Cómo elegir una caldera de leña

Cómo elegir una caldera de leña

Sebastián, Manitas autodidacta

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta

231 fichas consejo

Las calderas de leña pueden ser de leños, de pellets o mixtas, son ecológicas y las de condensación ofrecen un alto rendimiento. Potencia calorífica, baja temperatura, autonomía... ¡sigue nuestra ficha consejo para elegir tu caldera!

Características importantes

  • Tipo de combustible: leña o pellets
  • Rendimiento
  • Potencia calorífica
  • Autonomía
  • Producción de agua caliente
Ver calderas a leña

Funcionamiento de una caldera de leña

Caldera de leña: cómo funciona


Caldera de leña: principio de funcionamiento

Una caldera de leña es un sistema de calefacción central que calienta el agua y luego la distribuye a una red de radiadores de agua caliente o de calefacción por suelo radiante. Una caldera de leña cuenta con una cámara de combustión, también llamada hogar, y una cámara de carga, donde se introducen los leños que proporcionan la energía necesaria para calentar el agua a través de un intercambiador de calor. Los leños se introducen manualmente.

Caldera de pellets: cómo funciona


Caldera de pellets: principio de funcionamiento

Al igual que la caldera de leña, la caldera de gránulos o pellets se utiliza para calentar el agua que luego se transmite a una red de radiadores o de calefacción por suelo radiante. Los pellets se almacenan en un silo y luego se aspiran hasta un depósito intermedio para transportarse mediante un tornillo sinfín al quemador.

La energía generada por la combustión de los pellets se transmite, por medio de un intercambiador de calor, al agua que alimenta el circuito de calefacción.

Caldera de leña de baja temperatura


Caldera de leña de baja temperatura

Una caldera de leña de baja temperatura calienta el agua a 40° y luego la envía al circuito de calefacción. Las calderas de leña de baja temperatura ofrecen un alto rendimiento y requieren instalar un conducto de salida de humos. Esta tiene un precio más económico, pero consume más que la caldera de leña de condensación. Sin embargo, la caldera de leña de baja temperatura ofrece un mejor rendimiento que una caldera clásica.  

Caldera de leña de condensación


Caldera de leña de condensación

La caldera de leña de condensación (tecnología presente en las calderas de pellets) consigue un mejor rendimiento que la caldera de leña de baja temperatura, ya que aprovecha el calor generado por los humos, al condensar el vapor de agua (calor latente).

Al ser estanca o cerrada, la caldera de leña de condensación no requiere conducto de salida de humos, sino que utiliza un sistema de evacuación por deflector o tubo coaxial. Dispone de un circuito principal para la entrada de aire (necesario para la combustión) y uno secundario para la salida de humos (deflector).

Una caldera de condensación ahorra más del 20% con respecto a una caldera convencional.

Ver el catálogo de ManoMano
Calderas de leña de baja temperatura

Características de una caldera de leña


Características de una caldera de leña

Rendimiento

El rendimiento es la relación entre la energía consumida durante la combustión y la energía transmitida.

El rendimiento se expresa en forma porcentual. Cuanto más alto sea, mejor será la transmisión de energía, menos gastará la caldera y menos contaminará.

Como el consumo de combustible es menor, la eficiencia energética es mayor.

Potencia calorífica


Caldera de leña

La potencia calorífica es la potencia de la caldera de leña, es decir, su capacidad para calentar un volumen determinado. La potencia se expresa en kilovatios (1 kW = 1000 W) y se calcula en función del volumen de la casa, la calidad de su aislamiento, la temperatura deseada y el entorno exterior (zona geográfica).

La potencia de una caldera de leña se calcula sobre varios valores:

  • El coeficiente de consumo energético, que se estima en 2 para viviendas mal aisladas y en 1,6 para viviendas bien aisladas;
  • el Índice de temperatura exterior (ITE);
  • la temperatura deseada, expresada en grados centígrados;
  • el volumen de la vivienda, expresado en m3, resultante de multiplicar la superficie por la altura hasta el techo;
  • las pérdidas de energía, estimadas en 1,3.

Fórmula para calcular la potencia de una caldera

[Coeficiente de consumo de energía x (temperatura deseada + índice ITE) x volumen que se desea calentar] x pérdida de energía = potencia calorífica

Tomemos los siguientes datos como ejemplo:

  • Vivienda de 250 m3 con ITE 9;
  • buen aislamiento, con un coeficiente de consumo energético del 1,6;
  • temperatura deseada de 20 °C.

[1,6 x (20 + 9) x 250] x 1,3 = 15 080 W, es decir, 15 kW.

La potencia calorífica necesaria será de 15 kW.

Autonomía

La autonomía de una caldera es su capacidad para mantener el fuego encendido sin necesidad de reponer combustible. Se expresa en horas (h) y está relacionada con el tiro (la temperatura deseada), la capacidad de carga (longitud de los leños) o la capacidad del silo (para las calderas de pellets) y la temperatura de referencia.  La autonomía se especifica en la ficha técnica de cada caldera.

Distintos tipos de calderas de leña

Caldera de leños


Caldera de leños

La caldera de leños es un aparato de calefacción voluminoso, adecuado para la calefacción de una casa independiente. Esta caldera cuenta con una zona de carga, una cámara de combustión y un intercambiador térmico. Los leños se cargan a mano a diario. La capacidad de carga representa la autonomía de la caldera. Las calderas de leños pueden presentar dos tipos de tiro.

Caldera de leños de tiro natural 


Caldera de leños de tiro natural

Combustión ascendente: los leños se apilan sobre la rejilla del hogar y arden todos a la vez, ya que el aire de combustión principal entra por debajo (rendimiento del 50 al 90%).

Combustión horizontal: el aire de combustión principal entra por el lateral de la cámara y los leños. El rendimiento se sitúa entre el 60 y el 90%.

Combustión inversa: el aire de combustión principal entra por la parte superior de la cámara de combustión y los leños. Se optimiza la combustión y se reduce la emisión de gases. El rendimiento es ligeramente superior, entre un 65 y un 90%.

Caldera de leña de tiro forzado 


Caldera de leña de tiro forzado

La caldera de leña de tiro forzado funciona con tecnología de combustión inversa (que ofrece un alto rendimiento y emite pocos contaminantes). El tiro forzado se crea mediante un ventilador. El aporte de aire adicional consigue mejorar el rendimiento, que se sitúa entre el 70 y el 90%.

Caldera de pellets


Caldera de pellets

La caldera de pellets cuenta con un silo, que actúa como depósito intermedio y alimenta la cámara de combustión. Al estar totalmente regulada, ofrece una mayor comodidad y puede equiparse con un depósito, capaz de contener pellets suficientes para toda la temporada invernal; esta caldera se considera automática y requiere poco mantenimiento. El rendimiento de las calderas de pellets es alto, por lo que son de bajo consumo, aunque su precio de adquisición es elevado.

Hay calderas de pellets ruidosas y la instalación del depósito requiere mucho espacio.

Caldera automática


Caldera automática

La caldera automática cuenta con un depósito que permite almacenar pellets para toda la temporada. La alimentación de la cámara puede efectuarse mediante un tornillo sinfín, en cuyo caso los pellets o astillas se transportan a través de un tubo, o por aspiración (solo para pellets).

Caldera multicombustible o caldera mixta


Caldera multicombustible o caldera mixta

En este caso, una caldera mixta es una caldera que puede utilizar varios tipos de combustible, como leña y gasóleo, leña y gas o leña y pellets. La caldera dispone de una cámara de combustión para cada combustible.

Estas calderas permiten disfrutar de las ventajas de tecnologías y combustibles distintos; sin embargo, son bastante caras.

No debes confundirlas con las calderas de gas mixtas, que sirven tanto para calefacción como para producción de agua caliente sanitaria.

Diferentes tipos de producción de agua caliente

Al igual que sucede con las calderas que funcionan con otros tipos de combustible, a la hora de producir agua caliente pueden utilizar distintas tecnologías y habrá que elegir la más adecuada para las necesidades de cada vivienda.

Producción de agua caliente instantánea

La producción de agua caliente instantánea es adecuada cuando las necesidades de agua caliente son bajas y conlleva un consumo elevado, en comparación con otros sistemas de agua caliente. Instalación compacta.

Producción de agua caliente con microacumulación

La producción de agua caliente con microacumulación utiliza una pequeña reserva de agua caliente (de 3 a 5 litros), que se almacena en un termo. Esta producción permite disponer de una reserva de agua mientras se calienta agua nueva. Instalación poco voluminosa.

Producción de agua caliente con acumulación


Producción de agua caliente con acumulación

La producción de agua caliente se acumula en untermo de volumen variable(de 20 a 150 litros). La instalación es más voluminosa, pero el sistema consume menos y ofrece comodidad a los usuarios.  

Las calderas que funcionan con leños no son ideales para producir agua caliente sanitaria (ACS). Por tanto, es recomendable instalar un termo auxiliar para almacenar la energía que produce la caldera al quemar los leños. El termo acumulador también permite ganar en autonomía.

Ver el catálogo de ManoMano
Termo de volumen variable

Comparativa de las calderas de leña

Tipo de caldera

Caldera de leños

Caldera de pellets

Caldera de leña de baja temperatura

Caldera de leña de condensación

Ventajas

Precio del combustible; autonomía de 5 a 20 horas; buen rendimiento

Comodidad de uso; regulación eficiente; autonomía para toda la temporada si se añade un silo; buen rendimiento; limpieza automática

Calor suave; precio de compra más económico que el de una caldera de condensación

Muy buen rendimiento; sin conducto de salida de humos; bajo consumo

Inconvenientes

Recarga diaria, menor rendimiento; leños grandes y pesados; difícilmente garantiza la producción de agua caliente.

Alto precio de la caldera; mantenimiento anual; instalación voluminosa con silo; puede ser ruidosa

Menor rendimiento; mayor consumo

Precio de compra elevado

Ver calderas a leña

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta, 231 fichas consejo

Sebastián, Manitas autodidacta

Mi lema es: aprender es mejor que pedir. Y...¿cuál es la recompensa final? Pues, una cerveza bien fresquita. La curiosidad por las cosas me ha hecho pasar muchas horas haciendo bricolaje, arreglando cosas por casa, construyendo muebles...espero poder ayudaros después de todo lo aprendido.

Productos relacionados con esta ficha consejo