Servicio al cliente disponible por chat

Cómo elegir un inodoro

Ficha escrita por:
Sebastián, Manitas autodidacta

Sebastián, Manitas autodidacta

212 fichas consejo

Tanto si tu baño está equipado con un inodoro de evacuación horizontal o vertical, como con un inodoro suspendido de la pared por medio de un soporte, incluso un inodoro con triturador químico compacto o adaptable, higiene y comodidad son los conceptos esenciales de esta instalación sanitaria. 

Características importantes

¿Qué tipos de inodoro existen?

Concretamente, existen tres tipos de inodoro aunque con frecuencia la elección se realiza entre dos:
  • inodoros de pie;
  • inodoros suspendidos.
Los otros dos tipos, el inodoro con triturador, o químico y el urinario se reservan para configuraciones específicas o para equipar un lugar privado o público.

¿Por qué elegir un inodoro de pie?



El inodoro de pie es el más común de todos los inodoros y el que está presente en la inmensa mayoría de los cuartos de baño. Higiénico, cómodo y de fácil instalación, no hay quien lo destrone.
 
Los inodoros están compuestos por una taza colocada en el suelo, una cisterna que almacena el agua para la evacuación, un mecanismo de apertura y de llenado llamado descarga de agua y una tapa unida al anillo sobre el que nos sentamos. El inodoro está fijado al suelo con tornillos y conectado a la red de aguas residuales por medio de un desagüe o un tubo de 100 mm de diámetro.  
 
En lo que respecta a la ergonomía, la orientación de la tubería de evacuación puede ser vertical u horizontal. Los inodoros más modernos utilizan mayoritariamente una evacuación horizontal (a través de la pared), mientras que los de evacuación vertical (por el suelo) tienden a desaparecer. 

¿Por qué decantarse por un inodoro suspendido?



Inodoro suspendido con mecanismo

Los inodoros suspendidos son más estéticos, higiénicos y silenciosos.

Integrados a la perfección en los cuartos de baño contemporáneos, el mecanismo de los inodoros suspendidos está totalmente oculto dentro de un bastidor encastrado en la pared. El inconveniente es que para instalarlo se necesita más trabajo que un sencillo inodoro de pie.

Éstas son las ventajas del inodoro suspendido:
  • el ajuste de la taza en altura es genial si tienes una altura poco habitual; la altura del asiento puede regularse en el momento de la instalación; 
  • el mecanismo de descarga de agua queda disimulado por la cubierta del bastidor y en consecuencia el ruido de llenado queda muy atenuado; 
  • la higiene se simplifica por la ausencia de una tubería y una base visibles. Accesorios como el pulsador de la cisterna, una taza antical o una tapa desmontable facilitan el mantenimiento; 
  • la norma CE o UNE es una garantía de eficacia y de calidad en términos de evacuación, de resistencia a los detergentes y de dimensiones estándar de las conexiones. La resistencia del mecanismo de descarga de agua ha sido probada en varias decenas de miles de ciclos de funcionamiento.

¿Por qué elegir un inodoro con triturador?

Inodoro con triturador

El principal interés del inodoro triturador es que no requiere la presencia de una evacuación sanitaria clásica de 100 mm de diámetro. De hecho, es una solución alternativa en nuestros hogares (sótanos, desvanes, dormitorios) pero también en lugares de residencia como caravanas o autocaravanas.
 
No obstante, podemos achacarle algunos inconvenientes. Primer punto negro: funciona con un motor eléctrico con la consiguiente dependencia energética (si no hay corriente no se puede utilizar el inodoro), un detalle molesto si sufrimos un corte eléctrico prolongado. Por otra parte, y sobre todo en residencias comunitarias, su nivel sonoro puede dar origen a conflictos (si bien algunos modelos incluyen mecanismos relativamente silenciosos).
 
En definitiva, el inodoro con triturador es una alternativa que puede resultarte útil, según la configuración de su lugar de instalación.

Otros inodoros menos habituales

 Urinarios en aseo públicoUrinarios

Los locales públicos no suelen disponer de  mucho espacio para instalar aseos completos. Por eso lo más práctico es instalar urinarios en los aseos masculinos, ya sea colectivos o individuales

Una excepción son los aseos adaptados para minusválidos, de presencia obligatoria en todos los edificios públicos, que deben contar tanto con inodoros, como con el resto de sanitarios adaptados para personas de movilidad reducida. Además, se pueden incorporar otros accesorios como barras de apoyo o seguridad. Los urinarios ocupan menos espacio y son más higiénicos que los inodoros, ya que al orinar se producen menos salpicaduras. Tanto los usuarios, como el personal de limpieza, lo agradecerán. 




Por último, un vestigio del pasado... el "urinario turco" o placa turca. 

Tendentes a desaparecer pero aún presentes en algunos locales públicos y privados como campings o piscinas,  los inodoros turcos se definen con tres palabras: incómodos, higiénicos y de difícil acceso. En cuanto a la pregunta "¿Por qué instalar un inodoro turco?", son varias las posibles respuestas:
 
  • para no jugar con el teléfono móvil o leer el periódico sentados en la taza. Dicho esto, el inodoro turco es mucho más higiénico tanto en términos de limpieza como de utilización colectiva (un usuario tras otro, se entiende); 
  • para imponerse una disciplina deportiva cotidiana, ya que es exigente en cuanto al equilibrio, la habilidad o la fuerza de los cuádriceps. Obliga a adoptar una postura primitiva que puede tener efectos beneficiosos para nuestra salud.

Vamos a dejarnos de bromas. ¿Tienes ya un poco más clara tu elección? A continuación, tienes un resumen.
 

¿Con qué inodoro quedarse?

Los inodoros de pie son fáciles de instalar y sus gamas bajas desafían cualquier competencia. Recomendables si el presupuesto es bajo y la necesidad apremia.

Los inodoros suspendidos son todo elegancia; más diseño, pero la instalación requiere más trabajo. Suelen elegirse para una renovación o una obra nueva.

Los inodoros con triturador son una opción poco atractiva, salvo en casos donde no dispongas de una instalación sanitaria,  los argumentos favorables escasean.

Los urinarios son higiénicos para lugares públicos, pero los inodoros turcos son poco cómodos y no recomendables para personas de cierta edad. Ahora, si quieres llamar la atención, no los descartes.

Por último,  para completar la decoración y la practicidad de este rincón privilegiado de la casa, equípalo con un portarrollos para papel higiénico, un mueble de almacenamiento y una tapa original.
 
¿Crees que esta ficha consejo ha sido útil? Si
0 me gusta
Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta 212 fichas consejo écrits

Sebastián, Manitas autodidacta
Mi lema es: aprender es mejor que pedir. Y...¿cuál es la recompensa final? Pues, una cerveza bien fresquita. 
La curiosidad por las cosas me ha hecho pasar muchas horas haciendo bricolaje, arreglando cosas por casa, construyendo muebles...espero poder ayudaros después de todo lo aprendido.

Productos relacionados con esta ficha consejo