Servicio al cliente disponible por chat

La mayor selección de productos de bricolaje

Cómo elegir un termo eléctrico

Ficha escrita por:
Francisco, Manitas

Francisco, Manitas

63 fichas consejo

Los termos eléctricos, disponen de un depósito de 50, 100, 150 ó 200 litros que se llena de agua caliente. Su capacidad se elige según nº de personas, mientras que la resistencia y ánodo dependen de si el agua es calcárea y/o agresiva. Sigue nuestros consejos para elegir el mejor calentador eléctrico.

Características importantes

  • Volumen del depósito de agua caliente
  • Ánodo y protección catódica
  • Instantáneo
  • Vertical
  • Horizontal

Precio

de 104,00 € a 2.199,00 €

Qué calentador eléctrico elegir: la respuesta en 4 puntos

Qué calentador eléctrico elegir: la respuesta en 4 puntos

No necesitas saberlo todo sobre calentadores eléctricos para elegir el termo de agua caliente que más te conviene. Te explicamos cómo seleccionar tu termo eléctrico en 4 puntos:
  1. Vertical u horizontal: según el lugar de instalación que hayas elegido.
  2. Volumen de agua: 75 l = 1 persona; 100 l = 2 personas; + 50 l por persona adicional.
  3. Resistencia: resistencia sumergida, si el agua es neutra o no muy dura; resistencia de esteatita, si el agua es dura.
  4. Ánodo: ánodo de magnesio, o ánodo de sacrificio, de calidad estándar para un agua moderadamente dura; ánodo de corriente impresa (ACI) para agua dura; ACI híbrido para todo tipo de agua.

Equipo de seguridad asociado obligatorio

  • Limitador termostático: limita la temperatura del agua a 50 °C.
  • Grupo de seguridad: regula la presión del depósito.

Composición de un termo eléctrico

Vista detallada y descriptiva del termo

calentador eléctrico vista detallada
Un termo eléctrico se compone de:
  • una cuba esmaltada, cuyo volumen se mide en litros (l), con unas dimensiones adecuadas al lugar de instalación;
  • una entrada y una salida de agua;
  • una resistencia sumergida en el agua, encargada de calentarla;
  • un termostato, que permite regular la temperatura establecida y activar la resistencia eléctrica para calentar el agua;
  • un ánodo que protege contra la corrosión;
  • terminales en la parte delantera para la conexión eléctrica;
  • una carcasa de plástico;
  • un indicador luminoso de calentamiento (opcional);
  • un difusor, que permite mantener una gran cantidad de agua a temperatura constante (opcional).

Volumen de agua necesario según el número de personas

Calentadores eléctricos desde 50 hasta más de 250 litros
Calentadores eléctricos desde 50 hasta más de 250 litros




La capacidad de un
 termo eléctrico depende en gran medida de los hábitos de consumo de agua caliente y del número de personas de un hogar. De forma esquemática, se calculan 50 litros por persona, pero hay que tener en cuenta que una ducha consume de 30 a 60 litros, mientras que un baño puede llegar a 150 litros. Con solo lavarnos las manos ya gastamos 5 litros. Para fregar los platos, otros 30 litros... A grandes rasgos, si en casa todo el mundo se ducha, se lava las manos con agua fría y hay lavavajillas, 50 litros por persona son más que suficientes. Por el contrario, si todos se bañan, se lavan las manos con agua caliente cada 5 minutos y friegas los platos con agua abundante, calcular 50 litros por persona es arriesgarse a lavarse con agua fría... ¡Revisa la capacidad de tu termo al alza!

Calcular el volumen de agua de un termo eléctrico

Versión simplificada

Número de usuarios

Capacidad

1 adulto*

50 L

1 adulto + 1 niño

75 L

2 adultos

100 L

2 adultos + 1 niño

150 L

2 adultos + 2 niños

200 L

2 adultos + 3 niños

250 L

2 adultos + 4 niños

300 L

*Puedes prever un margen de seguridad de 25 l para cubrir imprevistos (visitas, etc.).

Fórmula de cálculo

Para calcular con mayor precisión, puedes utilizar la siguiente fórmula: es necesario contar el consumo de agua del día en total, para todos los usos y personas juntos (puedes aprovechar el contador de agua). Luego, como el agua que usas está a unos 40 °C, mientras que en el termo ronda los 65 °C, tienes que dividir el consumo entre 1,8 para averiguar la cantidad real de agua caliente que consumes del termo. ¿Por qué dividimos? Porque mezclas agua caliente con agua fría y no consumes tanta agua caliente como crees.

Termo vertical u horizontal: según la instalación

Elegir la ubicación del termo eléctrico
termo vertical vs termo horizontal

Un termo es muy voluminoso y puede ser difícil integrarlo en el hogar. Por suerte, se fabrican en diferentes formas y tamaños para cubrir todas las necesidades.

Forma y tamaño del termo

Los termos verticales son los más habituales. Si la configuración de tu hogar no te permite instalar uno vertical, existen termos horizontales, que pueden colocarse en el suelo, si dispones por ejemplo de una buhardilla, al techo si la altura lo permite o incluso en mitad de una pared. Estos depósitos no superan los 200 litros.

Atención: 
en este caso, hay que elegir una capacidad 50 litros superior a la del calentador de agua vertical equivalente

Soporte del termo eléctrico
Soporte del calentador de agua
Instalación en un muro de carga

Un termo almacena mucha agua, por lo que pesa mucho. Un peso de hasta 200 kg, puede fijarse a un muro de carga con tacos de fijación.


Instalación en tabique de calentadores de 100 l o más

Para termos a partir de 100 litros e instalaciones cuyo soporte no resistiría el peso del depósito de agua caliente, es aconsejable instalarlos sobre un trípode o pedestal.


Instalación de termos de 200 l o más

Para cualquier termo de 200 litros o más, o si los muros no son de carga, es indispensable añadir un soporte. Comprueba que el suelo pueda soportar el peso. No siempre es así, especialmente en las casas antiguas. En caso de duda, consulta a un profesional cualificado.


Termo extraplano

Existen termos extraplanos que ahorran espacio. Tienen una forma geométrica, más adecuada para espacios pequeños. Aunque su aspecto es de diseño, es posible que su precio no te guste tanto.

Resistencia blindada o resistencia de esteatita: elige según la calidad del agua

La esteatita es un mineral que se utiliza como elemento calefactor dentro del termo. También se encuentra en los radiadores de inercia o emisores térmicos. Hay dos tipos de resistencias: las resistencias sumergidas y las resistencias de esteatita. La elección de un termo con una u otra dependerá fundamentalmente de la dureza del agua.

Resistencia sumergida
Resistencia sumergida

La resistencia está en contacto directo con el agua. Puede acumular cal y perder eficacia con el paso del tiempo. Por esta razón, se recomienda solo en regiones donde el agua tiene una dureza baja o media (con la cal, el consumo eléctrico necesario para calentar la misma cantidad de agua es mayor).






Resistencia de esteatita
Resistencia de esteatita
La resistencia se coloca en una vaina. Como no está en contacto con el agua, se desgasta más despacio e incluso puede cambiarse sin vaciar el termo. Es una elección indispensable si vives en un región en la que el agua tiene mucha
 cal.

Conexión entre la resistencia y el termostato

El calentamiento del agua es el resultado de la activación de la resistencia, controlada por un termostato que regula el calor en función de la temperatura de referencia configurada.

Tipos de ánodos de un termo eléctrico: relación con la dureza y la agresividad del agua

El depósito de un termo está esmaltado para protegerlo de la corrosión. No obstante, este esmalte tiene microfisuras en las que puede producirse corrosión, así como en otros elementos metálicos del aparato. Para evitar la corrosión, todos los depósitos cuentan con un ánodoun dispositivo anticorrosión que, por su composición, la atráe hacia sí y evita que ataque el resto de los componentes. Este elemento con frecuencia se encuentra junto a la resistencia en la que también se depositan acúmulos de cal. En los termos más modernos el ánodo se ecuentra separado de la resistencia o 

Agua dura o agua blanda: su importancia

Un agua dura es muy calcárea (tasa hidrotimétrica superior a 30 °F) y rica en elementos minerales. Por el contrario, el agua blanda es poco calcárea (TH inferior a 8 °F): su contenido de calcio y magnesio es bajo. La dureza del agua, combinada con su acidez, determina su agresividad: una agua blanda combinada con un pH ácido equivale a un agua agresiva.

Representación de los ánodos

Tipos de ánodos
Ánodo de magnesio o ánodo de sacrificio

El magnesio del ánodo se irá desplazando gradualmente hacia las microfisuras y las protegerá. Es la generación antigua de ánodos, presente en los calentadores eléctricos económicos. Se recomienda en regiones donde el agua es moderadamente dura (calcárea). Cuando se gasta, hay que cambiarlo. Debe revisarse para evitar la corrosión por perforación temprana.

Ánodo de corriente eléctrica impresa (ACI)

Este ánodo, fabricado con titanio y alimentado con electricidad, genera una pequeña tensión eléctrica que impide que las partículas corrosivas del agua interactúen con el metal del depósito. En teoría, no se desgasta y se recomienda en regiones donde el agua es muy calcárea (dura).

ACI híbrido

El ánodo es de titanio recubierto de magnesio y combina la acción de ambos elementos. El magnesio se desplaza desde el ánodo hasta los puntos frágiles del depósito gracias al campo eléctrico creado por el ánodo. El ACI híbrido es el ánodo de alta gama, puesto que resiste mejor al agua agresiva y calcárea.

Información general sobre los ánodos de un calentador de agua
Información general sobre los ánodos de un calentador de agua

Atención: los fabricantes recomiendan una dureza mínima del agua, sin la cual el depósito no estará suficientemente protegido

Si bien el agua demasiado calcárea reduce el rendimiento del termo el agua con baja dureza será más agresiva para el depósito y reducirá su vida útil. Un ánodo de sacrificio se disolverá muy rápidamente, por lo que los calentadores de agua equipados con ánodos ACI y ACI híbridos podrían tener una vida útil inferior a la anunciada... 

Si dispones de un ablandador de agua, regúlalo según las recomendaciones del fabricante. Las instrucciones suelen mencionar una dureza del agua de entre 15 y 30 °F (grados franceses).
 

Instalación de un calentador de agua eléctrico: análisis de los accesorios

Instalación de un termo eléctrico
Instalar un calentador de agua eléctrico requiere diversos accesorios y componentes de seguridad:
  • Las conexiones dieléctricas sirven para evitar riesgos de corrosión entre dos metales de distinta naturaleza.
  • El vaso de expansión almacena el agua dilatada (el agua se expande al calentarse). Permite ahorrar, ya que el agua no se pierde, sino que regresa al circuito (aprox. un 3% del termo). Se calcula un vaso de expansión de 8 l para un depósito de 100 a 150 l, de 11 l para un termo de 150 a 200 l, y de 25 l para un calentador de 200 a 300 l.
  • El grupo de seguridad es obligatorio y regula la presión en el interior del termo, evacuando el agua dilatada.
  • El sifón se conecta a la tubería de evacuación y al grupo de seguridad.
  • El reductor o limitador de presión es indispensable en caso de que la presión se eleve excesivamente.
  • La válvula de entrada de agua es esencial para controlar el caudal en caso de vaciado, por ejemplo, o de realizar cualquier intervención en el termo.
El limitador termostático es obligatorio y limita la temperatura del agua caliente a 50 °C en la salida del calentador de agua.

Elementos de seguridad de un termo de agua caliente

Tu calentador cuenta con varios elementos para evitar accidentes: el grupo de seguridad, el limitador de presión y el limitador de temperatura.

Grupo de seguridad
Grupo de seguridad

El agua del depósito se dilata al calentarse. El grupo de seguridad actúa como una válvula que va expulsando el agua a medida que se expande. 
También permite vaciar el calentador de agua.

Limitador de presión
Limitador de presión

Si la presión de la red excede los 5 bares, el limitador o reductor de presión limita la presión de entrada para evitar que el dispositivo sufra daños. Su uso evita problemas relacionados con el exceso de presión en la instalación.

Limitador de temperatura o limitador termostático
Limitador de temperatura o limitador termostático

El limitador de temperatura es obligatorio en obras nuevas y reformas de consideración, así como para alimentar una red de agua caliente de polietileno reticulado (PER).

El limitador termostático añade agua fría al agua caliente en la salida del calentador a fin de limitar la temperatura del agua a 50 °C.

Conexión eléctrica

El calentador debe alimentarse a través de una salida de cables con tapa, como todos los aparatos eléctricos fijos de gran potencia. 
Está protegido por un disyuntor divisor de 20 A y un disyuntor de 30 mA tipo CA

Tres trucos para ahorrar agua durante la instalación

Tres trucos para ahorrar

  1. Instala un contactor día-noche. Un contactor día-noche para calentar el agua por la noche, asociado a un contrato eléctrico día-noche, puede ofrecer un ahorro significativo, ya que el calentador consumirá electricidad de noche, cuando es más económica. El ahorro anual derivado es bastante considerable.
  2. Coloca el calentador en una zona a temperatura ambiente o aíslalo si está en una habitación más fría.
  3. Limita la temperatura del agua del calentador a 65 °C.
Es suficiente para exterminar la legionella, y evita una temperatura excesiva que consuma demasiada energía.

La alternativa al termo: el calentador de agua instantáneo

Descripción y ejemplos de uso
El calentador

A diferencia de un termo eléctrico, un calentador instantáneo solo funciona cuando se abre el grifo. Por lo tanto, no hay riesgo de quedarse sin agua caliente. Por otra parte, la potencia eléctrica del aparato es superior (desde 4 kW para suministrar un aseo hasta más de 12 kW para un aseo y una ducha). Por ello, es necesario instalar una línea eléctrica limpia para cada calentador instantáneo con una protección adecuada e incluso aumentar la potencia del contador eléctrico. Los calentadores de agua instantáneos se recomiendan para puntos secundarios situados a más de 8 m del termo o la caldera, a los que el agua caliente tardaría demasiado en llegar. Ideal para el aseo de una habitación demasiado alejada del calentador o la caldera.

Instalación simplificada de un calentador de agua instantáneo
Instalación simplificada de un calentador de agua instantáneo

  • Los calentadores de agua instantáneos son ideales para segundas residencias, casas de veraneo que están vacías gran parte del año.
  • Un peso ligero permite una fijación sencilla. Además, su pequeño tamaño, al igual que su estética, no ensombrece la decoración del baño ni reduce su volumen útil.
  • Su modo de funcionamiento hace que consuman más energía y que sea preferible reducir al mínimo la longitud de las tuberías.
  • Por otra parte, los mezcladores de ducha termostáticos son poco compatibles con los calentadores instantáneos.
  • Están equipados con un sistema de regulación electrónica que permite suministrar agua a una temperatura de entre 20 y 60 °C, así como de un sistema de seguridad electrónico.

Los calentadores instantáneos están disponibles con diferentes capacidades para utilizarse en diversos puntos de agua.

Descripción general del mantenimiento de un calentador eléctrico

El mantenimiento de un calentador eléctrico es tan simple que a veces se pasa por alto. Sin darte lecciones pesadas, te explicamos las pocas acciones que debes realizar para garantizar la larga duración y el rendimiento de tu calentador.
  • Una purga mensual garantiza la eliminación de parte de los sedimentos acumulados en las últimas cuatro semanas, sedimentos que, como sabemos, disminuyen el rendimiento del calentador al depositarse sobre la resistencia. Se efectúa a través del grupo de seguridad.
  • El vaciado periódico del calentador elimina los depósitos de cal y permite acceder a la resistencia sumergida para comprobar el estado del ánodo de sacrificio.
  • La descalcificación consiste en eliminar los depósitos de sedimentos alojados en el fondo del depósito, la resistencia sumergida y el ánodo. Para ello, hay que vaciar el termo y cortar la corriente. Una vez desmontados la carcasa y el circuito integrado, retira los restos de cal y sumerge tanto el ánodo como la resistencia en vinagre blanco (puede servirte una botella de plástico a la que hayas cortado el cuello).

*Las resistencias de esteatita no se ven afectadas, ya que están protegidas por una vaina y son accesibles desde el exterior del termo. Los ánodos ACI e híbridos no se desgastan, tan solo precisan descalcificarse.

Períodos prolongados sin utilizar el calentador

Para evitar que se forme y deposite cal, los calentadores eléctricos instalados en segundas residencias o que simplemente no se utilizan durante varias semanas deben vaciarse por sistema. Esta acción reduce la acumulación de sedimentos. Para reducir las pérdidas, recuerda desactivar el disyuntor y cortar el suministro de agua el último día, antes de consumir el agua caliente disponible.

Seis recomendaciones para elegir bien y disponer de una instalación duradera

Seis recomendaciones para elegir bien y disponer de una instalación duradera

  1. Elige un termo cuya capacidad se ajuste a tus necesidades, con la forma adecuada para el lugar donde se instalará.
  2. Un calentador eléctrico de calidad es más duradero y consume menos.
  3. Elige el ánodo y la resistencia según tu calidad de agua.
  4. Comprueba las opciones de instalación y las características de tus suelos y paredes para preparar la fijación adecuada.
  5. Efectúa la instalación de acuerdo con las normas: grupo de seguridad, limitador de temperatura y disyuntor de 30 mA de tipo CA.
  6. No descuides el mantenimiento para conservar el rendimiento y aumentar la vida útil del calentador de agua.
Si la producción de agua caliente sanitaria (ACS) a través de un calentador eléctrico no es lo que buscas, no dudes en comparar los calentadores eléctricos con los calentadores solares y los calentadores de gas.
¿Crees que esta ficha consejo ha sido útil? Si
0 me gusta
Ficha escrita por:

Francisco, Manitas 63 fichas consejo écrits

Francisco, Manitas
Desde pequeño me encanta el mundo del bricolaje y la jardinería. Hasta el punto que me compré una casa en el campo y la remodelé con mis propias manos. Mi mujer se encargó de decorarla a su gusto, y cuando tuvimos un hijo, me dediqué a hacer muebles para él. 

Mi próximo proyecto es hacerme un taller de bricolaje en casa, aunque por el momento tengo problemas de espacio.¡Espero poder ayudaros a elegir las herramientas que os hagan falta!

Productos relacionados con esta ficha consejo

íConéctate para poder responder!

Los manitas hablan