda de ajuste. ¡Incluso existen modelos de ajuste con muescas de 0,035 mm, pero esto es demasiado si tan solo eres un aficionado!

¿Un poco de ayuda en cuanto a las fresas?

Siempre y cuando el diámetro sea el correcto, las fresas de las fresadoras de cantos - para biselar, para ranurar, las rectas - se podrán utilizar con tu fresadora. El único aspecto que hay que respetar es el diámetro de la pinza, la parte que hace de puente entre la fresa y el motor.

6 y 8 mm de diámetro es lo más normal, aunque una que acepte las dos medidas resulta muy interesante para poder utilizar una mayor variedad de fresas. ¡También podemos encontrarlas de 6,35 mm de diámetro, pero te será más complicado adquirir fresas a buen precio!

Las mejores fresas para tratar tu madera y tus láminas de contrachapado son de carburo - tipo HM (Hard Metal). Ten en cuenta que existen plaquitas reversibles que se pueden cambiar. ¡A la larga es algo que puede resultar económico!

Existen un montón de accesorios, ¿son importantes?


null

¡La respuesta es sí! Algunos incluso serán indispensables para que tus trabajos no se vayan al traste:

  • la guía paralela sirve para seguir una marca o trazo al pie de la letra. ¡Perfecta para trabajos de ranurado en tableros! Algunas fresadoras cuentan con un compás circular para hacer lo mismo, pero en versión redonda. 
  • la guía de copiado para seguir una superficie de referencia curva o plana. 
  • ¡La guía de fresado será tu mejor amiga para nivelar con los ojos cerrados! Viene equipada con un rodamiento - si tus fresas no vienen incorporadas - para seguir la superficie de referencia de tu pieza. Se puede quitar para ranurar o para hacer otro tipo de trabajos. 
  • La salida de aspiración no es obligatoria para trabajos puntuales, pero es necesaria si usas tu fresadora todos los días.

¡Aquí tienes el ABC de los accesorios! Para los que queréis más, tened en cuenta que podéis encontrar un tope de fresado o bien una luz de trabajo LED integrada.

Nota del manitas: como tienes la vista tan desarrollada, ya habrás podido observar que la base de la fresadora puede ser cuadrada o redonda. ¡Esto es así para facilitar el contacto de la herramienta con las superficies! ¡Una base redonda por un lado y cuadrada por el otro siempre es un plus!

¿Y por qué no elegir una fresadora modular de cantos?


null

Si aún no estás decidido, tal vez el siguiente párrafo te haga cambiar de opinión y optes por una fresadora modular de cantos. El principio es simple pero eficaz: un solo bloque de motor sobre el que se cambiarán la base y los accesorios.

De esta manera, podrás equiparla con:

  • una base de fresado recta para los trabajos clásicos;
  • una base inclinable para el biselado o moldurado;
  • una base de eje desplazado para algunas tareas de fresado en lugares de difícil acceso;
  • una base de superficie para transformar tu herramienta en una verdadera fresadora de cantos 100% eficaz.

Esta solución resulta ser el término medio entre polivalencia y potencia, y sobre todo, lo ideal si lo que quieres es comprar una herramienta y no dos.

Lo último antes de ponerse con la fresadora

Fíjate cuando elijas la fresadora ya que existen modelos muy concretos: para pvc, para pladur, para contornear, etc.

Si eres una manitas ocasional, un modelo modular será interesante para que puedas descubrir las múltiples posibilidades que ofrece la fresadora de superficie y la fresadora de cantos. En cuanto a las ventajas, nada más que añadir, ¡a estas alturas seguro que tienes claro lo que necesitas!

Para terminar, no descuides la calidad de las fresas. No sirve de nada contar con una herramienta de último modelo, pero con fresas de mala calidad que puedan ser incluso peligrosas. ¡Es mejor pagar algo más!

Para saber más...

Si quieres saber más sobre fresadoras y accesorios para el taller, puedes consultar los siguientes enlaces:- Cómo elegir los productos de limpieza para madera- Cómo montar un taller de soldadura- Cómo realizar un fresadoCómo elegir un suelo- Cómo elegir un taladro- Cómo elegir un condensador de ajusteCómo elegir una pulidora- Cómo elegir una broca

Ficha escrita por:

Lucas, apasionado constructor con madera, Pamplona 31 fichas consejo écrits

Lucas, apasionado constructor con madera, Pamplona
Después de haber trabajado algún tiempo en la construcción, en concreto en el sector de las reformas, pintura, embaldosado, carpintería, montaje de cocinas y de cuartos de baño, decidí obtener el diploma de montador-constructor de madera y creo que ha sido una buena decisión, porque no hay nada más agradable que trabajar una estructura o concebir una casa de madera.

Me apasiona todo lo relacionado con el trabajo de la madera y uno de mis sueños es construir mi propia casa con este material.

Además de eso, soy un auténtico incondicional de las herramientas utilizadas en la construcción: me encanta informarme acerca de las novedades, los métodos de utilización, los trucos y las prestaciones de cada herramienta nueva que sale al mercado, tanto las utilizadas para el trabajo de la madera, como todas las demás. Estaré encantado de daros consejos y de ayudaros a elegir.

¡Feliz bricolaje! 

Productos relacionados con esta ficha consejo