Servicio al cliente disponible por chat

La mayor selección de productos de bricolaje

Cómo elegir una ducha de hidromasaje

Ficha escrita por:
Ana, Pintora

Ana, Pintora

33 fichas consejo
La ducha hidromasaje ofrece chorros tonificantes, de lluvia o relajantes y resulta muy beneficiosa para la salud y el bienestar de sus usuarios. Las duchas de hidromasaje ofrecen tratamientos relajantes y energizantes llamados hidroterapia. Aquí tienes nuestros consejos para elegir la ducha que mejor se adapta a ti. 

Características importantes

  • Ducha de hidromasaje a medida
  • Cabina de hidromasaje de una sola pieza
  • Programa de masaje
  • Opción de cabinas de hidromasaje

Precio

de 279,00 € a 3 699,00 €

Cabina de hidromasaje: el placer de la hidroterapia en el baño


La cabina de ducha hidromasaje también se llama cabina de spa, y toma su nombre de la balneoterapiauna terapia basada en chorros de agua proyectados hacia varias partes del cuerpo con diferentes caudales y presiones que favorecen la relajación de los músculos y la circulación sanguínea.

Puedes utilizar cabinas de hidromasaje para uso terapéutico (para aliviar los dolores articulares o musculares, estrés o hipertensión) o simplemente para permitirte un momento de relajación en el cuarto de baño. La temperatura del agua debe estar entre 31 y 35 ° C, de modo que se favorezcan los intercambios entre los principios activos de la piel, el agua y los oligoelementos. Cualquiera que sea su uso, los efectos positivos de la cabina de hidromasaje en términos de bienestar están más que comprobados.

Elegir la cabina de hidromasaje adecuada


Será la forma del plato de ducha (cuadrado, media luna, rectangular) lo que determinará la forma final de tu cabina. Y será el espacio disponible para colocar tu ducha de hidromasaje el que determinará sus dimensiones: 80 x 80; 90 x 90; 110 x 80; 115 x 80; 90 x 120; 80 x 120; 135 x 135 cm. Puesto que hay infinidad de cabinas de hidromasaje, con diferentes dimensiones y diseños, podemos clasificarlas en dos categorías: cabinas monobloque y cabinas personalizadas. La configuración de sus cuartos de baño determina el tipo de ducha de hidromasaje que se instalará.

La cabina monobloque o cabina integral

Este es un modelo listo para instalar y conectar. Es perfectamente impermeable y puede instalarse en cualquier lugar del baño, siempre que haya espacio para integrarlo. La plato de ducha y la pared inferior están hechas principalmente de acrílico y las puertas en vidrio Securit. El sistema de hidromasaje incluye una sola columna con ducha de mano y varias boquillas (entre 4 y 6 en los modelos estándar) que están controladas por un grifo mecánico.

La cabina integrable o cabina a medida

Se trata de un modelo a medida o que necesitará ser adaptado según tus necesidades, el cuarto de baño y las dimensiones de la estructura donde irá colocada la cabina. Se coloca en un lugar predefinido, en ángulo o empotrado. La cabina integrable consiste en montar una o más mamparas de ducha, una puerta, una columna hidromasaje o un plato de ducha. Fabricada en infinidad de formas y diseños, la cabina de ducha integrada no es más que una cabina de ducha personalizada donde desde las baldosas hasta la alcachofa han tenido que elegirse meticulosamente. Supone una solución en el caso de reformas en el cuarto de baño y su precio varía según la instalación, el nivel deseado de confort, la elección de los materiales, etc.

Hidromasaje: sistema secuencial o sistema multichorro


El sistema secuencial  

Cada boquilla actúa de forma independiente, por lo que puede regular la intensidad y el ritmo de cada chorro: ideal para un uso específico (alivio del dolor muscular, por ejemplo). Las boquillas se manejan mecánicamente, pero en el caso de los modelos más sofisticados, también se pueden controlar electrónicamente.

El sistema multichorro

Es la red de agua que alimenta este sistema directamente. Las boquillas funcionan simultáneamente al mismo ritmo y velocidad. Este sistema proporciona un masaje relajante para favorecer la relajación. Requiere una instalación con alta presión y un caudal importante.


Contraintes d’installation : un apport en eau satisfaisant

Para que el resultado sea aún mejor, la instalación de una cabina de hidromasaje requiere una presión mínima de 3 bares. Si no tiene suficiente presión, la instalación de una bomba de refuerzo (equipo utilizado para aumentar la presión del agua en un sistema de tuberías) puede ser una buena alternativa. También favorecerá el establecimiento de un calentador por acumulación de 300 litros y desterrará los calentadores de agua instantáneos que no ofrecen un nivel satisfactorio de confort en términos de suministro de agua caliente. Una cabina de hidromasaje consume entre 20 y 30 litros de agua por minuto.









Puerta corredera o puerta giratoria


El espacio disponible en su cuarto de baño será el que condicione tu elección del tipo de apertura de la puerta de la cabina hidromasaje. Dependiendo de su tamaño y las diversas instalaciones alrededor de la ducha, tendrás que optar por un acceso frontal o en el ángulo de la ducha. Las puertas tendrán la misma forma que el plato de ducha (curvo o recto). Tendrás que optar por el tipo de puerta que pueda combinar la parte práctica y la estética.

Puerta corredera

Se debe acceder desde el frente o desde el ángulo. Se compone de varios paneles que deben superponerse. Nos gusta su lado práctico ya que no necesita espacio adicional (ideal para cuartos pequeñas) pero también es cierto que este tipo de apertura limita el acceso a la ducha (lo cual resulta molesto para las personas corpulentas o con movilidad recucida) y hace más difícil su mantenimiento.

Puerta giratoria

Este sistema de apertura es el mismo que para la mayoría de las duchas. Nos gusta por su gran acceso a la ducha, sin embargo, suele haber falta de hermeticidad cuando la puerta se abre hacia el exterior. Otro de sus puntos débiles es que requiere una importante holgura frente a la cabina.

Programas y opciones de hidromasaje


Dependiendo del acabado de tu bañera o cabina de hidromasaje, ésta estará equipada con más o menos programas y opciones para una mayor comodidad. Los más comunes son:
  • chorros de hidromasaje y programas de masaje. Los chorros de agua o de burbujas son relajantes y dinámicos. Los chorros pueden controlarse mediante ciclos de masaje de duración variable y tener diferentes efectos;
  • la cascada de lluvia o afusión, que deposita un manto de lluvia fina y proporciona un efecto calmante garantizado;
  • el masaje de pies que envía chorros de masaje debajo de los pies es particularmente valorado por las personas que trabajan de pie.
Al igual que las bañeras de hidromasaje, existen varias opciones que pueden mejorar la comodidad de tu cabina de ducha hidromasaje, como por ejemplo:
  • la cromoterapia o terapia de color. Los rayos de luz se difunden en ciertas partes del cuerpo para proporcionar beneficios terapéuticos;
  • la musicoterapia para disfrutar de la música que favorece la relajación;
  • la aromaterapia para disfrutar de los beneficios de los aceites esenciales cuyas esencias se funden sutilmente con la piel;
  • el hammam para una máxima comodidad. La cabina combina chorros de hidromasaje y calor por difusión de vapor entre 35 y 50° C con un nivel de humedad de alrededor del 90% para favorecer la sudoración. Esta función te permite relajarte, aliviar el dolor muscular y articular, estimula la circulación sanguínea y también elimina toxinas promoviendo la apertura de los poros y rehidratando la piel. Es un generador integrado que produce vapor desde una boquilla a unos 30 cm del suelo.

Los accesorios de las duchas de hidromasaje también varían según su acabado. Aquí tienes algunos ejemplos:
  • plato de ducha de bañera (mayor comodidad);
  • estantes para el almacenamiento;
  • un cojín para la cabeza;
  • un asiento retráctil o plegable;
  • un espejo;
  • un tocador o una cúpula con sistema de iluminación encastrado (luces LED);
  • una rejilla de bambú.
¿Crees que esta ficha consejo ha sido útil? Si
0 me gusta
Ficha escrita por:

Ana, Pintora 33 fichas consejo écrits

Ana, Pintora
Autodidacta y apasidonada del bricolaje y la decoración, me encantan las antiguedades, restaurar muebles, y crear muebles diferentes y originales. Después de restaurar por completo la casa de mi hermana,¡me gustaría compartir mi experiencia con todos vosotros!

Productos relacionados con esta ficha consejo

íConéctate para poder responder!

Los manitas hablan