¿Cómo elegir un sofá?

¿Cómo elegir un sofá?

Tess, Asesora de decoración y pintura

Ficha escrita por:

Tess, Asesora de decoración y pintura

6 fichas consejo

Hoy en día, el sofá, mueble clave del salón, está disponible en multitud de modelos para adaptarse a todos los gustos y necesidades. De cuero, tela, terciopelo, ante o microfibra, recto o esquinero, convertible o incluso eléctrico: te guiamos para que elijas el sofá más adecuado para ti.

Características importantes

  • Forma y tamaño
  • Sofá tipo banqueta y sofá-cama
  • Acolchado y cojines
  • Sofá eléctrico
  • Material, estructura y núcleo
Ver sofás

Principales criterios de elección de un sofá


Principales criterios de elección de un sofá

Siempre es complicado elegir los muebles para el hogar, más aún un sofá. En efecto, debe adaptarse a la estancia y proporcionar la comodidad deseada. Estos son los criterios para elegir el sofá más adecuado:

  • El tamaño, es decir, el número de plazas, de 2 a más de 6 personas;
  • la forma: sofá recto, el clásico, sofá esquinero, con «chaise longue» movible y el sofá en forma de U, para estancias amplias;
  • el uso: sofá o diván, sin cama supletoria, sofá tipo banqueta, cama supletoria y asiento poco cómodo y el canapé convertible, cama supletoria más cómoda;
Ver el catálogo de ManoMano
Sofás

Tamaño del sofá


Tamaño del sofá

Evidentemente, el primer criterio que hay que tomar en consideración es el tamaño del sofá, que debe adaptarse perfectamente a la decoración de tu vivienda. Los sofás están disponibles en varios tamaños, que van en función del número de plazas. Así, se habla de sofás de 2 plazas, sofás de 3 plazas, etc.

Por lo general, los sofás de 2 plazas, 2,5 plazas y 3 plazas son canapés rectos y los de más de 3 plazas, sofás esquineros. Los sofás de 6 plazas y más son, principalmente, sofás en forma de U.

El tamaño de un sofá debe adaptarse al número de personas que vivan en la vivienda, pero también a otros factores como el tamaño de la estancia. Opta por un sofá recto o auxiliar si vas a ponerlo en una estancia pequeña y date el gusto de comprar un canapé esquinero grande o en forma de U si tienes un salón amplio.

Sofá recto, sofá esquinero o sofá en U


Sofá esquinero

La forma del sofá no solo es un criterio estético, sino también un criterio técnico que permite que se adapte a tu día a día de forma práctica. Si te gusta reunirte con amigos en el salón, no tendrás las mismas necesidades en cuanto a decoración que si usas poco esta parte de la casa.

Sofá recto


Sofá recto

El sofá recto es un gran clásico de los canapés, se adapta a muchas estancias y está disponible con numerosos acabados estéticos.

No obstante, no es muy adecuado para las reuniones con amigos en el salón. Al ser recto, no permite tener a los demás enfrente para conversar.

Sofá esquinero


Sofá esquinero

Hoy en día la mayoría de las viviendas cuentan con un sofá esquinero. Sin embargo, es necesario disponer de suficiente espacio para poder colocarlo, y no es recomendable para espacios reducidos.

A menudo, la «chaise longue» que forma el ángulo es adaptable, es decir, se puede colocar de manera que forme un ángulo a la izquierda o a la derecha.

Sofá en U


Sofá en U

Es un sofá para salones grandes.

Su particular forma te permitirá usarlo en reuniones con amigos y conversaciones cara a cara y sentarte cómodamente en él.

Canapés convertibles: sofá tipo banqueta o sofá-cama

A la hora de elegir un sofá es necesario aunar estética y funcionalidad, especialmente si se trata de un canapé que se usa como sofá-cama. Existen dos categorías de canapés convertibles: los sofás tipo banqueta y los sofás-cama.

Sofás tipo banqueta


Sofás tipo banqueta

El sofá tipo banqueta solo sirve como canapé a corto plazo, ya que no es muy cómodo. Se usa sobre todo como cama supletoria. Forman parte de esta categoría el clic-clac, el sofá-cama tipo acordeón (cama en zigzag) y el futón. Son adecuados para un uso puntual, pero no para usarlos como cama todos los días. El colchón es fino y el somier integrado deja un poco que desear.

En este tipo de sofá, el colchón para dormir está integrado en el asiento. Al abrir el sofá tipo banqueta, el asiento se transforma en colchón. Así, cuando usas el asiento del sofá, también estás usando el colchón de la cama supletoria.

Sofás-cama


Sofá cama

Contrariamente al clic-clac o al sofá-cama tipo acordeón, el colchón de la cama no es parte integrante del asiento, lo cual hace que el canapé-cama tenga una vida útil larga. El sofá-cama tiene un verdadero armazón que, una vez abierto, te permite disfrutar de una cama cómoda y duradera.

Este tipo de sofá es ideal si no tienes habitación de invitados y recibes visitas a menudo. También puede servir como cama diaria sin problemas. Aunque suelen ser sofás rectos, cada vez hay más sofás esquineros con cama. Suele tener un espacio de almacenamiento.

Ver el catálogo de ManoMano
Colchón

Cómo elegir el relleno, el asiento y el respaldo

Además del tamaño y la estética, lo que se busca en un sofá es, sobre todo, que sea cómodo. No hace falta decir que el precio aumentará según su grado de confort.

Relleno


Relleno de un sofá

El relleno es lo primero en lo que debes fijarte si buscas un sofá cómodo. Los asientos de sofá están rellenos de espuma más o menos densa en función de la calidad. Estas son las tres más comunes:

  • La espuma de poliéster: se usa en las gamas básicas, es económica, proporciona poco apoyo y tiene una vida útil corta;
  • la clásica espuma de poliuretano: proporciona una sujeción un poco mayor que la espuma de poliéster y tiene una buena relación calidad-precio;
  • la espuma de poliuretano HR (de gran resistencia): es la espuma de relleno de gama alta. Es resistente y proporciona una comodidad considerable.

Asiento y respaldo movibles


Asiento y respaldo movibles

Puedes encontrar sofás cuyo asiento y respaldo son elementos integrales de la estructura, pero también muchos modelos cuyos cojines de asiento y de respaldo no están integrados en ésta.

Generalmente con cojines grandes, mullidos y muy cómodos.

Se pueden quitar y volver a poner a voluntad.

Sofás eléctricos


Sofás eléctricos

Los sofás eléctricos son modernos y están bien pensados. Cuentan con una caja de mandos que permite reclinar el asiento o el reposacabezas para obtener el grado de confort deseado.

Te permiten acomodarte y dormir largas siestas reparadoras. Algunos incluso tienen un modo masaje que te proporcionará agradables momentos de relax.

Material y tapicería del sofá

La elección de la tapicería es importante desde el punto de vista estético y práctico, sobre todo en lo que se refiere al mantenimiento y la limpieza.

Tela


Sofá de tela

La tapicería de tela, generalmente de algodón o algodón poliéster, proporciona un buen grado de confort.

Sin embargo, el mantenimiento es complicado, puesto que el tejido, al ser permeable, se mancha con facilidad y retiene los olores.

También existen telas con tratamientos anti manchas o repelentes.

Cuero


Sofá de cuero

El cuero es un material resistente y anti manchas. Es impermeable y, sin embargo, requiere un mantenimiento regular con productos específicos para cuero.

Si se cuida bien, dura varias decenas de años.

Cuero sintético o cuero de imitación


Cuero sintético o cuero de imitación

Se trata de un revestimiento de PVC que imita el cuero. También se denomina escay o cuero de imitación.

Su mantenimiento es muy sencillo: basta con pasar una esponja. Sin embargo, dura menos que el cuero auténtico y se agrieta al cabo de unos años. Además, es frío al tacto.

A pesar de eso, es una buena alternativa al sofá de cuero y tiene un coste inferior.

Terciopelo y ante


Sofá de terciopelo

Ambos son muy suaves al tacto y proporcionan verdadero confort. Estas dos tapicerías suelen ser bastante fáciles de limpiar.

No obstante, se desaconsejan si tienes animales o niños pequeños, puesto que son materiales delicados.

Hay imitaciones de terciopelo, conocidas como velur, que son sintéticas y, por tanto, mucho más resistentes.

Microfibra


Sofá de microfibra

La microfibra, antimanchas e impermeable, es el material de moda hoy en día. Es muy fácil de limpiar.

Cómo elegir la estructura y el núcleo del sofá


Estructura y núcleo del sofá

Para asegurarte de que el sofá tenga una larga vida útil, fíjate en la calidad de la estructura. Aunque la mayoría de los sofás tienen una estructura de madera maciza, es muy aconsejable informarse bien leyendo detenidamente la ficha de producto.

Solo los canapés convertibles como el clic-clac, el sofá-cama tipo acordeón o el sofá-cama poseen un armazón metálico resistente que permite abrir la cama supletoria de forma rápida y eficaz.

Hay tres tipos de núcleos, esto es, la sujeción del sofá cuando te sientas en él:

  • Láminas: sujeción firme; es un sistema que está desapareciendo;
  • muelles: sujeción intermedia;
  • correas elásticas: sujeción mullida, desaconsejada para las personas con movilidad reducida, o problemas de espalda.
Ver el catálogo de ManoMano
Canapés convertibles

Ver sofás

Ficha escrita por:

Tess, Asesora de decoración y pintura, 6 fichas consejo

Tess, Asesora de decoración y pintura

Soy Tess, de 27 años, y llevo 7 en el mundo del bricolaje, en concreto en el de la pintura y decoración. ¡He encontrado cómo unir lo util y lo agradable a través de mi pasión por la escritura! Lanzarme a la redacción y poder aconsejar sobre decoración a los principiantes (o incluso a personas más experimentadas) es un verdadero placer para mi. Me encanta compartir mi saber hacer y mi experiencia y darte los mejores consejos para tus momentos de bricolaje.

Productos relacionados con esta ficha consejo