Cómo elegir un deshumidificador

Cómo elegir un deshumidificador
¿De qué te hablamos en esta ficha?
Ficha escrita por:
Ana, Pintora

Ana, Pintora

29 fichas consejo
Para luchar contra la condensación creada por la calefacción o la humedad en las habitaciones, el deshumidificador reduce el índice de humedad, pudiendo ser de condensación o de absorción. Compacto, económico y estético, se escoge según su caudal de aire, su alcance y su capacidad de extracción. Sigue nuestra guía.

Características importantes

  • Compresor
  • Absorción
  • Volumen de aire
  • Tasa de humedad

Qué es un deshumidificador


Qué es un deshumidificador

La humedad es necesaria para nuestra comodidad cotidiana, pero debe ser moderada. Así, un índice de humedad demasiado elevado puede favorecer la aparición de moho en los techos, las paredes, los muebles, e incluso puede provocar que se despegue el papel pintado. Un alto grado de humedad también puede ser fuente de problemas de salud: asma, tos, reumatismo, etc.

Determinadas estancias, como la cocina o el cuarto de baño, están más expuestos a una humedad puntualmente elevada (vapores de la cocción, secadora, etc.). El deshumidificador es la solución para corregir este problema. Sencillo, eficaz y económico, permite deshumidificar el ambiente para volverlo saludable.

Este aparato también puede ser utilizado para acelerar el secado de una habitación en obras (pintura, enlucido de paredes, etc.), tras una fuga de agua, sanear los huecos sanitarios, y también simplemente para llevar a cabo ahorros de energía (calentar aire húmedo necesita una mayor cantidad de energía que calentar el aire más seco).

cuarto de baño">
Ver el catálogo de ManoMano
cuarto de baño

Elegir el mejor deshumidificador


Elegir el mejor deshumidificador

Si tu vivienda principal tiene un problema de humedad, es necesario regular su tasa de higrometría con un deshumidificador. A elegir según sus características:

  • el volumen de la estancia en m3 o el área tratada en m²;
  • cuanto mayor sea el caudal de aire, mejor será el deshumidificador;
  • la capacidad de extracción de humedad, corresponde al número de litros extraídos durante 24 h. A mayor nivel de extracción, mayor potencia se necesita y mayor consumo;
  • capacidad del depósito de recogida de humedad-agua.

Para mayor comodidad, es mejor elegir un deshumidificador:

  • con higrostato ajustable, para apagarse automáticamente al alcanzar un nivel de humedad predefinido;
  • con bajo nivel de ruido para reducir las molestias.

Si estás buscando un deshumidificador para una casa de campo o un apartamento de vacaciones que funcione sin supervisión, además de las características relacionadas con la humedad y el volumen a tratar, es preferible optar por:

  • un deshumidificador con sistema de deshielo gas caliente porque en un rango de temperaturas entre 5 y 15 ° C, ofrecen un rendimiento aproximado de más del 30%;
  • un sistema de evacuación de agua que conecta una tubería para drenar el agua directamente a un fregadero o para conectarla directamente a una tubería de drenaje.

Caja absorbente de humedad

Si estás buscando una solución económica y práctica para reducir la humedad de una habitación con poco volumen, (unos 12 metros cuadrados), puedes optar por un absorbente de humedad. Es barato y efectivo, y solo tienes que vaciar la caja periódicamente y cambiar la bolsa de recarga.

Ver el catálogo de ManoMano
Deshumidificador

Cuáles son los diferentes tipos de deshumidificadores

Se distinguen dos sistemas principales: los deshumidificadores de aire por condensación y los deshumidificadores de aire por absorción.

Deshumidificador de aire por condensación o deshumidificador mediante compresor

Eficaz, compacto y móvil (equipado con ruedas), es el más corriente de los deshumidificadores de uso doméstico. Un ventilador aspira el aire húmedo y lo envía hacia un condensador que lo enfría -por debajo de punto de condensación- mediante un serpentín enfriado con gas refrigerante comprimido. El aire se enfría y el agua se condensa en un depósito. Seguidamente, un compresor calienta el aire seco y lo devuelve a la estancia.

Deshumidificador de aire por absorción o secador de aire

Este deshumidificador utiliza un soplador que reenvía el aire hacia un gel de sílice con reconocidas propiedades de absorción de la humedad. Es silencioso, económico y ecológico.

Está especialmente diseñado para mantener niveles muy bajos de humedad.

Para una utilización normal, 20 °C y un 70% de humedad, los deshumidificadores con gel de sílice hacen un trabajo mejor que los deshumidificadores por condensación, que generalmente son probados por los fabricantes en condiciones de humedad extrema, es decir, 30 °C y un 80% de humedad.

deshumidificadores">
Ver el catálogo de ManoMano
deshumidificadores

Ventajas del un absorbente de humedad


Ventajas del un absorbente de humedad

Un absorbente de humedad es una variante del deshumidificador de aire por absorción que no necesita instalación (sin conexión eléctrica).

Se trata de una caja de plástico (hay varios tamaños para elegir), que contiene gel de sílice, que absorbe la humedad y la transforma en agua recuperada en la caja.

Práctico y económico, la vida útil de un absorbedor de humedad es bastante limitada (alrededor de dos meses de autonomía) y es necesario vaciar regularmente la bandeja. Sin embargo, solamente es conveniente para pequeñas superficies con una baja concentración de humedad.

Cuáles son los criterios principales que debe cumplir mi deshumidificador


Criterios principales que debe cumplir mi deshumidificador

Antes de centrarnos en los requisitos que debe reunir el deshumidificador, es necesario determinar tus necesidades. Para esto, deberás evaluar:

  • el volumen de aire y la superficie de la estancia que vas a tratar;
  • el índice de humedad encontrado;
  • la temperatura de la estancia que se va a calentar, ya que cuanto más fría está la habitación, mayor debe ser la eficacia del deshumidificador;
  • la fuente de humedad del local que se va a tratar; recordamos que la capacidad de un deshumidificador debe ser superior a la cantidad de agua producida por la estancia. Por ejemplo: un local con una piscina debe registrar un índice de evaporación inferior a la capacidad de aire del deshumidificador.

Una vez evaluadas tus necesidades, debes estimar el caudal de aire, la capacidad de extracción, el alcance, el regulador de humedad y el nivel sonoro cuando está en marcha. También hay que determinar otros criterios secundarios como el diseño, la manejabilidad y sus diversas funciones.

Caudal de aire

El caudal de aire es el criterio esencial que debes tener en cuenta. Es la cantidad de aire húmedo (en m3) que el deshumidificador es capaz de tratar durante un período determinado (por hora o por minuto). Cuanto más alto, más eficaz. El caudal de aire manifiesta la capacidad de renovación del aire del aparato.

Capacidad de extracción

La capacidad de extracción representa el número de litros de agua que tu deshumidificador es capaz de extraer durante un período determinado (1 h o 1 día). Deberás contar con una capacidad de extracción de entre 5 y 30 litros/día para un uso doméstico y/o para una estancia húmeda de superficie media.

Alcance

El alcance es la superficie en metros cuadrados (m2) que cubrirá tu deshumidificador. Cuanto mayor sea la superficie interior de la estancia, mayor deberá ser el alcance. Se puede expresar también en metros cúbicos (m3), o volumen de la habitación.

Higrostato

El higrostato o regulador de la humedad puede ser manual o eléctrico, y es el control que te permitirá regular el índice de humedad deseado (recuerda que el índice ideal para el interior del hogar se sitúa entre un 45% y un 60%.

Los higrostatos electrónicos permiten la regulación automática de la tasa de higrometría, que implica la activación automática del deshumidificador.

Nivel sonoro

También deberás verificar el nivel sonoro del aparato en marcha. Un buen deshumidificador es un aparato que pasa desapercibido. En este aspecto, el deshumidificador con gel de sílice es el más discreto. Menos ruidoso, emite un sonido más suave que el deshumidificador con compresor, cuyo caudal de aire determina el nivel sonoro (cuanto mayor es, más ruidoso resulta el aparato). Por tanto, has de buscar el equilibrio entre eficacia y decibelios.

Descongelación con gas caliente

En comparación con los mismos deshumidificadores eléctricos equipados con un sistema electrónico automático de descongelación, la descongelación automática por gas caliente ofrece un rendimiento aproximadamente un 30% más alto en un rango de temperatura entre 5 y 15 ° C . Es decir, a más de 15 ° C, el rendimiento de deshumidificación es idéntico independientemente del sistema de descongelación. Se recomiendan en locales sin calefacción.

Diseño y manejo de un deshumidificador

El diseño no es un criterio esencial, aunque siempre es mejor saber si quieres un aparato discreto o estético. A excepción de los profesionales, los domésticos tienen a ser similares.

Un deshumidificador manejable siempre es interesante, incluso aunque permanezca mucho tiempo en el mismo lugar. Los deshumidificadores con ruedas son la mejor opción para poder utilizar el aparato en distintas estancias con total comodidad, o moverlo para limpiar la habitación.

Opciones, funciones y regulación de un deshumidificador

El aparato puede ofrecer diversas funciones, como:

  • una protección anti desbordamiento, el deshumidificador se apaga automáticamente tan pronto como el tanque alcanza su nivel máximo de llenado. Una luz indica entonces que el depósito debe vaciarse;
  • un programador o reloj 1-24 h  para programar el inicio y la parada;
  • la evacuación externa de la humedad condensada, posible mediante la conexión de una tubería al fregadero, por ejemplo;
  • ventilador de 3 velocidades para adaptar el funcionamiento a los requerimientos y necesidades;
  • un deshumidificador especial que permite secar tejidos húmedos y acelerar el secado de la ropa en invierno;
  • un modo nocturno más tranquilo;
  • un bloqueo para niños, para bloquear el teclado de control;
  • un amplio rango de operación (generalmente de 5 a 35 ° C);
  • el indicador de que el filtro está sucio;
  • un modo de deshumidificación continua que se puede activar si es necesario (la unidad funciona de forma permanente, independientemente del nivel de humedad en el aire).

Deshumidificador de aire: consejos previos a la instalación


Deshumidificador de aire

Un deshumidificador debe ser eficiente, confiable e inteligente, y ahora puedes unir los negocios con el placer, combinando una apariencia compacta, silenciosa y elegante.

Las cajas absorbe humedad son una solución para habitaciones con poca humedad o espacios pequeños.

Tener un deshumidificador es efectivo contra la humedad, sin embargo, recuerda que  existen soluciones preventivas para reducir humedades :

  • pintura antihumedad para estancias húmedas (cocina y baño);
  • sistema de aislamiento, la primera barrera térmica contra la pérdida de calor;
  • calefacción, porque una casa fría puede promover la humedad;
  • la ventilación de las habitaciones húmedas  o la renovación de aire mediante un VMC (ventilación mecánica centralizada);
  • campana extractora  en cocina etc.

Mantenimiento y limpieza de deshumidificadores


Mantenimiento y limpieza de deshumidificadores

Antes de cualquier operación de mantenimiento y limpieza, el deshumidificador debe desconectarse.

Limpieza de la carcasa y la rejilla

Las rejillas de succión y salida se pueden limpiar con un aspirador equipado con un cepillo pequeño. Esto permite absorber directamente el polvo. De lo contrario, utiliza un cepillo de mano.

El agua jabonosa es suficiente para limpiarla. Enjuágala bien y sécala.

Limpieza del filtro de aire

Es obligatorio limpiar el filtro de aire de las impurezas recolectadas (pelo de mascotas, polvo, etc.), si no quieres acabar con una alergia. Consulta las instrucciones de eliminación y limpia con agua clara.

Limpieza de depósitos

El depósito también debe limpiarse. Después del desmontaje, basta con un simple enjuague con agua y limpieza. Es imprescindible para que no proliferen mohos y bacterias.

Cómo guardarlo cuando no lo vas a utilizar en mucho tiempo

Si no vas a utilizar el deshumidificador durante mucho tiempo, asegúrate de realizar estas 4 operaciones antes del almacenamiento.

  1. Vacía el recipiente en un mínimo de 24 horas después del último uso.
  2. Limpia la carcasa, las salidas de aire, el filtro de aire y el depósito.
  3. Envuelve el cable de alimentación y tapa el aparato con una cubierta o en su propio embalaje.
  4. Guarda el aparato lejos de la humedad.

Saber más sobre humedad y deshumidificadores

Ventajas e inconvenientes de deshumidificadores

Ficha escrita por:

Ana, Pintora 29 fichas consejo écrits

Ana, Pintora
Autodidacta y apasionada del bricolaje y la decoración, me encantan las antigüedades, restaurar muebles, y crear otros  diferentes y originales. Después de restaurar por completo la casa de mi hermana,¡me gustaría compartir mi experiencia con todos vosotros!

Productos relacionados con esta ficha consejo