Servicio al cliente disponible por chat

La mayor selección de productos de bricolaje

Cómo elegir un ahoyador

Ficha escrita por:
Sebastián, Manitas autodidacta

Sebastián, Manitas autodidacta

198 fichas consejo

El ahoyador motorizado es la herramienta indispensable para hundir estacas, plantar un seto de arbustos o realizar perforaciones para cimientos. Manual, eléctrico o térmico, para uno o dos operarios... ¿Profundizamos en el tema?

Características importantes

  • Eléctrico
  • Térmico
  • Potencia
  • Diámetro de mecha

Precio

de 19,00 € a 999,00 €

Qué es un ahoyador

Qué es un ahoyador

Un ahoyador es una herramienta útil para excavar agujeros de diámetro y profundidad idénticos.

Principalmente utilizado para la plantación de árboles y la instalación de cercados en los que se colocan numerosas estacas y/o postes, un ahoyador consta de un taladro en forma helicoidal que al rotar extrae la tierra del agujero que excava.

Un ahoyador puede ser manual, eléctrico o disponer de un motor térmico. La elección del tipo de energía dependerá de la magnitud y de la regularidad de las tareas.

Sus brocas son intercambiables (cambian el diámetro y la longitud) para adaptarse a las necesidades, y su utilización puede correr a cargo de uno o dos operarios.

Un ahoyador para cada uso

Un ahoyador para cada uso

En función del tipo de terreno, del número y de la profundidad de los agujeros que tienes previsto practicar, y la frecuencia con que vayas a usarlo, puedes elegir entre tres tipos de ahoyadores.

Ahoyador manual
Ahoyador manual

El ahoyador manual es la solución para quien debe realizar unos pocos agujeros y tiene la suficiente fuerza de brazos. Se utiliza preferiblemente en suelos arenosos.

Ahoyador eléctrico
Ahoyador eléctrico

El ahoyador eléctrico o taladro de tierra es la herramienta del aficionado al bricolaje o del jardinero amateur que no desea perder tiempo y energía haciendo agujeros, tanto pequeños como más grandes. Es silencioso y no necesita mantenimiento.

Ahoyador térmico
Ahoyador térmico

El ahoyador térmico combina robustez y potencia para trabajos de gran envergadura y/o frecuentes. El ahoyador térmico se dirige generalmente a los profesionales de los espacios verdes o de las obras públicas. Es ruidoso y exige un mantenimiento.

Cuáles son las ventajas de un ahoyador eléctrico

Las ventajas de un ahoyador son numerosas: sin mantenimiento, listo para ser utilizado, con potencia suficiente para trabajos de mediana envergadura (hasta 200 mm de diámetro en un suelo no demasiado duro). Si a esto añadimos un funcionamiento silencioso y un precio razonable, comprenderás que se trate de la herramienta ideal para trabajos al aire libre en las inmediaciones de una vivienda.

En cuanto a la potencia, los modelos poseen alrededor de 1.200 vatios, y las características que diferencian a los ahoyadores entre sí son:

  • el diámetro de la(s) broca(s) incluida(s);
  • la ergonomía de uso;
  • la marca, garantizando su valor y su longevidad.  

Cuáles son las características de un ahoyador térmico

Características de un ahoyador térmicoLa oferta es variada y la tecnología está probada. La potencia y la motorización son los elementos que los caracterizan.

Potencia

La potencia depende del diámetro de la broca e influye directamente en la facilidad que tiene el ahoyador para excavar un agujero: va de 3 a 4,5 CV. Recuerda que cuanto más potente es un ahoyador, mayor es su par (su fuerza).

Motorización

El motor puede ser de dos tipos, de 2 o de 4 tiempos. El motor de 2 tiempos funciona con mezcla y tiene una potencia limitada.

El motor de 4 tiempos separa combustible y lubricante, y ofrece un abanico de potencias, y al ser pares, más amplio. Arranca más fácilmente tras un largo período sin utilizarlo. Su puesta en marcha se realiza con ayuda de un arrancador.

Mantenimiento

Las exigencias de mantenimiento están presentes en ambos modelos (bujía, limpieza de filtros, hibernación, etc.).

Ahoyador: uno o dos operarios

Ahoyador: uno o dos operariosPor simplificar, podemos establecer una clasificación dependiendo de la potencia.


Entre 800 y 2.000 vatios (52 cm
3): uso por 1 persona

Modelos para un solo usuario, diámetro de perforación máximo de 300 mm, reservado a tareas de plantación.

Entre 2.000 y 3.000 vatios (de 52 a 135 cm3): uso por 2 personas

Para dos usuarios, ya que es demasiado potente para manejarlo una sola persona, diámetro de perforación máximo de 400 mm. Nos adentramos en el ámbito de las obras públicas (cimientos, barrenados); con aparatos que pesan fácilmente más de 25 kg.

Carretilla

Existe una variante, llamada ahoyador carretilla. Como su nombre indica, es fácil de desplazar y permite trabajar individualmente con una gran potencia: una elección excelente pero reservada a usos que la justifiquen.

Consejos de elección

Consejos de elección de un ahoyador

Como sucede a la hora de elegir cualquier herramienta, deberás analizar tus necesidades, es decir, la naturaleza y la frecuencia de tus trabajos, así como tus exigencias personales.




Para elegir correctamente tu ahoyador, ten en cuenta:

  • el número, el diámetro y la profundidad de los agujeros que vas a excavar (unos alargadores permiten aumentar la profundidad de perforación);

  • el tipo de suelo en que vas a trabajar.

Determinados estos factores, solamente te queda elegir entre las siguientes opciones:

  • manual, eléctrico o térmico;

  • potencia y utilización individual o en pareja;

  • peso del ahoyador y accesorios necesarios.

Consejos de uso de un ahoyador

El ahoyador puede ser una herramienta peligrosa en caso de encontrarte con una roca o una raíz de gran tamaño. Los accidentes son frecuentes, aunque todos los modelos están equipados con un sistema de seguridad, como el desembrague automático en motorizaciones eléctricas y el sistema de apagado del motor en las versiones térmicas.

Se impone aplicar el sentido común: adapta las dimensiones del aparato a tu capacidad física.

Y lleva siempre protecciones auditivas con los modelos térmicos. No te engañamos: ¡alborota lo suyo!

¿Crees que esta ficha consejo ha sido útil? Si
1 me gusta
Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta 198 fichas consejo écrits

Sebastián, Manitas autodidacta
Mi lema es: aprender es mejor que pedir. Y...¿cuál es la recompensa final? Pues, una cerveza bien fresquita. 
La curiosidad por las cosas me ha hecho pasar muchas horas haciendo bricolaje, arreglando cosas por casa, construyendo muebles...espero poder ayudaros después de todo lo aprendido.

Productos relacionados con esta ficha consejo

íConéctate para poder responder!

Los manitas hablan