Cómo elegir los automáticos de tu cuadro eléctrico

Cómo elegir los automáticos de tu cuadro eléctrico
¿De qué te hablamos en esta ficha?
Ficha escrita por:
Francisco, Manitas

Francisco, Manitas

61 fichas consejo
Cualquier corriente superior a los 50 mA es peligrosa. El papel de los automáticos y los disyuntores diferenciales consiste en cortar la alimentación eléctrica en caso de sobrecarga o fuga de corriente superior a los 30 mA, y así disminuir cualquier riesgo eléctrico provocado por un fallo de aislamiento.

Características importantes

  • Automático
  • Interruptor o Disyuntor diferencial
  • Valor
  • Tipo
  • Calibre y sección
  • Protección cortocircuito

Funcionamiento de un interruptor diferencial


Funcionamiento de un interruptor  diferencial

Los disyuntores diferenciales comparan la intensidad de la corriente que entra en la instalación con la que sale. Si la diferencia sobrepasa un valor al que llamamos sensibilidad, expresada en miliamperios (mA), el diferencial se para.La fuga de corriente, que es la que se pierde, puede haber circulado a través la carcasa metálica de un aparato para conectar a tierra, o peor, a través de una persona que haya tocado el conductor. Así pues, es importante tener, por un lado, diferenciales a pleno rendimiento y, por otro lado, una toma de tierra en condiciones.

Por qué instalar un disyuntor diferencial


Por qué instalar un disyuntor diferencial

El disyuntor a nivel del contador tiene una sensibilidad de 500 mA, diez veces superior al límite de los 50 mA del que ya hemos hablado. Este disyuntor no ofrece suficiente protección para las personas. Por ello son necesarios los diferenciales de 30 mA, a los que también se les llama dispositivos diferenciales de alta sensibilidadAdemás, el diferencial del contador protege el conjunto de la instalación. En caso de que surja algún problema, toda la corriente eléctrica se corta, lo que dificulta la búsqueda del fallo, además de que los principales aparatos pueden dejar de funcionar. Sería una pena que el frigorífico no reciba corriente por culpa de un fallo de aislamiento en una cafetera eléctrica... Las tecnologías de los diferenciales modernos dan solución a los problemas provocados por todos los aparatos electrónicos que tenemos en casa.

Interruptor o disyuntor diferencial


Interruptor o disyuntor diferencial

El interruptor es el más simple de los dos, ya que solo ofrece la protección diferencial de la que ya hemos hablado. Los disyuntores, además de su función diferencial, protegen al circuito de las subidas de tensión y cortocircuitos. Un interruptor diferencial está pensado para instalarse por encima de varios disyuntores diferenciales, que alimentan las tomas no especializadas y los circuitos de iluminación. Es económico, ya que un solo diferencial protege a varios circuitos.Los disyuntores diferenciales quedan reservados para las líneas a las que se conectan las tomas especializadas de los aparatos que tienen que tener corriente sí o sí. Al aunar las funciones del interruptor diferencial y del disyuntor diferencial, nos ahorramos la instalación en el cuadro. Este tipo de protección es ideal para los aparatos que deben recibir corriente el máximo tiempo posible, a pesar de los fallos de aislamiento esporádicos que surjan en otros puntos del circuito eléctrico. Siempre se ha recurrido a los disyuntores diferenciales para proteger los circuitos que alimentan equipos informáticos o de conservación del frío. Para los equipos corrientes, es muy probable que necesites uno de 20 A.

Significado del calibre de un interruptor diferencial

El valor del calibre expresado en amperios (A), corresponde a la intensidad máxima que puede atravesar el interruptor sin dañarlo.

Los 3 tipos de interruptores y disyuntores

Tipo AC


Los 3 tipos de interruptores y disyuntores: tipo AC

Es el más común. Los de tipo AC solo se activan para las fugas en la corriente alterna. Esto excluye, por lo tanto, las fugas transitorias provocadas por un rayo o la carga de un condensador. Los de tipo AC se utilizan para las instalaciones comunes: lámparas, pequeños electrodomésticos, etc.

Tipo A


Los de tipo A protegen contra las sobrecargas de corriente continua, además de la protección de tipo AC. Esta corriente está presente en ciertas fuentes conmutadas que transforman la corriente alterna en corriente continua. Estos diferenciales de tipo A se utilizan para la instalación eléctrica de las lavadoras o las placas vitrocerámicas o inductoras.  

Tipo Hpi, HI o Si


Los tipos Hpi, Hi o Si, según la denominación del fabricante, son diferenciales de alta inmunidad, pensados para evitar activaciones inoportunas. Se utilizan para proteger de forma individual los puntos de alimentación de los aparatos que no pueden sufrir cortes de alimentación, como los frigoríficos o los equipos informáticos.

Diferenciales: normas y precios

Hay diferentes gamas de precios. Hay que asegurar que respetan la normativa IRAM 2169, que proviene de la norma europea EN 60 898. Las marcas de referencia son las más caras, pero están internacionalmente reconocidas por su fiabilidad.

Dentro de la misma gama, los diferenciales de tipo A son un 20 % más caros que los de tipo AC. Los Hpi, por su parte, son tres veces más caros. Se pueden sustituir los de tipo A por los de tipo AC o los Hpi en lugar del resto. Eso sí, siempre que la norma lo autorice.

Cómo determinar el número de diferenciales


Determinar el número de diferenciales

El número mínimo de interruptores diferenciales que se deben comprar depende de la superficie de tu vivienda. Para que te hagas una idea, necesitarás:

  • 2 si la superficie tiene menos de 35 m2;
  • 3 si la superficie tiene menos de 100 m2;
  • 4 si la superficie tiene más de 100 m2.

En cualquier caso, será necesario al menos uno de tipo A con una intensidad nominal de 40 amperios, y el resto de tipo AC con la misma intensidad nominal. La intensidad nominal puede ascender hasta los 63 A si tienes radiadores con una potencia superior a 8 kW. Si tienes aparatos cuya alimentación quieras preservar, puedes completarlo con tantos disyuntores Hpi como aparatos sensibles tengas (ordenadores, frigoríficos, etc.).

Los 3 puntos imprescindibles para una buena elección


  1. El número de diferenciales depende de la superficie de tu casa y necesitarás al menos uno de tipo A y el resto puede ser tipo AC, que es más barato.
  2. Con una intensidad nominal de 40 A será suficiente, excepto si tienes calefacción eléctrica muy potente, en cuyo caso se usará uno de 63 A.
  3. Las tomas especializadas que dan corriente a los aparatos sensibles pueden protegerse con disyuntores diferenciales Hpi, con su consiguiente inversión.

Un último consejo para elegir automaticos

La elección del interruptor automático depende del circuito a proteger y de la normativa en vigor. Consulta las normas UNE-EN 60898 y UNE-EN 60947-2 antes de instalar o activar tu circuito eléctrico.

Invertir en la protección es primordial, te aconsejo elegir sistemas de protección de buena calidad.

Los precios pueden variar de una marca a otra, pero sólo los disyuntores de buena calidad cumplirán su función durante años. 

Saltarán de forma automática cuando la intensidad nominal es sobrepasada y se reactivarán solos en lugar de quemarse como los simples fusible.

Están pensados para un uso e instalación sencilla, ¡lo que te hará ganar tiempo y evitar quebraderos de cabeza!

Saber más sobre instalaciones eléctricas

Cómo elegir los tubos corrugados para cables
Cómo elegir un enchufeCómo elegir un cuadro eléctrico vacío

Ficha escrita por:

Francisco, Manitas 61 fichas consejo écrits

Francisco, Manitas
Desde pequeño me encanta el mundo del bricolaje y la jardinería. Hasta el punto que me compré una casa en el campo y la remodelé con mis propias manos. Mi mujer se encargó de decorarla a su gusto, y cuando tuvimos un hijo, me dediqué a hacer muebles para él. Mi próximo proyecto es hacerme un taller de bricolaje en casa, aunque por el momento tengo problemas de espacio.¡Espero poder ayudaros a elegir las herramientas que os hagan falta!

Productos relacionados con esta ficha consejo