¿Cómo elegir una estación de bombeo?

¿Cómo elegir una estación de bombeo?

Jerónimo, Electricista

Ficha escrita por:

Jerónimo, Electricista

144 fichas consejo

Cuando el desagüe por gravedad de tus aguas residuales no resulta posible, estás ante un verdadero problema. Tanto si las aguas son duras como si van poco cargadas, en saneamiento autónomo o colectivo, la solución técnica más sencilla es la estación de bombeo. Depósito, cuba, bomba sumergible... Te lo explicamos.

Características importantes

  • Aguas duras y cargadas
  • Aguas ligeramente cargadas
  • Agua clara
  • Grosor de las impurezas
  • Cuba de almacenamiento
  • Regulación y ajuste
Ver estaciones de bombeo

Qué es una estación de bombeo


Sanicubic

Una estación de bombeo resulta indispensable cuando quieres evacuar aguas residuales y no es posible hacerlo de manera natural, por medio de la gravedad. Los casos son numerosos, tanto si estás equipado con un sistema de saneamiento individual (fosa séptica, filtro de arena, riego/drenaje) como si estás conectado a la red colectiva (evacuación a la alcantarilla), puede almacenar y elevar aguas residuales pluviales, sin necesidad de obra civil.

La estación de bombeo automática consta de varios elementos:

  • Depósito de almacenamiento;
  • una o varias bombas sumergibles;
  • un sistema de control y de regulación.

Principales criterios para configurar la instalación


undefined

Los principales criterios que caracterizan la instalación se basan en:

  • Volumen del tanque de almacenamiento en relación con la necesidad de vivienda;
  • instalación del tanque o cuba de almacenamiento, enterrado o instalado en una habitación;
  • la naturaleza del agua a evacuar;
  • la altura de elevación o altura manométrica total y el caudal de la bomba de elevación;
  • la configuración de la regulación, por flotador o sonda piezométrica;
  • fuente de alimentación, monofásica o trifásica.
Ver el catálogo de ManoMano
Estación de bombeo

Cómo funciona una estación de bombeo


Cómo funciona una estación de bombeo

El principio de funcionamiento es relativamente sencillo: cuando las aguas residuales alcanzan el depósito de almacenamiento, el nivel sube. Al alcanzar una determinada altura, la o las bombas sumergibles se ponen en marcha y dirigen el agua hacia el punto de vertido deseado.

El volumen del depósito o cuba de almacenamiento y la bomba sumergible se adaptan al caudal y a la naturaleza del agua que es necesario evacuar.

Por su parte, el sistema de regulación y de control se ajustan en función del caudal de agua que llega al depósito y del volumen de éste. El objetivo es que la o las bombas se pongan en marcha el menor número de veces posible, que nunca funcionen en vacío y que aprovechen al máximo el volumen útil del depósito o cuba de almacenamiento.

Para un funcionamiento óptimo y sin desgastes prematuros del sistema de bombeo, son primordiales el tipo de bomba/s y el ajuste o la regulación elegida.

Ver el catálogo de ManoMano
Bombas sumergibles

Qué características elegir


Sanivspeed bomba elevadora

Hay que entender que una estación de bombeo es un conjunto de componentes, todos igual de importantes. Deberás elegirlos con arreglo a tus necesidades. Para saber qué tipo de depósito y qué tipo de bomba(s) necesitas, debes considerar algunos aspectos.

La naturaleza de las aguas

Para empezar: la naturaleza del agua es un factor primordial ya que determina el tipo de bomba que debes utilizar. Una bomba sumergible, además de su potencia y su caudal, posee una característica importante: la granulometría o paso granular. Este parámetro, expresado en mm, indica el grosor de las impurezas que pueden pasar por la bomba sin bloquearla y sin obstruir las canalizaciones. Así, tenemos varios tipos de aguas.

Aguas duras y muy cargadas


Aguas duras y muy cargadas

Son las aguas más difíciles de bombear ya que contienen papeles, toallitas, materias sólidas, etc. Las bombas específicas para este tipo de aguas tienen una gran granulometría > 50 mm. Para evitar problemas de obstrucción se recomienda elegir una bomba con función trituradora, que esté equipada con una rueda que desmenuce todo lo que pase por ella antes de enviarlo a la canalización de evacuación. Este tipo de bomba está presente directamente en salidas de viviendas, antes de una red de saneamiento colectivo o en la entrada de una fosa séptica.

Aguas poco cargadas


Aguas poco cargadas

Aquí ya no hablamos de aguas duras, sino de aguas residuales susceptibles de contener materias en suspensión de pequeño grosor en concentraciones bajas. Orienta tu elección por una bomba de granulometría media, entre 20 y 50 mm. Por lo general, este tipo de bomba está situada a la salida de una fosa séptica o de una instalación de tratamiento previo (antes de ser enviada a un filtro de arena o a una planta de tratamiento de aguas residuales, por ejemplo). Se utiliza para las aguas residuales de la cocina y el baño.

Aguas claras


Aguas claras

Solemos relacionar las aguas tratadas con las aguas claras. Una bomba con una granulometría pequeña, de 5 a 20 mm resultará ideal. Este tipo de bomba se sitúa a la salida del tratamiento de una red de saneamiento individual (filtro de arena o pequeña estación de tratamiento de aguas). 

Una vez determinada la naturaleza del agua, solamente queda por definir el caudal, el depósito de almacenamiento y la regulación.

Caudal de la bomba

Es la característica principal de una bomba y se expresa en l/mn (litros por minuto) o en m3/h (metros cúbicos por hora). Cuando elijas tu bomba sumergible, estudia atentamente la información facilitada por el fabricante sobre el caudal. Esto muestra el rendimiento de la bomba y la relación entre el caudal y la altura de descarga. Por simplificar, cuanto  más alto tenga que evacuar el agua la bombamenos caudal habrá en la salida (caudal = 0).  La altura total (TH), que es un valor de referencia, indica el rendimiento de la bomba a una altura de descarga y un caudal definidos. Si se excede este valor, el agua simplemente no alcanzará el punto de descarga. El caudal indicado en el cuerpo de las bombas es el caudal con altura manométrica cero, verifícalo atentamente con respecto a la altura de tu instalación.

Depósito o cuba de almacenamiento

Es un elemento clave de la instalación. En función del espacio disponible, podrás elegir entre depósitos de formas diferentes. Para calcular con precisión el volumen útil que vas a necesitar, ten presente que para una vivienda de 5 habitaciones debe ser de 100 litros como mínimo. Añade 25 litros por cada estancia adicional.

Bombeo de poca altura (< 3 m) 

Da prioridad a un depósito de tipo columna. Con frecuencia encontrarás conjuntos totalmente equipados, compuestos por una cuba de polietileno, una bomba sumergible y un dispositivo de regulación. El volumen útil de estos depósitos oscila entre los 100 y los 350 litros.

Bombeo de altitud media (> 3 m) 

Ya no te interesará elegir un depósito tipo columna, hay que pasar a una cuba. Habitualmente este tipo de depósito es enterrado, si bien en algunos casos puede estar anclado al suelo (en un sótano, por ejemplo). También aquí encontramos cubas que van desde 100 hasta varios miles de litros. En todos los casos, el depósito de almacenamiento estará ventilado y será accesible.

Regulación/Ajuste 


Estación elevadora

Es el cerebro de la instalación. La regulación puede llevarse a cabo por medio de boyas de nivel o de sondas piezométricas. La ventaja de las boyas de nivel es que la regulación es sencilla, al igual que su sustitución en caso de mal funcionamiento.

Por el contrario, según la naturaleza del agua que debas evacuar, las boyas pueden ensuciarse con facilidad, lo que en ocasiones limita su flotación y por tanto la detección del nivel. Las sondas piezométricas son mucho más precisas y no se ensucian con tanta rapidez, pero su ajuste y su sustitución exigen conocimiento específicos ya que para funcionar deben ser conectadas a una terminal automatizada.

En todos los casos los ajustes tienen como objetivo que la o las bombas nunca funcionen en vacío (recalentamiento, descebado, gripado). El punto de ajuste del nivel alto (que pone en marcha el bombeo) nunca se situará por encima del nivel de la canalización de entrada de las aguas. Algunos sistemas incluyen un nivel de alarma (o nivel muy alto) que activa un indicador visual o una señal sonora.

Ver el catálogo de ManoMano
Canalización

Consejos de instalación y de mantenimiento

Cuando instalas una estación de bombeo hay algunas normas básicas que debes respetar.

Proteger el sistema de bombeo 


Válvula de retención

Instala una o varias válvulas antirretorno en la canalización de salida de la o las bombas para que no se queden sin aguas. Si las bombas funcionan en vacío, no solamente no evacuarán agua, sino que se recalentarán (e inevitablemente se quemarán, antes o después).

Ventilar el depósito


Ventilar el depósito

Cuando se trabaja con aguas residuales y se almacenan (aunque sea temporalmente), se pone en marcha un proceso biológico que provoca la emisión de gases.

Por tanto, es indispensable ventilar siempre el depósito de almacenamiento

Verificar el cableado eléctrico y conexiones


Interruptor de presión

El agua y la electricidad nunca han hecho buena pareja. Verifica minuciosamente todas las conexiones eléctricas para cerciorarte de que son estancas (mínimo IP8 o IP65) y que están protegidas ante un eventual ascenso de agua al depósito (por ejemplo, si una de las bombas sufre una avería).

Equipar la instalación con una alarma


Sirena inalámbrica

Nada te obliga a hacerlo, solamente el sentido común. No puedes estar comprobando a diario que todo funciona con normalidad en tu estación. Por tanto, es recomendable que coloques una alarma (como un indicador luminoso o tipo baliza) que te avisará de un fallo de nivel en el depósito y/o de un fallo eléctrico en las bombas.

Mantenimiento y conservación


Estación elevadora de aguas fétidas

Como es habitual, una instalación con un buen mantenimiento es garantía de durabilidad y de tranquilidad. Esto resulta especialmente útil en el caso de una estación de bombeo. El origen de las averías puede ser muy variado, por lo que deberás ser particularmente cuidadoso con el mantenimiento de tu estación.

Limpia regularmente los detectores de nivel (boyas o sondas), verifica periódicamente tus conexiones eléctricasy al menos una vez al año saca la o las bombas de la estación para limpiarlas, previo corte de la alimentación eléctrica.

Algunos residuos pueden quedar depositados en el fondo de la estación de bombeo. Lo ideal es recurrir a un profesional de la limpieza regularmente, para bombear esos materiales y sanear completamente la estación.

Ver el catálogo de ManoMano
Conexiones eléctricas
Ver estaciones de bombeo

Ficha escrita por:

Jerónimo, Electricista, 144 fichas consejo

Jerónimo, Electricista

Me formé como electricista y trabajé en este sector muchos años. Después me dediqué al mundo de la construcción, en elque tuve la oportunidad de coordinar, controlar y organizar varios proyectos de obra. Actualmente llevo 4 años restaurando una casa de campo con mi mujer y mi hija. Llevamos muchas horas invertidas en esa casa, y gracias a mi experiencia profesional y ahora también personal, me encantaría dar una mano a todo aquel que tenga dudas sobre el bricolaje y aconsejarle en algunos asuntos.

Productos relacionados con esta ficha consejo