Servicio al cliente disponible por chat

La mayor selección de productos de bricolaje

Cómo elegir un inodoro

Ficha escrita por:
Denis, Autodidacta

Denis, Autodidacta

21 fichas consejo

Tanto en obra nueva como reforma, se puede instalar fácilmente un inodoro a suelo. Sea un modelo que ahorra espacio, elevado, con o sin brida, salida horizontal o vertical, es un sanitario estándar y sencillo de instalar. Hemos creado esta guía para encontrar el mejor inodoro y sus opciones de cisternas y tapas.

Características importantes

  • Salida horizontal o vertical
  • Medidas y ergonomía
  • Altura para sentarse cómodamente
  • Taza con o sin reborde
  • Calidad de las tapas
  • Opciones que mejoran la higiene
  • Estilo estándar o moderno

Precio

de 101,00 € a 445,00 €

Inodoro a suelo: 5 criterios que determinan su elección

Inodoro a suelo: 5 criterios que determinan su elección

La elección de un inodoro depende de las posibles limitaciones de instalación y de las opciones de compra:

  • la principal limitación es el tipo de salida, que puede ser horizontal o vertical;
  • en lo que respecta a las medidas, prácticamente idénticas en todos los modelos, lo que debes tener en cuenta es si necesitas un tamaño diferente por tus características físicas;
  • el mecanismo de cisterna varía según el ahorro de agua que se desee lograr;
  • si el inodoro no incluye la brida, facilita la limpieza y mejora la higiene;
  • el estilo varía entre los inodoros tipo tótem y los inodoros a suelo estándar.

Además, pueden añadirse otras opciones en el inodoro, como las siguientes:

  • un lavabo;
  • una alcachofa extraíble;
  • un mueble integrado.

Tipos de salida de un inodoro


Evacuación del inodoro

Los inodoros actuales presentan en su mayoría una salida de agua horizontal a través de la pared. Los inodoros con salida vertical en el suelo tienden a desaparecer. Los primeros resultan más fáciles de instalar, mientras que los segundos son más estéticos, ya que ocupan menos espacio detrás de la taza.
Como sabemos, un inodoro a suelo se compone de una taza que se apoya en el suelo; un depósito de agua para la cisternaun mecanismo de apertura y llenado (por lo general una cisterna doble de 3/6 litros) y una tapa, que es la cubierta móvil de la taza unida al asiento.

El inodoro se fija al suelo con tornillos y se conecta a la red de agua mediante una tubería o manguito de 100 mm de diámetro.

La ubicación del tubo de salida es importante.

Medidas habituales en el mercado

Medidas del inodoro
El inodoro a suelo estándar tiene un asiento con una altura de unos 40 cm, una altura total de menos de 80 cm, una anchura de unos 40 cm y una profundidad de entre 60 y 80 cm. Si tienes limitaciones de espacio, elige un inodoro pequeño con una profundidad de unos 50 cm o un inodoro angular cuya cisterna se ajusta perfectamente al ángulo recto de una esquina.

También existen modelos de inodoros elevados para personas mayores o con discapacidad; otros con el asiento a unos 50 cm del suelo, así como modelos adaptados para niños, con una altura de asiento de unos 22 cm.

También pueden resultar útiles otros elementos como alzadores para inodoro y barras de apoyo.

Elige el modelo teniendo en cuenta que, para que el inodoro resulte cómodo, deberá dejarse un espacio libre de 20 cm a cada lado y de entre 30 y 40 cm delante, es decir, que se necesita un espacio mínimo de 100 x 90 cm.

Modelos con y sin borde de descarga

Brida de un inodoro
El borde superior interno de la taza que oculta el flujo de agua procedente de la cisterna se conoce también como brida. Se trata de una zona de difícil acceso propensa a la formación de bacterias y a que se acumule suciedad. Cada vez más fabricantes ofrecen inodoros sin borde de descarga, o con brida abierta, con lo que la limpieza del borde la taza resulta mucho más sencilla.

Esta innovación es más higiénica y evita posibles salpicaduras, al mismo tiempo que es eficaz al evacuar los residuos. No obstante, tenga o no reborde, evidentemente es necesario limpiar el inodoro con una escobilla.

Tapa del inodoro: con caída amortiguada y extraíble

Tapa del inodoro

El elemento que personaliza realmente el inodoro es la tapa.

Existen numerosos materiales entre los que elegir (resina termoplástica, resina termoendurecida, resina de poliéster, madera comprimida, etc.) con gran resistencia y posibilidad de personalización. Además, también dispones de diferentes tipos de bisagras (de acero inoxidable, plástico, latón).

Si tienes niños, lo ideal es un modelo de tapa con caída amortiguada.

Las tapas extraíbles facilitan la limpieza de la taza.

Técnicas para ahorrar agua en los inodoros

Técnicas para ahorrar agua en los inodoros

Se calcula que los inodoros consumen el 20 % del agua de un hogar, una cifra nada despreciable.

La forma más eficaz de reducir el consumo es el mecanismo de control dual que ofrecen prácticamente todos los fabricantes actuales. El primer botón libera 3 litros de agua, mientras que el segundo libera entre 5 y 6 litros para evacuar una mayor cantidad de residuos. En comparación con el sistema de un solo control, el consumo de agua se reduce a la mitad, lo que puede suponer un ahorro de hasta 30 m3 de agua al año.

Otra alternativa es reutilizar el agua del lavabo integrándolo sobre la cisterna.

El agua que se usa para lavarse las manos, llenará directamente la cisterna. La taza es algo menos profunda, pero así te ahorras la instalación de un lavabo de pared. Se calcula que el ahorro anual es de 3 m3.

Cinco consejos para elegir el mejor inodoro a suelo

Cinco consejos para elegir el mejor inodoro a suelo

Estos son otros aspectos que deben tenerse en cuenta al elegir un inodoro:

  • la taza antical, que reduce la formación de cal;
  • la brida de cerámica esmaltada, que reduce la proliferación de bacterias;
  • los tornillos de fijación de la taza al suelo, que se pueden ocultar en el pie;
  • el nivel de ruido de la cisterna;
  • norma CE, que garantiza la eficacia y la solidez de los productos.

También cabe destacar que cuanto más recta y más forma de embudo tenga la taza, mejor se evacuarán los residuos con el mínimo de agua.

Un inodoro de marca, garantía de calidad

El cuarto de baño es algo indispensable en cualquier hogar. Tal vez incluso más que otras partes de la casa, por lo que merece la pena invertir en un producto de marca que garantice unos mecanismos fiables y reparables.

No hay nada peor que no poder utilizar el inodoro durante un día o dos. Aunque su uso aún no se ha generalizado, el lavabo conectado con el inodoro es una opción higiénica, práctica y realmente cómoda. Es una forma estupenda de ahorrar agua.

¿Crees que esta ficha consejo ha sido útil? Si
5 me gusta
Ficha escrita por:

Denis, Autodidacta 21 fichas consejo écrits

Denis, Autodidacta
Empecé con el mundo del bricolaje hace unos 10 años, cuando decidí comprarme una casa y tuve que reformarla. 

Después de cambiar el techo, rehacer los baños, la cocina, las habitaciones...construí un edificio anexo con un calentador de agua que funciona con luz solar. Después de todo,  creo que me he convertido en un buen experto en bricolaje. 

Estuve tanto tiempo buscando información tanto en internet como en revistas de bricolaje, que ahora me parece justo compartir todo lo aprendido con aquellos que están en mi misma situación hace unos años.

Productos relacionados con esta ficha consejo

íConéctate para poder responder!

Los manitas hablan