Cómo elegir un gato

Cómo elegir un gato
¿De qué te hablamos en esta ficha?
Ficha escrita por:
Jerónimo, Electricista

Jerónimo, Electricista

118 fichas consejo
Cuando te apasiona la mecánica, ¡manipular los bajos del vehículo se convierte en algo habitual! Sin embargo, debes asegurarte de trabajar con seguridad y para eso, ¡necesitas un buen gato! Los hay mecánicos, hidráulicos y neumáticos. Echemos un vistazo a las soluciones disponibles.

Características importantes

  • Mecánico
  • Hidráulico
  • De botella
  • Capacidad de elevación

Elegir un gato según las necesidades

Gato hidráulico


Gato hidráulico de botella

¿Buscas un gato para cambiar una rueda de tu vehículo y no tienes demasiada fuerza? Opta por un gato hidráulico de botella, pero verifica que su altura quepa debajo de tu vehículo.

Gato de coche


Gato tijera

¿Necesitas un gato de coche para llevar en el maletero por si pinchas? Elige un gato de tijera. Con este sistema de gato mecánico, podrás elevar más el vehículo ¡y hacer bíceps! Su baja altura lo hace compatible con todos los vehículos.

Gato de carretilla


Gato carretilla o de suelo

¿Te encargas del mantenimiento de tu coche en el garaje y dispones de un amplio surtido de herramientas de mecánico? Decántate por un un gato de carretilla (o de suelo). Es cierto que cuesta el doble, pero es tan práctico que no te arrepentirás.

Gato mecánico de cremallera


Gato mecánico de cremallera

Quieres un gato para un 4x4 o necesitas uno que te acompañe en todo tipo de terrenos para levantar un vehículo de chasis alto? Opta por un gato de cremallera, también llamado gato mecánico de cremallera. Es voluminoso, pero no te queda otra para levantar un 4x4 o un remolque atascado.

Tres medidas de seguridad que debes aplicar antes de elegir y usar un gato

  1. La capacidad de elevación del gato debe ser del 70% de la masa del vehículo (recomendado).
  2. Hay que medir la altura bajo el chasis del vehículo para garantizar que el gato quepa debajo.
  3. Se utilizan borriquetas, además del gato, para aumentar la seguridad al mantener el vehículo elevado.

Gato para moto, cortacésped y tractor

La elevación de vehículos específicos debe hacerse con gatos especiales:

El gato adecuado para cada necesidad de elevación


Gato según necesidad

Cuando quieras llevar a cabo operaciones de control o de mantenimiento bajo un vehículo, necesitarás elevarlo. Para ello, debes equiparte con un dispositivo capaz de levantarlo y sostenerlo con seguridad.

Un gato, ya sea mecánico, hidráulico o neumático, te permite separar tu vehículo del suelo y trabajar debajo de él sin riesgos.

El gato debe ser adecuado para la carga que eleva y sostiene, y si es posible acompañarse de borriquetas, ¡es el compañero ideal de cualquier mecánico aficionado o apasionado! También puede ser útil para levantar cualquier carga pesada: un portón, un elemento de construcción, etc.

Evaluar la carga que hay que levantar

Evaluar las necesidades es de lo más sencillo. La capacidad de elevación, que viene indicada en cada gato, debe concordar con la carga que se desea levantar.

Con respecto a los vehículos, cuando se cambia una rueda, no se levanta toda la carga, sino la mitad y con un punto de anclaje (¡no dividas la carga total por 4!). Por tanto, si un vehículo pesa 2 T, levantas 1 T, no 500 kg. No hagas cálculos al azar y elige siempre un gato con más potencia de la estrictamente requerida.


Distintos tipos de gatos

El gato mecánico


Gato mecánico

También llamado gato de tijera, es el que proporciona un fabricante de automóviles de serie con cualquier vehículo. Se basa en el principio del tornillo sin fin, es el modelo más sencillo.

Al disponer de una superficie de apoyo sobre el suelo, y un cabezal de soporte bajo el chasis del automóvil, te permite separar el vehículo del suelo fácilmente.

La capacidad de elevación de un gato de tijera rara vez supera las 1,5 T. Es muy útil para cambiar una rueda, pero el gato de tijera no se recomienda para trabajos mecánicos, salvo que se asegure la carga con borriquetas o con calzos para las ruedas.

La ventaja de este gato es que cabe (en posición plegada) debajo de casi todos los vehículos, ya que ocupa muy poco (unos 10 cm).

El gato de carretilla hidráulico


Gato de carretilla

El gato de carretilla es el gato de taller por excelencia. Se compone de una estructura rígida provista de ruedas, un cilindro hidráulico y unbrazo articulado equipado con un copete (o disco de elevación), y su capacidad de carga es significativamente superior a la de un gato de tijera.

La mayoría de los gatos de carretilla admiten cargasde 2 a 3 T (toneladas), pero algunos gatos para vehículos 4x4 o pesados pueden soportar hasta 5 T.

Al tener ruedas, este gato es muy cómodo de desplazar y también muy sencillo de manejar.

El elevador se acciona con un movimiento de bombeo manual a través de una palanca. Pesado y estable, el gato de carretilla es particularmente adecuado para la mecánicapor su amplitud de elevación. Sin embargo, antes de decidirte a comprarlo, debes asegurarte de que quepa debajo de tu vehículo (en posición plegada).

El gato de botella hidráulico


Gato hidráulico

Su principio de funcionamiento es el mismo que el del gato de carretilla. Sin embargo, el elevador no se monta sobre una estructura con ruedas, sino en un soporte fijo y plano.

El levantamiento lo efectúa directamente el elevador, lo que permite una capacidad de carga muy superior, dehasta 20 T.

Por su forma, no cabe debajo de los vehículos más bajos y su recorrido está limitado por la longitud del elevador. Su amplitud de elevación suele ser inferior a la de un gato de carretilla.

El gato neumático

¡Un gato reservado para pesos pesados y uso intensivo! Los gatos neumáticos están reservados a aficionados con experiencia o profesionales y ofrecen una capacidad de elevación de hasta 30 T. Combinados con un compresor de aire, se distinguen dos formas principales: el gato neumáticocon anillos de presión y el gatohidroneumático-oleoneumático.

Gato neumático con anillos de presión


El gato neumático

Por lo general, cuenta con dos o tres anillos y su capacidad de carga es limitada (de 2 a 3 T de media).

Ya sean fijos o con chasis de ruedas, su pequeño volumen permite usarlos de forma sencilla y práctica, con una gran amplitud de elevación.

Gato hidroneumático-oleoneumático


Gato hidroneumático-oleoneumático

La tecnología es más compleja, ya que el aire comprimido se utiliza para presurizar un líquido hidráulico que acciona un elevador.

En cuanto a la forma, se parece más a un gato de carretilla, ¡con la diferencia de que soporta una capacidad de elevación de hasta 30 T! Su amplitud inicial es ya considerable, pero puede ampliarse con extensiones.

Estos gatos están equipados con todo tipo de funciones de seguridad (anticaída en caso de corte del aire comprimido, control del descenso de la carga en función del peso, etc.). Son la gama alta de los gatos.

El gato de cremallera


Gato cremallera

Para el uso puntual. Se basa en el principio de la cremallera y es muy fácil de usar (solo hay que girar la manivela).

Al estar pensado para el medio agrícola o los vehículos todoterreno, es un gato robusto, de tecnología sencilla, que permite levantar vehículos con independencia de su altura libre al suelo (4x4, tractores, remolques, etc.).Su capacidad de elevaciones considerable y puede alcanzar las 15 T en los modelos más potentes. Su forma también permite una extensión considerable.


Cómo usar un gato de forma segura


Cómo usar un gato de forma segura

Si tienes que trabajar bajo un vehículo, un remolque o cualquier objeto pesado, recuerda asegurar siempre la carga con borriquetas y calzos para las ruedas.Si desmontas una rueda, por ejemplo, porque has pinchado, coloca la borriqueta debajo del coche, en el larguero. Si el gato se desliza, el vehículo elevado y desestabilizado descansará sobre la torre y podrás reemplazar el gato sin gran dificultad para continuar con el mantenimiento.

Sea cual sea el tipo de gato, hay que colocarlo de forma estable, si es posible sobre un suelo limpio, seco y duro (adoquines, asfalto, etc.). Si el suelo es de tierra, usa una plancha ancha y gruesa como base y nivela el suelo antes de colocar el gato.

Adapta tu gato en función de la carga que vayas a levantar y trabaja con seguridad (no uses el freno de mano si vas a desmontar la rueda trasera del vehículo; coloca un calzo bajo la rueda opuesta y deja una marcha puesta).

Ficha escrita por:

Jerónimo, Electricista 118 fichas consejo écrits

Jerónimo, Electricista
Me formé como electricista y trabajé en este sector muchos años. Después me dediqué al mundo de la construcción, en elque tuve la oportunidad de coordinar, controlar y organizar varios proyectos de obra. Actualmente llevo 4 años restaurando una casa de campo con mi mujer y mi hija. Llevamos muchas horas invertidas en esa casa, y gracias a mi experiencia profesional y ahora también personal, me encantaría dar una mano a todo aquel que tenga dudas sobre el bricolaje y aconsejarle en algunos asuntos.

Productos relacionados con esta ficha consejo