Cómo elegir un termo eléctrico

Cómo elegir un termo eléctrico

Francisco, Manitas

Ficha escrita por:

Francisco, Manitas

61 fichas consejo

Los termos eléctricos, disponen de un depósito de 50, 100, 150 ó 200 litros que se llena de agua caliente. Su capacidad se elige según nº de personas, mientras que la resistencia y ánodo dependen de si el agua es calcárea y/o agresiva. Sigue nuestros consejos para elegir el mejor calentador eléctrico.

Características importantes

  • Volumen del depósito de agua caliente
  • Ánodo y protección catódica
  • Instantáneo
  • Vertical
  • Horizontal
Ver termos eléctricos

Qué calentador eléctrico elegir: la respuesta en 4 puntos


Qué calentador eléctrico elegir: la respuesta en 4 puntos

No necesitas saberlo todo sobre calentadores eléctricos para elegir el termo de agua caliente que más te conviene. Te explicamos cómo seleccionar tu termo eléctrico en 4 puntos:

  1. Vertical u horizontal: según el lugar de instalación que hayas elegido.
  2. Volumen de agua: 75 l = 1 persona; 100 l = 2 personas; + 50 l por persona adicional.
  3. Resistencia: resistencia sumergida, si el agua es neutra o no muy dura; resistencia de esteatita, si el agua es dura.
  4. Ánodo: ánodo de magnesio, o ánodo de sacrificio, de calidad estándar para un agua moderadamente dura; ánodo de corriente impresa (ACI) para agua dura; ACI híbrido para todo tipo de agua.

Equipo de seguridad asociado obligatorio

  • Limitador termostático: limita la temperatura del agua a 50 °C;
  • grupo de seguridad: regula la presión del depósito.

Composición de un termo eléctrico

Vista detallada y descriptiva del termo


calentador eléctrico vista detallada

Un termo eléctrico se compone de:

  • Una cuba esmaltada, cuyo volumen se mide en litros (l), con unas dimensiones adecuadas al lugar de instalación;
  • una entrada y una salida de agua;
  • una resistencia sumergida en el agua, encargada de calentarla;
  • un termostato, que permite regular la temperatura establecida y activar la resistencia eléctrica para calentar el agua;
  • un ánodo que protege contra la corrosión;
  • terminales en la parte delantera para la conexión eléctrica;
  • una carcasa de plástico;
  • un indicador luminoso de calentamiento (opcional);
  • un difusor, que permite mantener una gran cantidad de agua a temperatura constante (opcional).

Volumen de agua necesario según el número de personas

Calentadores eléctricos desde 50 hasta más de 250 litros


Calentadores eléctricos desde 50 hasta más de 250 litros

La capacidad de un termo eléctrico depende en gran medida de los hábitos de consumo de agua caliente y del número de personas de un hogar. De forma esquemática, se calculan 50 litros por persona, pero hay que tener en cuenta que una ducha consume de 30 a 60 litros, mientras que un baño puede llegar a 150 litros. Con solo lavarnos las manos ya gastamos 5 litros. Para fregar los platos, otros 30 litros... A grandes rasgos, si en casa todo el mundo se ducha, se lava las manos con agua fría y hay lavavajillas, 50 litros por persona son más que suficientes. Por el contrario, si todos se bañan, se lavan las manos con agua caliente cada 5 minutos y friegas los platos con agua abundante, calcular 50 litros por persona es arriesgarse a lavarse con agua fría... ¡Revisa la capacidad de tu termo al alza!

Calcular el volumen de agua de un termo eléctrico

Versión simplificada

Número de usuarios

Capacidad

1 adulto*

50 L

1 adulto + 1 niño

75 L

2 adultos

100 L

2 adultos + 1 niño

150 L

2 adultos + 2 niños

200 L

2 adultos + 3 niños

250 L

2 adultos + 4 niños

300 L

*Puedes prever un margen de seguridad de 25 l para cubrir imprevistos (visitas, etc.).

Fórmula de cálculo

Para calcular con mayor precisión, puedes utilizar la siguiente fórmula: es necesario contar el consumo de agua del día en total, para todos los usos y personas juntos (puedes aprovechar el contador de agua). Luego, como el agua que usas está a unos 40 °C, mientras que en el termo ronda los 65 °C, tienes que dividir el consumo entre 1,8 para averiguar la cantidad real de agua caliente que consumes del termo. ¿Por qué dividimos? Porque mezclas agua caliente con agua fría y no consumes tanta agua caliente como crees.


Termos eléctricos

Termo vertical u horizontal: según la instalación

Elegir la ubicación del termo eléctrico


termo vertical vs termo horizontal

Un termo es muy voluminoso y puede ser difícil integrarlo en el hogar. Por suerte, se fabrican en diferentes formas y tamaños para cubrir todas las necesidades.

Forma y tamaño del termo

Los termos verticales son los más habituales. Si la configuración de tu hogar no te permite instalar uno vertical, existen termos horizontales, que pueden colocarse en el suelo, si dispones por ejemplo de una buhardilla, al techo si la altura lo permite o incluso en mitad de una pared. Estos depósitos no superan los 200 litros.Atención: en este caso, hay que elegir una capacidad 50 litros superior a la del calentador de agua vertical equivalente

Soporte del termo eléctrico Instalación en un muro de carga


Soporte del calentador de agua

Un termo almacena mucha agua, por lo que pesa mucho. Un peso de hasta 200 kg, puede fijarse a un muro de carga con tacos de fijación.

Instalación en tabique de calentadores de 100 l o más

Para termos a partir de 100 litros e instalaciones cuyo soporte no resistiría el peso del depósito de agua caliente, es aconsejable instalarlos sobre un trípode o pedestal.

Instalación de termos de 200 l o más

Para cualquier termo de 200 litros o más, o si los muros no son de carga, es indispensable añadir un soporte. Comprueba que el suelo pueda soportar el peso. No siempre es así, especialmente en las casas antiguas. En caso de duda, consulta a un profesional cualificado.

Termo extraplano

Existen termos extraplanos que ahorran espacio. Tienen una forma geométrica, más adecuada para espacios pequeños. Aunque su aspecto es de diseño, es posible que su precio no te guste tanto.

Ver el catálogo de ManoMano
Pedestal

Resistencia blindada o resistencia de esteatita: elige según la calidad del agua

La esteatita es un mineral que se utiliza como elemento calefactor dentro del termo. También se encuentra en los radiadores de inercia o emisores térmicos. Hay dos tipos de resistencias: las resistencias sumergidas y las resistencias de esteatita. La elección de un termo con una u otra dependerá fundamentalmente de la dureza del agua.

Resistencia sumergida


Resistencia sumergida

La resistencia está en contacto directo con el agua. Puede acumular cal y perder eficacia con el paso del tiempo. Por esta razón, se recomienda solo en regiones donde el agua tiene una dureza baja o media (con la cal, el consumo eléctrico necesario para calentar la misma cantidad de agua es mayor).

Resistencia de esteatita


Resistencia de esteatita

La resistencia se coloca en una vaina. Como no está en contacto con el agua, se desgasta más despacio e incluso puede cambiarse sin vaciar el termo. Es una elección indispensable si vives en un región en la que el agua tiene mucha cal.

Conexión entre la resistencia y el termostato

El calentamiento del agua es el resultado de la activación de la resistencia, controlada por un termostato que regula el calor en función de la temperatura de referencia configurada.


Termostatos para calentadores

Tipos de ánodos de un termo eléctrico: relación con la dureza y la agresividad del agua

El depósito de un termo está esmaltado para protegerlo de la corrosión. No obstante, este esmalte tiene microfisuras en las que puede producirse corrosión, así como en otros elementos metálicos del aparato. Para evitar la corrosión, todos los depósitos cuentan con un ánodo, un dispositivo anticorrosión que, por su composición, la atrae hacia sí y evita que ataque el resto de los componentes. Este elemento con frecuencia se encuentra junto a la resistencia en la que también se depositan acúmulos de cal. En los termos más modernos el ánodo se encuentra separado de la resistencia o 

Agua dura o agua blanda: su importancia

Un agua dura es muy calcárea (tasa hidrotimétrica superior a 30 °F) y rica en elementos minerales. Por el contrario, el agua blanda es poco calcárea (TH inferior a 8 °F): su contenido de calcio y magnesio es bajo. La dureza del agua, combinada con su acidez, determina su agresividad: una agua blanda combinada con un pH ácido equivale a un agua agresiva.

Representación de los ánodos Ánodo de magnesio o ánodo de sacrificio


Tipos de ánodos

El magnesio del ánodo se irá desplazando gradualmente hacia las microfisuras y las protegerá. Es la generación antigua de ánodos, presente en los calentadores eléctricos económicos. Se recomienda en regiones donde el agua es moderadamente dura (calcárea). Cuando se gasta, hay que cambiarlo. Debe revisarse para evitar la corrosión por perforación temprana.

Ánodo de corriente eléctrica impresa (ACI)

Este ánodo, fabricado con titanio y alimentado con electricidad, genera una pequeña tensión eléctrica que impide que las partículas corrosivas del agua interactúen con el metal del depósito. En teoría, no se desgasta y se recomienda en regiones donde el agua es muy calcárea (dura).

ACI híbrido

El ánodo es de titanio recubierto demagnesio y combina la acción de ambos elementos. El magnesio se desplaza desde el ánodo hasta los puntos frágiles del depósito gracias al campo eléctrico creado por el ánodo. El ACI híbrido es el ánodo de alta gama, puesto que resiste mejor al agua agresiva y calcárea.

Información general sobre los ánodos de un calentador de agua


Información general sobre los ánodos de un calentador de agua

Atención: los fabricantes recomiendan una dureza mínima del agua, sin la cual el depósito no estará suficientemente protegidoSi bien el agua demasiado calcáreareduce el rendimientodel termo el agua con baja dureza será más agresiva para el depósito y reducirá su vida útil. Un ánodo de sacrificio se disolverá muy rápidamente, por lo que los calentadores de agua equipados con ánodos ACI y ACI híbridos podrían tener una vida útil inferior a la anunciada... Si dispones de un ablandador de agua, regúlalo según las recomendaciones del fabricante. Las instrucciones suelen mencionar una dureza del agua de entre 15 y 30 °F (grados franceses).

Ver termos eléctricos

Ficha escrita por:

Francisco, Manitas, 61 fichas consejo

Francisco, Manitas

Desde pequeño me encanta el mundo del bricolaje y la jardinería. Hasta el punto que me compré una casa en el campo y la remodelé con mis propias manos. Mi mujer se encargó de decorarla a su gusto, y cuando tuvimos un hijo, me dediqué a hacer muebles para él. Mi próximo proyecto es hacerme un taller de bricolaje en casa, aunque por el momento tengo problemas de espacio.¡Espero poder ayudaros a elegir las herramientas que os hagan falta!