Cómo elegir los accesorios indispensables para la barbacoa

Cómo elegir los accesorios indispensables para la barbacoa

Sebastián, Manitas autodidacta

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta

232 fichas consejo

Barbacoa es sinónimo de buen tiempo y comida. Para parrilladas exitosas, más que una cocción tipo horno o unas buenas brasas, son imprescindibles sarmientos, leña y utensilios para cocinar. Estos son nuestros consejos para que tus brochetas a punto.

Características importantes

  • Trinchador, cuchillo, espátula y pinzas
  • Productos de mantenimiento y limpieza
  • Encendedores
  • Trozos de leña
Ver accesorios para barbacoas y planchas

El arte de cocinar en la barbacoa


Barbacoa de carbón vegetal

Además de elegir correctamente la mejor barbacoa, también hay que saber utilizarla para hacer las mejores parrilladas. El éxito de las barbacoas es cuestión de las brasas, de la destreza, de los condimentos... pero también de los utensilios y de los aparatos de cocción. Al igual que es imposible que la carne salga bien en una plancha que se pega, es muy difícil hacer una buena parrillada si la parrilla no está a la altura correcta o si no tienes un buen tenedor o pincho para la carne.

Una  barbacoa de carbón ofrece una cocción tipo horno que le aporta un olor a la carne muy diferente al de las barbacoas eléctricas; al igual que  el uso de astillas de leña o de sarmientos,  también aporta un aroma agradable a los alimentos. Aunque esto pueda parecer evidente, cocinar en la barbacoa empieza por la elección de la barbacoa como tal. Las sutilezas del sabor suelen residir en los ahumaderos y en el resto de barbacoas de chimenea.

Ver el catálogo de ManoMano
Elección de la barbacoa

Los mejores utensilios para que las parrilladas sean un éxito


Utensilios de barbacoa

Para que la colección de elementos para la barbacoa sea completa  y para preparar parrilladas, los trinchadores y otros utensilios son imprescindibles. Diseñados para resistir a las llamas y al calor, los utensilios para la barbacoa suelen encontrarse en kits y se venden en maletines.

Los utensilios de cocina  suelen estar fabricados en acero inoxidable  y su longitud puede variar hasta los 45 cm. Además, pueden o no incluir un mango de baquelita o de madera para aislar el acero del calor. Los maletines de utensilios para barbacoas incluyen una amplia variedad que está formada, total o parcialmente, por:

  • Un tenedor para pinchar las piezas y darles la vuelta en la parrilla;
  • una espátula para dar la vuelta a los entrecots, a las ventrescas o al pescado;
  • unas pinzas para retirar los alimentos del fuego;
  • un pincel de cocina para untar la carne con el aderezo;
  • un cuchillo para cortar la carne;
  • brochetas para ensartar los pimientos y los trozos de carne;
  • un pincho para tostar el maíz  al punto;
  • un peine corta carne  para sujetarla con facilidad y poder cortarla en filetes regulares.


Barbacoa

Cualquier colección de utensilios para barbacoa que se precie  no haría honor a su nombre si no incluyera:

  • Un guante para cocinar o unas manoplas para evitar el riesgo de quemaduras;
  • un delantal de cocina para no ensuciarse con la grasa;
  • un paño de cocina para limpiarse las manos.

Los maletines de utensilios para barbacoas están  hechos de acero inoxidable, de aluminio o incluso de madera. Aunque su alcance sea reducido y apenas salga del perímetro del jardín, el maletín suele incluir un asa para poder transportarlo. Este estuche especial para barbacoas es resistente, ligero y ocupa poco espacio.  Además, dispone de compartimentos para organizar los tenedores, los cuchillos, las espátulas, etc. En cuanto al material, es preferible que sea  de acero, ya que se puede limpiar con una esponja, mientras que la madera tiende a ensuciarse si no se le hace el mantenimiento adecuado. Los utensilios también pueden venderse en estuches de poliéster o de nailon.

Para que la colecciónde utensilios barbacoas esté completa, podemos añadir:

  • Una parrilla especial para salchichas y chorizos que sirve para que no se caigan gracias a un sistema de cierre;
  • una parrilla especial para el pescado, para poder darle la vuelta con facilidad durante la cocción;
  • la cesta inoxidable para tener a mano las verduras, como las guindillas, los pimientos, etc.
  • bandejas de aluminio para barbacoas, con agujeros para que caigan los jugos;
  • un tenedor para carne extra largo para poder quitar de la la parrilla la carne que se pueda quemar si las llamas son muy fuertes;
  • una plancha para barbacoas para cocinar con facilidad las verduras, el pescado o la carne. Los jugos y el exceso de grasa se evacuan gracias a los orificios de la plancha;
  • un libro con las mejores recetas de barbacoa.
Ver el catálogo de ManoMano
Bandejas de aluminio para barbacoas

Mantenimiento y limpieza de la barbacoa

Una barbacoa que se cuida correctamente es sinónimo de barbacoa duradera. Además del depósito de carbón de la barbacoa, que se debe vaciar de cenizas después de cada uso, hay otros elementos que también requieren especial atención:

  • Limpia de forma regular  las bandejas para la grasa;
  • aprovecha las llamas fuertes para quemar la parrilla y, después, cepíllala y aplícale un producto de limpieza y mantenimiento de forma periódica;
  • las partes esmaltadas no se suelen frotar, sino que se limpian con una esponja, un trapo o un cepillo de cerdas suaves;
  • los utensilios se pueden limpiar de la misma manera de los cubiertos de mesa  y se pueden meter al lavavajillas;
  • hay que limpiar el depósito de la ceniza con un cepillo especial para barbacoas.

Ten en cuenta que  el mantenimiento del acero y del hierro fundido se puede hacer con productos específicos. Procura aplicar este tipo de productos según las instrucciones del fabricante y siempre con guantes de protección.

Para que la barbacoa brille y recupere su aspecto inicial, se recomienda utilizar un limpiador que elimine los restos de comida y de grasa de los elementos esmaltados.

A la parrilla de la barbacoa también se le puede aplicar un aceite de protección  o un producto de limpieza para barbacoas específico si es de acero inoxidable.

Cuanto termine la época estival o cuando no se utilice, es preferible proteger la barbacoa con una funda. Los agentes atmosféricos hacen que los metales se oxiden,  así que con una lona se puede proteger perfectamente.

Ver el catálogo de ManoMano
Funda

Limpieza de las placas y las parrillas


Cepillo

La limpieza de la placa de cocción de las barbacoas es como la de las planchas: se trata de una cuestión de asiduidad. No creas que basta con hacerle un lavado de cara cuando la guardas en el garaje durante el invierno. Las placas de cocción se tienen que limpiar después de cada uso con productos específicos con que se rocían y que se frotan después.

La limpieza con hielo también tiene muchos adeptos, ya que su acción ayuda a desincrustar los restos de comida  de la placa. El  vinagre blanco, además de eliminar los olores, despega los restos y la grasa. Está muy bien valorado por su precio y por su uso como producto de limpieza para el hogar. Hay que tener en cuenta que, cuando se vaya a cocinar carne o cualquier otro alimento en la placa, se recomienda untarla bien con aceite para evitar las adherencias.

Las parrillas, cuya calidad puede variar en función de los materiales (acero cromado o inoxidable), pueden ser de uno o de dos niveles para poder aumentar la superficie de cocción o para conservar el calor de los alimentos ya cocinados. Se pueden reemplazar, ya que se venden por separado.

Ver el catálogo de ManoMano
Parrillas

Cómo encender una barbacoa de carbón

Productos para encender fuego


undefined

Los scouts y demás forofos de la barbacoa dominan el encendido de las barbacoas tradicionales con bolas de papel de periódico, con astillas de madera o trozos de leña o con carbón. Para el resto, existen las pastillas de encendido, que se venden en paquetes de 100 o en formatos de 1 kg. La mayor parte de estas pastillas de encendido  tienen componentes naturales, ofrecen una combustión de entre 10 y 15 minutos y no contienen residuos nocivos ni emiten tóxicos. Para encender el fuego, utiliza cerillas grandes, también conocidas como cerillas o fósforos largos, para no quemarte los dedos. Los encendedores de gas  también sirven para encender barbacoas y algunos modelos se pueden recargar.

Troncos de encendido


Troncos de encendido

Además de las tablillas de madera, también puedes utilizar troncos de encendido.

Se venden en sacos de unos 3 kg y suelen ser de madera de abeto o de abedul.

Son prácticos, pero no muy económicos, y destacan por su facilidad de uso y por la calidad de la madera seca.

Encendedor de barbacoas


Encendedor de barbacoas

Los encendedores de barbacoas son muy fáciles de usar y sirven para iniciar el fuego de la barbacoa a la primera, y conseguir brasas en 20 minutos. El encendedor de barbacoas es un cilindro de acero perforado en su circunferencia para asegurar la ventilación  y dispone de una parrilla en la parte inferior. Se manipula con un mango de baquelita o de madera.

Al colocarlo en la parrilla de la barbacoa y llenarlo de carbón, basta con colocar papel de periódico, trozos de madera o varias pastillas de encendido en la rejilla del fondo y jugar con las cerillas. Transcurridos 20 minutos de combustión dentro de la columna, el carbón empieza a arder y sólo hay que ponerlo en el depósito de la barbacoa. Las brasas son perfectas, así que solo queda poner laccarne.

Ver el catálogo de ManoMano
Carbón

Sarmientos y trozos de madera para cocinar a la leña


Sarmientos

Se suelen utilizar para los ahumados y están compuestos al 100 % por madera natural sin tratar. Cuando entran en combustión, la carne se impregna de su aroma. Los trozos de madera se recomiendan para cocinar los alimentos tipo horno, ya que les aportan un aroma específico según del tipo que sean: haya, manzano, cerezo o incluso especial para pescados o carnes de cerdo. Los trozos de madera están pensados para aportar a la comida sabores innovadores.

Así como el sarmiento de la vid o la jara, sirven para perfumar y aportar un buen sabor ahumado a los alimentos, los trozos de leña están pensados para los ahumaderos, para ahumar las carnes que se cocinen a la leña o al carbón. Se venden en sacos de 1 kg o más.

Fundas, carritos y otros accesorios para barbacoas


Fundas, carritos y otros accesorios para barbacoas

Para elegir correctamente una funda para la barbacoa, hay que determinar los materiales y las medidas para que la protección sea la adecuada cuando no se utilice. Los carritos no se suelen vender mucho, porque la mayoría de las barbacoas tienen patas; no obstante, sí que se utilizan mucho para las planchas.

Elegir la parrilla de la barbacoa depende de varios criterios, como el material de fabricación  (hierro fundido, acero inoxidable o acero cromado), las medidas (que se deben adaptar a las de la barbacoa) y la ergonomía (con una o dos asas, etc.).

Ver el catálogo de ManoMano
Elegir la parrilla de la barbacoa
Ver accesorios para barbacoas y planchas

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta, 232 fichas consejo

Sebastián, Manitas autodidacta

Mi lema es: aprender es mejor que pedir. Y...¿cuál es la recompensa final? Pues, una cerveza bien fresquita. La curiosidad por las cosas me ha hecho pasar muchas horas haciendo bricolaje, arreglando cosas por casa, construyendo muebles...espero poder ayudaros después de todo lo aprendido.

Productos relacionados con esta ficha consejo