Cómo elegir un plato de ducha de obra

Cómo elegir un plato de ducha de obra

Tess, Asesora de decoración y pintura

Ficha escrita por:

Tess, Asesora de decoración y pintura

28 fichas consejo

Instalar un plato de ducha de obra es ideal para renovar tu baño sin hacer grandes obras. Hay una enorme variedad de platos de diferentes formas, materiales, alturas y propiedades técnicas. De cerámica o madera, profundo o extraplano, clásico o de diseño: sigue esta guía para elegir el modelo más adecuado para ti.

Características importantes

  • Forma según el espacio
  • Platos de ducha clásicos
  • Propiedades técnicas
  • Altura del plato
  • Rejilla del desagüe
Ver platos de ducha sobrepuestos

Plato de ducha de obra, una opción sencilla y eficaz


Plato de ducha de obra, una opción sencilla y eficaz

Es el tipo de plato de ducha indispensable para una pequeña reforma. No es necesario hacer una gran obra, su instalación es bastante sencilla. Sin embargo, para asegurarte que eliges bien entre la infinidad de modelos disponibles, deberás tener en cuenta varios criterios:

  • La forma y el tamaño en función del espacio: espacios reducidos, cuartos de baño grandes;
  • los materiales: los clásicos, los de diseño;
  • las propiedades técnicas: colores sólidos, anti rayaduras, irrompibles;
  • la altura del plato: clásico, extraplano, profundo;
  • el tipo de rejilla del desagüe: de la más clásica a la más original.

Todos los tipos de platos de ducha están disponibles en numerosos colores y variantes, con texturas o lisos.

Elegir la forma y el tamaño en función del espacio


Forma y tamaño del plato de ducha

El plato de ducha se elige por su estética, evidentemente, pero sobre todo en función del espacio disponible. Estos son algunos ejemplos de formas y tamaños de platos de ducha de obra:

  • Para espacios grandes: si tienes espacio, aprovecha para instalar un plato grande para disfrutar de un mayor confort y diseño. Las formas rectangulares son las más adecuadas para este tipo de baño;
  • en los espacios reducidos es esencial optimizar el espacio disponible. Deberás optar por un plato de ducha compacto (que ocupe poco espacio). Las formas cuadradas, en semicírculo o de un cuarto de círculo son las más adecuadas. Los platos de forma pentagonal, que son menos comunes, son una alternativa interesante por su practicidad y por el ahorro de espacio que suponen.

Estos son los tamaños estándares de platos:

  • Plato de ducha cuadrado: 70x70 cm, 80x80 cm, 90×90 cm, 100×100 cm;
  • plato de ducha rectangular: 70x90 cm, 75×100 cm, 80×100 cm, 80×120 cm, 90×120 cm, 90×140 cm;
  • plato de ducha en semicírculo: 70×70 cm, 80×80 cm, 90×90 cm;
  • plato de ducha pentagonal: 80×80 cm y 90×90 cm.

Principales materiales de los platos de ducha clásicos

Plato de ducha de cerámica


Plato de ducha de cerámica

El modelo de cerámica es el plato de ducha de obra menos caro y, por ese motivo, el más habitual. Es muy resistente, duradero y de fácil mantenimiento. Es una opción asequible para renovar o reformar una ducha.

Su superficie con tratamiento antideslizante es otra de sus cualidades. La cerámica es muy resistente a los golpes y tiene la ventaja de que está disponible en numerosos colores y con distintas texturas.

No obstante, la cerámica es menos agradable al tacto que los otros materiales, ya que es un poco fría. Por otro lado, este material es pesado, por lo que hay que asegurarse de que el suelo pueda soportar su peso.

Plato de ducha acrílico


Plato de ducha acrílico

El acrílico es un material ligero y que se adapta a todo tipo de suelos, es una mezcla de plásticos muy sólida y de fácil mantenimiento. Aunque suele tener un revestimiento antideslizante, es menos resistente a los golpes y puede rayarse fácilmente.

Puedes encontrar modelos de acrílico reforzado que son más resistentes. Contrariamente a la cerámica, que suele reservarse para los platos de ducha de pequeño tamaño, el acrílico se usa en platos de ducha más grandes.

Plato de ducha de resina sintética


Plato de ducha de resina sintética

El plato de ducha de resina sintética aporta un toque decorativo sencillo pero moderno y está disponible en tonos sobrios y naturales: con efecto hormigón pulido, pizarra, piedra natural, etc. Es un poco más caro, pero presenta la ventaja de ser muy sólido y posee numerosas cualidades:

  • Resistencia;
  • estética;
  • fácil mantenimiento;
  • modelos extraplanos.

Existen diferentes tipos de resinas. Estas son las más comunes:

Resina gelcoat


Resina gelcoat

La resina gelcoat es termoendurecible y se le pueden adicionar pigmentos para conseguir un toque decorativo único. Su acabado es principalmente lacado. Es una resina de superficie que se aplica de manera uniforme en la base del plato de ducha.

Está diseñada fundamentalmente con materiales compuestos mezclados con fibras para que el plato de ducha tenga una buena resistencia.

Sin embargo, estos modelos de plato de ducha no tienen color en toda su masa (tanto el frontal externo visible, como de su parte posterior, interna). Si escoges un modelo de color y se astilla, quedará a la vista el color del interior del plato, que no es el mismo que el de la superficie.

Resina sólida


Resina sólida

A menudo se la denomina mármol sintético y está compuesta por materias minerales y polímeros orgánicos. Es un material sólido. Mantiene el color en toda su masa (el color de la superficie es el mismo que el del interno del plato de ducha).

El plato de ducha de resina sólida es duradero y de fácil mantenimiento. Es ultra resistente, aislante y antideslizante. Es uno de los modelos más caros del mercado y forma parte de los platos de ducha de obra de alta gama. Ya que se trata de un plato de ducha moldeado, la variedad de acabados es muy amplia. Existen numerosas variantes de estos moldes:

  • Lisos;
  • con surcos;
  • con gotitas;
  • con motivos;
  • con efecto piedra.

Resina epoxi y resina sintética


Resina epoxi y resina sintética

La resina epoxi es en realidad un revestimiento aplicado en la superficie del plato. Se trata de una capa de acabado resistente pero que se raya con facilidad. Este modelo no está coloreado en toda su masa (interior y exterior).

La resina sintética, como su nombre indica, es una resina hecha a base de polímeros sintéticos. El plato de ducha está moldeado en un solo bloque y por lo tanto, está teñido en toda su masa. Esto es garantía de una gran resistencia.

Como el de superficie sólida, está disponible en numerosos acabados para que puedas disfrutar de un baño más personalizado.

Ver el catálogo de ManoMano
Plato de ducha

Principales características de los platos de ducha de diseño


Principales características de los platos de ducha de diseño

Algunos platos de ducha tienen un diseño inigualable. Evidentemente, son modelos caros, pero también muy resistentes y estéticos. Estos son tres modelos clave:

  1. El plato de ducha de madera: principalmente de teca, tratada a prueba de pudrición, aporta un toque decorativo único y crea un ambiente cálido y natural. Sin embargo, requiere cierto mantenimiento de forma regular para conservar la madera.
  2. El plato de ducha de piedra natural: igual que el plato de ducha de madera, aporta suavidad y naturalidad. Está disponible en numerosos tonos y matices y se adapta a todo tipo de decoración. Se le aplica en una solución hidrófuga, que reduce la porosidad de la piedra. Este modelo es resistente a los golpes y las rayaduras y no requiere un mantenimiento especial.
  3. El plato de acero esmaltado: es el único modelo que no se raya con el tiempo. Es de fácil mantenimiento y permite crear un ambiente de loft industrial en el baño.

Propiedades técnicas que hay que tener en cuenta

Colores de cuerpo entero


Plato de ducha de piedra sólida

Se trata de platos de ducha de un solo bloque cortado o moldeado en el material del que está compuesto. Tienen esta propiedad, sobre todo, los platos de ducha de resina o de materiales naturales como la piedra.

Es una característica importante en la elección de un plato de ducha: el color en toda la masa hace que en caso de pequeñas fisuras o arañazos, no se distinga del resto del plato de ducha.

El color en el interior del núcleo del plato de ducha es el mismo que el de su superficie. Le otorga una buena resistencia al plato de ducha, ya que este forma un solo bloque sólido.

Platos de ducha recortables


Platos de ducha recortables

Algunos platos de ducha pueden cortarse a la medida deseada. Atención: no todos los modelos son recortables, los platos teñidos solo en la superficie, no deben cortarse.

En efecto, es difícil cortar este tipo de materiales. Además, el corte en los cantos no resulta nada estético y deja traslucir las diferentes capas de la composición del plato. En los que están teñidos en toda su masa, los cortes en los cantos permiten un acabado homogéneo y estético.

Platos de ducha anti rayaduras y antideslizantes


Platos de ducha anti rayaduras y antideslizantes

Hay dos características importantes que hay que tener en cuenta: que el plato sea anti rayaduras para que el mantenimiento resulte sencillo y antideslizante para que tenga una seguridad inigualable. Algunos platos de ducha tienen un revestimiento antirayaduras que permite protegerlos de arañazos y golpes. Este tratamiento se aplica en la superficie del plato.

Otros han recibido un tratamiento antideslizante que también se ha aplicado en la superficie. Algunos platos de ducha evitan que te resbales en la ducha gracias a su acabado superficial (efecto piedra o granulado, por ejemplo). En el caso de los platos lisos, es indispensable comprobar si han recibido un tratamiento antideslizante.

Elegir la altura más adecuada


Altura del plato de ducha de obra

Existen varias alturas según los modelos de plato de ducha. En función de esto, el interior del plato será más o menos profundo. Estos son los tres modelos más comunes:

  1. El plato extraplano: ideal para una ducha de obra o ducha abierta con pared, por ejemplo, tiene una altura de entre 3 y 5 cm. La altura del plato corresponde a la altura a la que colocas los pies, no tiene profundidad.
  2. El plato clásico: tiene entre 6 y 9 cm y es el modelo más común. La profundidad en el interior del plato suele ser pequeña (de unos centímetros).
  3. El plato profundo: tiene una altura mucho mayor y no es adecuado para las personas con movilidad reducida. Permite disfrutar de un plato de ducha profundo, que es ideal para simular un pequeño baño para los niños pequeños.
Ver el catálogo de ManoMano
Plato de ducha

Ubicación y forma de la rejilla del desagüe


Ubicación y forma de la rejilla del desagüe

La forma de la rejilla del desagüe tiene un papel importante en la estética del plato de ducha. Estas son las más comunes según el modelo de plato:

  • Para los modelos clásicos: cuadradas, rectangulares y redondas;
  • para los modelos de diseño: forma de trapecio y de carril (rectángulo largo y fino).

La ubicación de la rejilla tiene un papel importante según el lugar en el que se encuentre la salida de agua o desagüe, pero también en lo que respecta a la apariencia del plato de ducha. Puede estar centrada a lo largo o a lo ancho o estar situada en el centro del plato.

Ver el catálogo de ManoMano
Plato de ducha
Ver platos de ducha sobrepuestos

Ficha escrita por:

Tess, Asesora de decoración y pintura, 28 fichas consejo

Tess, Asesora de decoración y pintura

Soy Tess, de 27 años, y llevo 7 en el mundo del bricolaje, en concreto en el de la pintura y decoración. ¡He encontrado cómo unir lo util y lo agradable a través de mi pasión por la escritura! Lanzarme a la redacción y poder aconsejar sobre decoración a los principiantes (o incluso a personas más experimentadas) es un verdadero placer para mi. Me encanta compartir mi saber hacer y mi experiencia y darte los mejores consejos para tus momentos de bricolaje.

Productos relacionados con esta ficha consejo