Cómo elegir una caldera eléctrica

Cómo elegir una caldera eléctrica

Sebastián, Manitas autodidacta

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta

231 fichas consejo

Una caldera eléctrica distribuye agua caliente a una red de radiadores o a la calefacción por suelo radiante. Puede ser de pared o de suelo, se utiliza para la producción de agua caliente sanitaria y puede combinarse con un termo. Potencia, capacidad térmica… ¡te ofrecemos consejos para elegir tu caldera eléctrica!

Características importantes

  • Potencia térmica
  • Resistencia eléctrica
  • Bombardeo iónico
  • Producción de agua caliente
  • Acumulador
  • Termostato
Ver calderas eléctricas

Funcionamiento de una caldera eléctrica


Caldera eléctrica

Como todas las calderas, una caldera eléctrica calienta el agua que luego se envía a una red de radiadores de agua caliente o a una instalación de calefacción por suelo radiante. La diferencia entre la producción de calor de una caldera eléctrica y una de otro tipo es que la eléctrica no utiliza combustible (madera, gas, gasóleo) sino electricidad.

El agua se puede calentar mediante resistencias sumergidas o por proyección de iones a gran velocidad, en cuyo caso se trata de una caldera eléctrica iónica. Las calderas iónicas ofrecen un buen rendimiento y ocupan poco espacio. Sin embargo, su precio es muy elevado y, en última instancia, poco justificable.

Una caldera eléctrica de baja temperatura, que calienta el agua a menos grados, resulta más económica (15% de ahorro).

Diferentes tipos de producción de agua caliente sanitaria


Caldera eléctrica

Una caldera eléctrica es un sistema de calefacción central que se encarga de la producción de agua caliente sanitaria (ACS). Se distinguen tres tipos de producción de agua caliente: la producción instantánea, la producción con microacumulación y la producción con acumulación.

Producción de agua caliente instantánea

El agua caliente se produce al instante, lo que conlleva un alto consumo y no está recomendado en situaciones de alta demanda. Es adecuado para necesidades menores.

Producción de agua caliente con microacumulación.

Un minitermo (aprox. 5 litros) actúa como reserva y permite disponer de agua caliente inmediatamente al abrir los grifos. La comodidad de uso mejora, aunque el consumo de este sistema de producción de agua caliente es igual de elevado que el de la producción instantánea.

Producción de agua caliente con acumulación integrada

Se trata de un tipo de producción muy habitual en las calderas eléctricas, donde un termo de unos 50 litros crea una reserva de agua caliente para mayor comodidad. Este tipo de producción es más económico que los dos anteriores.

Producción de agua caliente con acumulación


Caldera eléctrica: producción de agua caliente con acumulación

La producción de agua caliente es más económica, ya que la caldera se combina con un termo acumulador independiente con una capacidad de 50 a más de 200 litros (en función de las necesidades de la vivienda), que garantiza la distribución del agua caliente sanitaria. La reserva que constituye supone una gran comodidad para el usuario. Además, combinada con un regulador energético, la instalación permite ahorrar (funciona fuera de las horas pico).

Ver el catálogo de ManoMano
Caldera eléctrica

Método de cálculo para definir la potencia de una caldera eléctrica


Calcular la potencia de una caldera eléctrica

En el diseño de una caldera eléctrica y el cálculo de la potencia térmica intervienen diferentes factores. Te resumimos los criterios que debes tener en cuenta:

  • Volumen que necesitas calentar. Se determina multiplicando la superficie del suelo por la altura del techo. El volumen se expresa en metros cúbicos (m3);
  • temperatura deseada, expresada en grados centígrados;
  • calidad de aislamiento de la vivienda. El coeficiente de consumo de energía es de 1,6 en caso de buen aislamiento y de 2 para un aislamiento normal;
  • índice de temperatura exterior (ITE). Depende de la ubicación de la vivienda y, en general, es de 15 en la montaña, de 12 en el norte, de 9 en el centro y de 7 en el sur;
  • pérdidas de calor evaluadas y compensadas con un coeficiente de 1,3.

Fórmula para calcular la potencia

[Coeficiente de consumo de energía x (temperatura deseada + índice ITE) x volumen que se desea calentar] x pérdida de energía = potencia térmica

Tomaremos como ejemplo las necesidades de la vivienda siguiente:

  • Volumen de 300 m3 ubicado en la zona centro (ITE 9);
  • aislamiento existente correcto con un coeficiente de consumo de energía de 2;
  • Temperatura deseada de 21 °C.

[2 x (21 + 9) x 300] x 1,3 = 23 400 W, es decir, 23 kW

La caldera eléctrica debe proporcionar una potencia térmica de 23 kW.

El tamaño de los radiadores de agua caliente debe calcularse según la estancia en la que se instalen.

Si no quieres calcular y estás dispuesto a asumir el riesgo de calentar de más o de menos tu hogar, piensa que se necesitan de 20 a 28 kW para 100 m² (producción de agua caliente incluida) y de 25 a 35 kW para superficies de más de 100 m².

Ver el catálogo de ManoMano
Radiadores de agua caliente

Ventajas e inconvenientes de una caldera eléctrica

Una caldera eléctrica es práctica, ya que ofrece una buena comodidad térmica (rápido aumento de la temperatura) y una instalación sencilla. Veamos sus principales ventajas e inconvenientes.

Ventajas


Caldera eléctrica
  • Carece de combustión, por lo que no requiere salida de humos;
  • bajo mantenimiento y facilidad de uso;
  • no necesita almacenar combustible y es silenciosa;
  • instalación sencilla sin emisiones de CO2;
  • sin pérdidas de energía;
  • caldera económica.

Desventajas


Caldera eléctrica
  • Voluminosa;
  • consumo eléctrico considerable;
  • fuentes de producción de la energía costosas o contaminantes;
  • requiere equipos de regulación y administración para no consumir en exceso.

Características de una caldera eléctrica


Caldera eléctrica

Las caldera cuentan con dos configuraciones: de pared y de suelo.

La caldera eléctrica de pared es más compacta y ocupa menos espacio, mientras que la caldera eléctrica de suelo es más voluminosa.

Las calderas eléctricas pueden ser «solo para calefacción»; la producción de agua caliente sanitaria (ACS) no se incluye por sistema y debe elegirse en función de las necesidades.

La alimentación eléctrica puede ser monofásica o trifásica, según la potencia de la caldera eléctrica.

El tiempo de calentamiento es variable y ofrece comodidad al usuario. Se expresa en litros/minuto (l/min).

La caldera eléctrica suele utilizarse para calentar espacios pequeños, dado que su coste de producción de calor puede ser elevado.

Es preciso controlar su rendimiento cada 4 años. Además, un profesional debe encargarse de su mantenimiento anual.

Ver calderas eléctricas

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta, 231 fichas consejo

Sebastián, Manitas autodidacta

Mi lema es: aprender es mejor que pedir. Y...¿cuál es la recompensa final? Pues, una cerveza bien fresquita. La curiosidad por las cosas me ha hecho pasar muchas horas haciendo bricolaje, arreglando cosas por casa, construyendo muebles...espero poder ayudaros después de todo lo aprendido.

Productos relacionados con esta ficha consejo