Cómo elegir una estufa de leña

Cómo elegir una estufa de leña
¿De qué te hablamos en esta ficha?
Ficha escrita por:
Sebastián, Manitas autodidacta

Sebastián, Manitas autodidacta

199 fichas consejo
Rústica, antigua o de diseño, la estufa de leña siempre encuentra su sitio para proporcionarnos la mayor de las comodidades. De leña, de doble combustión, de radiación, turbo... diferentes tipos, autonomías y rendimientos. Esta guía resulta esencial para elegir correctamente tu estufa de leña.

Características importantes

  • Tamaño
  • Material
  • Potencia
  • Rendimiento
  • Uso
  • Opciones y confort

Claves para elegir una estufa de leña


Elementos clave para elegir una estufa de leña

Para elegir una estufa de leña tendremos en cuenta los siguientes elementos:

  • Tus necesidades:
  • la potencia calorífica, que se refiere al volumen (m3) de la estancia que queremos calentar y al aislamiento. Para realizar el cálculo tendremos en cuenta:
  • su rendimiento: relación entre la energía consumida y la que se restituye. Cuanto mayor es, más económica es la estufa (eficaz a partir del 70 %);
  • la autonomía, que se refiere en gran medida al tamaño del hogar;
  • Ladrillos refractarios de vermiculita (+), chamota (+), hierro fundido (++);
  • estufas de acero (+ barato, inercia <) o de hierro fundido (+ caro, inercia >).
  • los materiales:

Las estufas con leñero funcionan con leña. Sin embargo, algunos modelos son mixtos y aceptan granulados. Existen varias opciones para mejorar la comodidad y el uso:

  • producción de agua caliente,
  • horno, como cocina,
  • sistema de vidrio limpio o vitrocerámica,
  • ventilación, para impulsar el aire caliente,
  • regulación, para aumentar la velocidad,
  • encendido, facilidad y accesibilidad del cenicero.

Si quieres ampliar toda esta información, sigue leyendo...

La estufa de leña, un sistema de calefacción rústico o moderno


Estufa de leña

Empecemos por definir qué es una estufa de leña: es un aparato de calefacción que actúa a la vez como sistema de calefacción complementario o central (uso de la estufa de leña como sistema principal de calefacción o sistema secundario).

Gracias a los diferentes materiales, formas y diseños, unidos a características como la combustión (simple o doble), la potencia o el rendimiento, puedes encontrar estufas de leña adaptadas a todas las necesidades.

La estufa quemaleños de madera de longitud y tipos distintos. La instalación está normalizada y se necesita una chimenea para evacuar el humo. Una estufa de leña requiere mantenimiento (leña, cenicero, hogar, deshollinado).

Tipos de estufas de leña

La estufa de leña está recomendada para un uso puntual, como complemento al sistema de calefacción. Dispone de una autonomía limitada (no más de 6 horas de media) y puede estar fabricada de hierro fundido o de acero. Hay ser cuidadoso son el volumen de calentamiento recomendado y el rendimiento. Ya sea rústica o moderna, ¡puedes encontrar cualquier estilo!  Te damos, a continuación algunas ideas para escoger.

Si ya dispones de un sistema de calefacción central pero buscas un complemento para el salón o la planta baja, ¡la estufa alimentada con leña de poda será tu mejor aliada!

Si lo que deseas es convertir tu estufa de leña en el sistema de calefacción principal, puedes elegir entre dos posibilidades: estufas Turbo y estufas de doble combustión.

Las estufasde leña de radiación, también llamadas estufas por acumulación refractarias, aunque son menos habituales, están diseñadas para conservar y propagar el calor, y su ventaja principal es su autonomía.

Estufa Turbo


Estufas de leña

La estufa Turbo es económicay alcanza rápidamente temperatura porque cuenta con un segundo sistema de aire ajustable (los gases se queman a media altura). Las estufas Turbo tienen buen rendimiento y su calidad está certificada. La combustión permite disminuir los depósitos de hollín. Está disponible en varios materiales, tanto rústicos como contemporáneos.  

Estufas de doble combustión


Estufas de doble combustión

La estufa de doble combustión es la más económica por una buena razón, ¡quema los gases de la primera combustión en una segunda cámara! Es ecológica y eficiente por definición y cuenta con un rendimiento del 80%. Cuantos más gases quema, menor es la contaminación. Además cuenta con la prestigiosa certificación francesa «Flamme Verte», que es un referente en el mercado. La estufa de doble combustión se llama también estufa de postcombustión.

Estufa de leña de radiación 


Estufa de leña de radiacion

La estufa de leña de radiación es voluminosa, y tiene gran autonomía (hasta 20h después de la carga), pero al ser más grande, consume más. Está diseñada con materiales refractarios para una mejor conservación y propagación del calor. Este tipo de estufa admite leños largos (50 cm) y goza de gran rendimiento. La estufa de leña de radiación desprende mucho calor.


Materiales de la estufa de leña

En función del modelo de estufa de leña, el estilo y su destino son preferibles ciertos materiales para el exterior. Hierro fundido o acero, restitución o diseño, ¡tú eliges! ¡Te aseguramos que algunos modelos de estufa reúnen las dos ventajas!

Estufa de leña de hierro fundido


Estufa de leña de hierro fundido

El hierro fundido es un material robusto, pero con mucho peso y difícil de instalar. Dispone de excelente inercia térmica (conservación del calor) y propagación homogénea del calor que permiten obtener un buen ahorro decombustible.

Estufa de leña de acero


Estufa de leña de acero

El acero es más ligero que el hierro fundido y por tanto el insert de acero es más fácil de instalar.Es más barato y alcanza rápidamente la temperatura, sin embargo, es menos eficiente en cuanto a la restitución del calor que el hierro fundido.

No es infrecuente la mezcla de estos dos materiales para conseguir al mismo tiempo eficacia diseño.


Tamaño y material del interior de una estufa de leña


Elegir el tamaño del hogar y el material de los ladrillos refractarios

El hogar es la parte interior de la estufa que alberga los leños. Cada estufa tiene una capacidad distinta para poder utilizar leños de medidas distintas, cuyo tamaño influye en la autonomía de la estufa de leña. Cada estufa tiene una capacidad distinta según el tamaño de los leños que puede acoger, por ejemplo de hasta 50 cm.) La autonomía y el calor desprendido también están relacionados con el tipo de madera que se quema: leño de roble (madera dura, hoja perenne, sin resina) con un poder calorífico y un tiempo de combustión superiores a los leños de pino (madera blanda, conífera con resina). La autonomía de una estufa de leña varía generalmente entre 6 y 12 horas.

No hay que sobrevalorar el tamaño del hogar de la estufa de leña ya que en términos de calidad de calentamiento (eficacia y contaminación), es mejor la combustión de un fuego contenido en un hogar pequeño que la combustión de un fuego lento en un hogar de tamaño grande (y por tanto menos suciedad).

La combinación ideal es elegir una estufa de leña con volumen de calentamiento adecuado a tu vivienda y tus hábitos de confort/comodidad.

En cuanto a los materiales, el hogar de la estufa de leña puede estar fabricado con ladrillos refractarios, como la vermiculita o la chamota, y también con hierro fundido. La función de los ladrillos refractarios es proteger el hogar y restituir el calor, cualquiera que sea el material de las paredes del calentador.

Ladrillo refractario de vermiculita

La vermiculita ofrece un aislamiento eficaz, una inercia menor y menos rapidez a la hora de alcanzar la temperatura. Los ladrillos de vermiculita pesan poco.

Ladrillo refractario de chamota

La chamota es un material que presenta buena resistenciaa los golpes y arañazos, aunque tiene menor aislamiento en comparación con la vermiculita. Estos ladrillos refractarios pesan mucho.

Interior de hierro fundido

De entre todos los materiales destinados a uso como ladrillo refractario, el hierro fundido es el que presenta las mejores características: ofrece una buena inercia y un aislamiento óptimo y eficaz. Estos ladrillos refractarios pesan mucho.

Calcular la potencia de una estufa de leña


Estufa de leña

Para elegir una estufa de leña adecuada hay que asegurarse de disponer de un aparato de calefacción con la capacidad correcta para el volumen que se quiere calentar. La potencia es una unidad de medida controlada y normalizada (según las normas europeas UNE-EN 13229 y UNE-EN 13240).

La potencia mide la capacidad de calentamiento de la estufa de leña y se indica en vatios (W) o Kilovatios (kW), 1000 W = 1 kW. La potencia de una estufa de leña hace referencia al volumen que se quiere calentar expresado en metros cúbicos (m3) o a una superficie en metros cuadrados (m²). La potencia influye en el consumo de combustible.

Para calentar bien tu casa es necesario calcular bien la potencia de la estufa de leña. Sin embargo, sobredimensionar la estufa de leña es tan inútil (diferencia de temperatura: 30°C en la estancia donde se encuentra instalada y 20°C en la estancia de al lado) como instalarla en una habitación poco o mal aislada.

Existen dos métodos de cálculo de la potencia de una estufa de leña según la calidad del aislamiento de la vivienda.

Potencia de la estufa de leña para una vivienda con aislamiento básico o inexistente

Se necesita una potencia de 0.1 kW, es decir, se necesitan 100W por m² que se quiere calentar, unos 0,1kW por m². Para una vivienda de 100 m², la potencia de la estufa debe ser de 10 kW (se establece una altura de techo de 2.50 m para realizar el cálculo). Para realizar un cálculo más preciso (si la altura del techo difiere), la potencia se determina a partir del volumen, en cuyo caso atribuimos 0.04 kW por m3.

Potencia de una estufa de leña para una vivienda bien aislada 

Para viviendas muy bien aisladas basta con 60 W por m², es decir, 0,6 kW por m². Para calentar una superficie de 100 m², la potencia de la estufa será de 6 kW. Si el cálculo de la potencia de la estufa de leña está relacionado con el volumen que hay que calentar (si la altura difiere de 2.50 m), se aplican 0.024 kW por m3.

Rendimiento de una estufa de leña


Rendimiento de una estufa de leña

El rendimiento es la relación entre la energía producida por la estufa de leña y la energía que consume. Se expresa en porcentaje (%). El rendimiento puede variar entre el 50% y el 80% en función de la estufa de leña. 


Cuanto mayor es el rendimiento, menor es el consumo y menos madera se consume, y por ello es más económica y ecológica. Una estufa de leña con un rendimiento del 70% se considera un aparato de calefacción eficaz. Por ejemplo, una estufa de leña que disponga de ese rendimiento y con emisiones de monóxido de carbono (CO) inferiores o iguales al 0,3%, sería una estufa calificada de alto rendimiento, que son las más económicas.

Medidas, autonomía, potencia y rendimiento: las 4 características para elegir

Empieza por elegir el tipo de estufa de leña, piensa en la autonomía, la potencia, la potencia calorífica y el rendimiento. ¡Cuidado con elegir una estufa desproporcionada para el lugar que le tienes reservado!

Medidas de la estufa de leña


Medidas de la estufa de leña

Las medidas de la estufa de leña se calculan según el material utilizado para el revestimiento. Encontrarás estufas de todas las medidas. 


La altura puede variar de 80 cm a 225 cm, y tienen un ancho de 48 cm y 65 cm y una profundidad de hasta70 cm.

Autonomía de una estufa de leña

La autonomía de una estufa de leña es un factor importante a la hora de elegir porque determina el número de cargas y la ausencia autorizada antes de que la estufa se apague (funcionamiento continuo), autonomía de más de 10h, intermitente.

Potencia calorífica de una estufa de leña

La potencia de calentamiento de una estufa de leña es una característica determinante porque demasiado calor o calor insuficiente no resulta útil. Se deben seguir las indicaciones del constructor y conocer el volumen de la vivienda, así como la calidad del aislamiento.

Rendimiento una estufa de leña

El rendimiento en una estufa de leña es fácil de evaluar: cuanto más elevado es, más económica es tu estufa. ¡Piensa en adquirir una estufa con certificación europea u otra internacional!

Estufa de leña de radiación o con acumulación de calor


Estufa de leña de radiación o con acumulación de calor

La estufa de leña de radiación o con acumulación de calor es una verdadera inversión.  

Imponente y con mucho peso, la estufa de leña de radiación acumula el calor y lo libera después lentamente gracias a los materiales de fabricación (cerámica, roca volcánica o ladrillo refractario).

Estos materiales disponen de una fuerte inercia térmica que permite almacenar la energía y de restituirla después mediante radiación. Con un fuego de 2 a 3 horas basta para calentar tu casa durante 8 a 20 horas, según la estufa de leña. Mientras calienta, el hogar de la estufa con acumulación puede alcanzar hasta 1000°C.

Inconvenientes de las estufas de leña de radiación: el peso y volumen, que alcanzan fácilmente 1000kg, es decir, 1 tonelada (T) para 1.6 m3.

Opciones para mejorar la comodidad de una estufa de leña


Opciones principales de estufa de leña

Las diferentes opciones son útiles para mejorar la comodidad de usar una estufa de leña:

  • accesibilidad del cenicero cuando la estufa está funcionando,
  • el «sistema vidrio limpio» para facilitar la limpieza del vidrio que se oscurece,
  • sistema para facilitar el encendido,
  • una tasa de CO2 reducida,
  • una entrada de aire que permite el configurar el encendido, ajuste manual, automático o termostático (estufa de leña con regulación),
  • un vidrio de vitrocerámica,
  • la posibilidad de pasar de leños a pellets (los granulados se envían en sacos de 15 kg), que necesitan menos mantenimiento y son el combustible principal de ese tipo de estufas,
  • la ventilación permite distribuir mejor el calor (estufa de leña con ventilación),
  • el horno nos permite gozar de una cocina de leña al mismo tiempo que se calienta la vivienda. Existen estufas de leña con horno y cocina de leña, llamada habitualmente hornillo. 

¿Sabías que una estufa de leña puede funcionar también como sistema de producción de agua caliente, mediante un calentador? En casos en los que no dispongas de acceso a otro tipo de combustible en tu hogar, puede ser una opción a tener en cuenta.

Ventajas e inconvenientes de las estufas de leña

Cierto es que la calefacción con madera aporta un encanto especial y el calor que propaga sonroja las mejillas. Entre mantenimiento, comodidad y bienestar, te explicamos a continuación las ventajas e inconvenientes de una estufa de leña:

Estufa de leña: ventajas


Estufa de leña: ventajas

La madera es una energía renovable y ecológica. El precio de este combustible varía en función del tipo, el corte, la cantidad enviada y la región. Es asequible, aunque hay que recordar que cuanto más reducido es el corte, más aumenta el precio. La elección de la leña influye en la suciedad que genera y la autonomía. El poder calorífico de los distintos tipos de leña es bastante parecido en su conjunto.  

El calor difundido por una estufa de leña es denso y agradable, con un olor seductor para los nostálgicos. La llama que se genera durante la combustión puede ser corta o larga según el tipo de leña que se quema y de la activación del hogar.

La estufa de leña forma parte del mobiliario de una vivienda y aporta a la estancia un toque de decoración viva, aporta calor en sentido figurado.

Los mejores modelos de estufas de leña tienen muy buen rendimiento. Pueden utilizarse como sistema de calefacción principal o complementario, según la distribución y la potencia.

Se debe elegir bien el lugar que ocupa la estufa de leña en la estancia porque es un aparato de calefacción que desprende calor directamente. La estufa de leña propaga el calor por convección (distribución del calor por los conductos) y por radiación (calor emitido por la estufa en sí misma ya que libera todo el calor almacenado).

Estufa de leña: inconvenientes


Estufa de leña: inconvenientes

Además de la necesidad de encender y alimentar la estufa con combustible, requiere mantenimiento frecuente  y hay que vaciar el cenicero de forma periódica. Una estufa de leña emite humos que deben evacuarse por una chimenea: ¡Piensa, por ejemplo, en el deshollinado!

Una estufa de leña es grande y requiere de una superficie de suelo importante. Es posible que la instalación de los conductos de evacuación de humos no sea muy estética.

La leña es un combustible que ocupa mucho: hay que almacenarla y protegerla de las inclemenencias meteorológicas (el volumen de entrega se expresa en m3), el estéreo es la antigua unidad de medida y equivale 1 m.
La instalación de una estufa de leña está sujeta a medidas de seguridad: precaución con los niños. Debido al calor que se emite alrededor de la estufa de leña (difusión del calor por radiación) la temperatura de la estancia donde se encuentra instalada a menudo es superior a la temperatura de las otras estancias en las que se distribuye el calor (difusión del calor por convección).

Instalación de una estufa de leña


Cómo instalar una estufa de leña

Una estufa de leña está sujeta a restricciones que hay que tener en cuenta antes de adquirirla. Estos son los principales criterios:   

Una estufa de leña en casa con seguridad


Consejos posventa de estufa de leña

Calentarse con leña es casi un modo de vida.  Hay que pensar en la seguridad y equipar las estancias con detectores de humodetectores de monóxido de carbono. Estos sistemas de seguridad resultan una inversión pequeña y son necesarios para prevenir cualquier riesgo y por tu propia seguridad.


Los equipos para estufas de leña y chimeneas garantizan el mantenimiento: barrera de seguridad, portaleña, cubeta y pala para cenizas, salvachispas, limpiador para cristales,cuelgaúltiles (pala, escoba, gancho y pinza) y aspirador de cenizas.

Ver el catálogo de ManoMano
Detectores de humo

6 consejos para elegir la estufa de leña adecuada

Resumiendo, para elegir tu estufa debes fijarte en los siguientes aspectos:

Tipo de estufa

Determinar bien el tipo de estufa que necesitas te garantiza disfrutar de la mejor producción de calor para tu vivienda.

Rendimiento

Elegir una estufa de leña con alto rendimiento es ahorrar a corto plazo ya que es uno de los requisitos para percibir bonificaciones y ayudas, a largo plazo la estufa es más económica.

Potencia

Elegir la potencia correcta para tu estufa es indispensable para no calentar menos de lo necesario o sobrecalentar la vivienda (la potencia viene dada por la superficie o el volumen). En función de la tecnología y los materiales de la estufa, con 10 kW se pueden calentar m 100 m².

Hogar

El tamaño del hogar condiciona el tamaño de los leños, e influye directamente en la autonomía: elige siempre un hogar grande y vigila la autonomía de la estufa.  

Materiales

La elección de materiales de la estufa de leña resulta determinante para su potencial de restitución del calor de radiación. El hierro fundido presenta una mejor inercia. 

Saber más sobre estufas y sus accesorios

Cómo elegir una estufa de pellets


Cómo elegir una estufa de bioetanol


Cómo elegir una estufa de parafina


Cómo elegir tubos y accesorios de evacuación de humos para estufas

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta 199 fichas consejo écrits

Sebastián, Manitas autodidacta
Mi lema es: aprender es mejor que pedir. Y...¿cuál es la recompensa final? Pues, una cerveza bien fresquita. La curiosidad por las cosas me ha hecho pasar muchas horas haciendo bricolaje, arreglando cosas por casa, construyendo muebles...espero poder ayudaros después de todo lo aprendido.

Productos relacionados con esta ficha consejo