Cómo elegir un convector eléctrico

Cómo elegir un convector eléctrico

Alberto, investigador y manitas, Barcelona

Ficha escrita por:

Alberto, investigador y manitas, Barcelona

27 fichas consejo

El convector es un aparato de calefacción que consigue un aumento rápido de la temperatura, pero un confort térmico justo. Su potencia varía en función de la superficie que se quiera calentar y del aislamiento, se suele utilizar en las habitaciones de paso por su forma difusión del calor y su alto consumo de energía.

Características importantes

  • Habitaciones donde se instala
  • Difusión del calor
  • Potencia
  • Medidas y formato
  • Opciones y características
Elige tu convector

Lo básico de un convector

En qué habitación se coloca el convector


Dónde instalar el convector

Entre todos los modelos de radiadores eléctricos disponibles, los convectores se recomiendan para las habitaciones de paso bien aisladas y para utilizarlo como sistema de calefacción auxiliar. Se desaconsejan para las habitaciones de uso intensivo, como la sala de estar o los dormitorios o para habitaciones con techos altos.

Qué potencia elegir para un radiador convector


Convector eléctrico

La potencia de un convector no supera los 2500 W (vatios) lo que conviene para habitaciones con una altura de techo de hasta 2,50 m:

  • 100 W / m² o 0,4 kW / m³ en el caso de una vivienda correctamente aislada;
  • 60 W / m² o 0,24 W / m³ en el caso de una vivienda de bajo consumo energético.

Ten en cuenta que, para una habitación de 25 m² de superficie, la instalación de dos convectores hará que el calor se difunda mejor.

Ventajas e inconvenientes de los convectores eléctricos

Ventajas
Inconvenientes
Aumento de temperatura rápido
Consumo energético elevado
Instalación sencilla
Desecación del aire
Peso ligero
Levantamiento de polvo
Tamaño reducido
Difusión no homogénea del calor
Varios formatos disponibles
Sin inercia
Fijo o portátil
Ligeramente ruidoso (ruido metálico)
Económico
Puede desprender olor (quema el polvo que cae sobre el aparato)

Importante: la precisión de regulación de la temperatura, así como la programación, varía en función del radiador.

Ver el catálogo de ManoMano
Convector

Cómo calienta un convector

La convección


Convector de calor

Los convectores eléctricos transfieren el calor por convección, es decir, mediante la circulación de gases. El aire frío entra por la parte baja del convector y vuelve caliente al ambiente, por la rejilla situada en la parte frontal o en la parte superior, gracias a una resistencia eléctrica. Este modo de difusión del calor genera un aumento rápido de la temperatura y más cuando el calor producido se propulsa a través de un dispositivo de ventilación.

La convección difunde el calor de forma no homogénea

Es la razón por la que la sensación térmica es inferior a la temperatura del aire. Así pues, cuando la temperatura es de 21ºC, la sensación térmica es de unos 19ºC, es decir, -2ºC menos de media. Por otro lado, las paredes, los objetos y los habitantes de la vivienda no absorben el calor, al contrario de lo que ocurre con la difusión del calor por radiación. También se puede experimentar una sensación de corriente de aire, el aire caliente, más ligero y con tendencia a subir al techo, obliga a calentar con antelación para conseguir una temperatura adecuada para las personas.

Desequilibrio de la calidad del aire y sequedad


Convector turbo

La calefacción por convección implica movimiento de partículas de polvo, desecamiento del aire y provoca un desequilibrio entre los iones, ya que neutraliza los iones negativos presentes en el aire. Estos fenómenos pueden provocar un impacto negativo en el bienestar de los habitantes si se utiliza este tipo de sistema de calefacción de manera permanente.

Cómo calcular la potencia de un convector para una habitación

Cuanto mejor sea el aislamiento de la vivienda o de la habitación, menor será la potencia calorífica necesaria y viceversa. De este modo, la potencia de un convector eléctrico varía entre:

  • 0,1 kW / m² o 0,4 kW / m³ para una habitación bien aislada
  • 0,06 kW / m² o 0,24 kW / m³ para una habitación muy bien aislada (Edificio de bajo consumo energético)

Potencia necesaria según la superficie que se vaya a calentar

Superficie de la habitación (altura hasta el techo ≤ 2,5 m)
Potencia del convector para una vivienda correctamente aislada
Potencia del convector para una vivienda muy bien aislada (Edificio de Bajo Consumo Energético)
5 m²
500 W
300 W
8 m²
800 W
500 W
12 m²
1200 W
750 W
15 m²
1500 W
900 W
20 m²
2000 W
1200 W
25 m²
2500 W
1500 W

Dónde colocar el convector


Convector eléctrico

Además del aspecto estético, la ubicación del convector es determinante tanto para la optimización del rendimiento de la calefacción como para elegir correctamente el tamaño y el formato.A menos que el aislamiento sea óptimo (doble o triple cristal o Edificio de Bajo Consumo Energético), se recomienda optar por colocarlo debajo o al lado de una ventana, siempre que la configuración del espacio lo permita, para atenuar la entrada de aire frío; una ventana representa entre el 5 y el 10 % de pérdida térmica. Los muros que separan la vivienda del exterior, por lo general más fríos, también son un buen lugar.

Si tienes previsto calentar una pieza de uso habitual con un convector, es conveniente instalar dos, ya que el calor se difunde mejor y se mejora el confort térmico. En este caso concreto, y teniendo en cuenta la desecación del aire y el desequilibrio iónico producidos por el calentamiento por convección, conviene disponer de un humidificador para conseguir un equilibrio higrométrico.

Tamaño y formato de los convectores, depende de dónde se pongan


Convector horizontal

Los convectores existen en formatos:

  • horizontal y vertical. Este formato se debe elegir en función de la ubicación y las medidas según la superficie de instalación disponible;
  • de zócalo. Los convectores de zócalo son más recientes y mucho menos comunes. Pensados para instalarlos debajo de grandes ventanales, por ejemplo, su ventaja principal es una mejora del resparto de la temperatura, ya que calientan más cerca del suelo abarcan una superficie de calentamiento es más ancha.

Los radiadores convectores, considerados elementos de calefacción auxiliar, se encuentran en formato horizontal. Al ser portátiles, se pueden mover según se necesite.

Características y opciones de un convector


Convector termostato

Los convectores, que no tienen nada que ver con los antiguos radiadores con rejilla, presentan hoy en día una variedad de funcionalidades, opciones, diseños y garantías que mejoran la comodidad y el rendimiento.

  • Piloto luminoso de funcionamiento: un testigo luminoso (LED) permanece encendido mientras el calentador eléctrico permanece activo.
  • Termostato y regulador de la temperatura establecida: mediante una rueda de ajuste o a través de una pantalla LED, el termostato ordena el funcionamiento del radiador de forma más o menos precisa:
    • termostato mecánico: mantiene la temperatura establecida con una precisión de 2ºC;
    • termostato electrónico: mantiene la temperatura establecida con una precisión de 0,5ºC;
    • termostato numérico: mantiene la temperatura con una precisión de 0,1ºC.
  • Seguridad para prevenir el sobrecalentamiento: dispositivo de seguridad presente en casi todos los convectores eléctricos.
  • Modo heladas: permite el encendido automático cuando las temperaturas bajen por debajo de los 0ºC. Ideal para las segundas residencias (funcionalidad de serie).
  • Ventilación: el convector puede incorporar un sistema de ventilación que permite que la temperatura aumente aún más rápido.
  • Bloqueo del panel de control: opción interesante en materia de seguridad infantil.
  • Visualización de la temperatura ambiente: opción disponible en los radiadores que tengan termostato digital de alta gama (pantalla LED o de cristal líquido).
  • Detección de ventana abierta: opción que permite el apagado automático del radiador en caso de que la temperatura caiga de forma repentina.
  • Sistema de programación: puede ser individual o en red (Comunicación por Línea de Potencia - PLC) con otros radiadores eléctricos con hilo piloto conectado a una caja externa.
  • Detector de presencia: opción que tiene en cuenta en tiempo real el ritmo de vida de los habitantes para optimizar los periodos de calor.
  • Control mediante Smartphone: funcionalidad que permite la gestión de la temperatura desde un Smartphone mediante una aplicación.
  • Control remoto: permite la programación a distancia de forma sencilla.
  • Dispositivo antirruido: algunos convectores tienen un dispositivo que elimina los sonidos metálicos durante el funcionamiento del radiador.
  • Material exterior: puede ser de metal o de vidrio; este último aporta un diseño mejorado con unas formas depuradas.
  • Resistencia con difusor: asegura que la temperatura suba de forma rápida.
  • Dispositivo antisuciedad: al orientar el calor hacia la parte delantera del radiador, se evita que se ensucie la pared donde esté instalado.
  • Marca y garantía: que la marca sea conocida no implica que el precio sea más caro, ya que las grandes marcas disponen de una gran variedad de gamas con una garantía más amplia.
Elige tu convector

Ficha escrita por:

Alberto, investigador y manitas, Barcelona, 27 fichas consejo

Alberto, investigador y manitas, Barcelona

Tengo una formación de químico y me gusta mucho el bricolaje, actividad en la cual soy autodidacta. Soy un joven papá de 36 años y el bricolaje es para mí como el respirar; hablando en claro, hago un poco de todo. Entre mis trabajos, cabe destacar la instalación de 5 cocinas. Además de eso he renovado completamente un apartamento y he realizado un añadido a una vivienda. Con el fin de ahorrar costes, mi mujer y yo elegimos un acabado cubierto con estructura de madera para el añadido a la vivienda. Desde hace tres años, he llevado a cabo yo solo todos los trabajos de construcción, como el aislamiento, escayola, electricidad, lucidos, pintura, parquet, revestimientos, sanitarios, azulejos... En definitiva, 60 m2 enteramente realizados con mis propias manos. Menos mal que tuve a mi decoradora personal siempre a mano, porque como suele decirse, sobre gustos y colores no hay nada escrito. Y en estas cuestiones, las señoras suelen tener siempre la última palabra. Mi divisa es utilizar siempre buenas herramientas, excelentes productos y un 50% del trabajo terminado. El resto es solo cuestión de paciencia y de precisión. ¡Estoy a vuestra disposición para daros todos los consejos que necesitéis!

Productos relacionados con esta ficha consejo