Cómo elegir un colchón

Cómo elegir un colchón

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

Ficha escrita por:

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

79 fichas consejo

Como pasamos casi un tercio de nuestra vida durmiendo, el colchón es esencial para hacerlo cómodamente. Por eso tenemos que elegir un colchón perfectamente adaptado a nuestras necesidades, tanto en medidas y firmeza como de grosor. ¿Y qué pasa con el núcleo y las zonas de confort? Te lo explicamos.

Características importantes

  • Medidas
  • Colchones de espuma
  • Colchones de látex
  • Colchones de muelles
  • Grosor y firmeza
  • Zonas del colchón
  • Caras de verano/invierno
Elige tu colchón

Los principales criterios para elegir un colchón


Colchón

Hay muchos criterios que influyen en la elección de un colchón. Esencialmente, hay que tener en cuenta: 

  • La altura y, eventualmente, la de tu pareja, así como el espacio disponible en la habitación, para elegir las medidas del colchón;
  • tu necesidad de comodidad y tu presupuesto para elegir la dureza y el apoyo del colchón, así como el material de su núcleo, el colchón puede ser:
  • las mismas necesidades servirán para determinar la elección de la firmeza y del número de zonas de confort del colchón;
  • el grosor, que dependerá de la suspensión elegida, teniendo en cuenta que,sea la que sea,cuanto más grueso es el colchón, más cómodo resulta;
  • de lo friolero que seas o de tu necesidad de frescor en los días cálidos, que orientan la elección a un colchón de verano/invierno, más ligero por una cara y más cálido por la otra.

Elegir las medidas de un colchón

El tamaño del colchón depende, por supuesto, de tu altura y de la de tu pareja si la tienes, así como del espacio del que dispongas en la habitación. Teniendo en cuenta que nos giramos alrededor de 40 veces durante la noche, es mejor optar por un colchón lo suficientemente ancho como para que te permita dormir cómodamente

  • Lo ideal es que el colchón mida, al menos, 20 cm de longitud más que la persona más alta que duerma en él. Las dimensiones estándar son 190 o 200 cm;
  • el ancho estándar comienza en 90 cm para una persona, 140 cm para 2 personas y llega a 200 cm para un colchón extragrande («king size»). 

Tipo de colchón
Ancho (cm)
Longitud (cm)
Cama individual
90
190 o 200
Cama individual grande (1,5 plazas) 
120
190 o 200
Cama estándar (2 plazas)
140
190 o 200
Cama «queen size»
160
200
Cama «king size»
180
200

Cama «king size XL»

200

200

Ver el catálogo de ManoMano
Colchón

Elegir el núcleo de un colchón

El núcleo central es el alma del colchón. Por lo tanto, es esencial para garantizar un buen apoyo del cuerpo. Hay 3 tipos principales de núcleos, espuma, látex y muelles (dejando colchón de lana queda como un vestigio del pasado, o ¿a recuperar para el futuro?), para elegir según tus hábitos de sueño y tus necesidades.

Colchón de espuma


Colchón espuma

Este tipo de colchón puede ser de poliéster, poliuretano o espuma con memoria de forma. Los tres ofrecen la ventaja de ser ligeros y cómodos. Los colchones de poliéster y poliuretano ofrecen una buena relación calidad-precio y suelen estar disponibles en 3 niveles de firmeza, a elegir en función de tus preferencias. 

Colchón de poliéster


El colchón de poliéster

Es un colchón de espuma de célula abierta sintética con una densidad baja, generalmente de entre 20 y 35 kg/m3 y un espesor de al menos 10 cm. Este tipo de colchón económico ofrece una vida útil limitada y es más adecuado para camas supletorias. 

Colchón de poliuretano


El colchón de poliuretano

El colchón de poliuretano tiene mejor elasticidad que un colchón de poliéSter y una mayor densidad, de entre 30 y 50 kg/m3. Por lo tanto, ofrece independencia para dormir y una buena duración en el tiempo. Sin embargo, ¡atención!: la espuma de poliuretano es muy sensible a la humedad.

Colchón de espuma viscoelástica 

La espuma con memoria de forma o espuma viscoelástica es una espuma de poliuretano de muy alta densidad: entre 50 y 85 kg/m3. Como su nombre indica, el colchón de viscoelástica tiene la particularidad de reaccionar al calor del cuerpo para ajustarse al contorno de este antes de recuperar su forma original con cada movimiento. Y, cuanto mayor sea la densidad, más envolvente será el colchón.


Colchón de espuma viscoelástica

Recomendado para personas con problemas de espalda, también estimula la circulación sanguínea. Al absorber el movimiento de las personas que duermen, el colchón de espuma con memoria de forma también ofrece una buena independencia para dormir. Es hipoalergénico, pero no se recomienda para las personas que sudan mucho porque tiene peor ventilación que un modelo de látex, por ejemplo. 

Colchón de látex


Colchón de látex

Este tipo de colchón puede estar hecho de látex natural (derivado del caucho) o látex sintético (derivado del petróleo). También puede ser una mezcla de ambos, en cuyo caso la opción ideal es optar por un mínimo de 15 a 20 % de látex natural. Así pues, hay que comprobar la composición, sobre todo porque, según la legislación española, un colchón puede calificarse como hecho de látex de origen natural si está compuesto por al menos un 85 % de látex natural. Cuanto mayor es la proporción de látex natural, más elevado será el precio del colchón.Con su estructura de célula abierta, el colchón de látex ofrece una excelente ventilación, perfecta para reducir el riesgo de alergia o para su uso en una habitación húmeda. Al ser tan elástico, ofrece una sujeción excelente, lo que permite crear varias zonas de confort.

Colchón de muelles

Con este tipo de colchón, hay 3 tecnologías disponibles, desde la más simple hasta la más avanzada: los muelles bicónicos, los muelles multi espirales y los muelles ensacados.

Colchón de muelles bicónicos


Colchón de muelles

Hoy en día los muelles bicónicos o tradicionales se utilizan menos. Con su forma en X, estos muelles conectados por alambres de acero proporcionan un buen soporte pero sin independencia entre zonas a la hora de dormir. Además, pueden ser algo ruidosos, tienden a desgastarse con el tiempo y a ajustarse peor al cuerpo de las personas que duermen en ellos.

Colchón de muelles multi espirales  

Este tipo de colchón consta de un único alambre de acero continuo y tejido en múltiples espirales para conseguir un soporte más homogéneo que con muelles bicónicos. Cuanto mayor es el número de muelles multi espirales, más firme es el colchón. También ofrece una excelente ventilación y una buena durabilidad. Sin embargo, la independencia para dormir no es óptima en el caso de colchones dobles.  


Colchón de muelles multi espirales

Colchón de muelles ensacados


Colchón de muelles ensacados

En este tipo de colchón, cada muelle está envuelto en una bolsa individual, lo que hace perfecta la independencia para dormir, ya que cada muelle puede moverse independientemente de los demás. Pero si esta tecnología es la más utilizada hoy en día también es porque ofrece una muy buena sujeción y una excelente ventilación.

El principal inconveniente del colchón de muelles ensacados sigue siendo su elevado precio, pero debe considerarse junto con sus ventajas y su larga vida útil.

Elegir la firmeza, el grosor y las zonas de confort de un colchón

Firmeza del colchón


Firmeza del colchón

La firmeza del colchón depende del material de su núcleo y de la densidad de este: cuanto mayor es la densidad, más firme es el soporte. Entre muy blando, blando, equilibrado, firme y muy firme, este soporte se elige en función de nuestro gusto, pero también de nuestra morfología. En general, cuanto más midamos y pesemos, más firme deberá ser nuestro colchón.

Si sufres de dolor de espalda, evita también elegir un colchón demasiado mullido. Por el contrario, un colchón demasiado firme puede volverse incómodo rápidamente y dificultar la circulación sanguínea. Ten en cuenta también que existen colchones adaptados a las distintas necesidades de las dos personas que duermen en ellos, con dos niveles diferentes de firmeza.

Grosor del colchón


Grosor del colchón

El grosor del colchón depende en primer lugar del tipo de núcleo, aunque en general cuanto más grueso es, más cómodo resulta. Pero también más sube de precio, así como de peso, por lo que resulta difícil de transportar.

Para un colchón de espuma, al igual que para un colchón de látex, lo ideal es optar por un grosor mínimo de 15 cm. En el caso de los colchones de muelles, mejor un mínimo de 20 cm, idealmente 25 cm de grosor.

Zonas del colchón


Zonas del colchón

Las zonas de confort están destinadas a maximizar la comodidad en diferentes zonas del cuerpo. Van de 1 a 7 para sujetar con más o menos firmeza la cabeza, los hombros, las lumbares, la pelvis, los muslos, las piernas y los pies.

Colchón con dos caras: de verano / de invierno


Colchón con dos caras: de verano / de invierno

Si eliges un colchón con una cara de verano y otra de invierno, debes saber que una de las caras tiene una funda (el envoltorio que cubre el núcleo del colchón) más ligera y transpirable, mientras que la otra tiene una funda más gruesa y, por lo tanto, más cálida.

Si alguna de las dos no está identificada específicamente en el colchón, fíjate en la etiqueta, que siempre está cosida en la cara de invierno. Gira el colchón sobre esta cara en otoño y sobre la cara de verano cuando empiece a hacer calor en primavera. 

Elige tu colchón

Ficha escrita por:

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración, 79 fichas consejo

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

Después de trabajar varios años en cadenas de televisión de primer orden, escogí dejar hablar a mi pluma y orientarme hacia la redacción y la edición.Soy tan apasionada de la decoración y del bricolaje, como de la historia y de la ciencia. Ecléctica tanto en mis gustos como en mis textos, escribo desde hace más de 25 años sobre esas temáticas.  En mi activo se cuentan obras didácticas, novelas y noticias, así como numerosísimos artículos de bricolaje y decoración. En ellos cuento consejos y trucos experimentados en mi vieja casa, renovada poco a poco.

Productos relacionados con esta ficha consejo