Cómo elegir el sistema de riego de tu jardín

Cómo elegir el sistema de riego de tu jardín
¿De qué te hablamos en esta ficha?
Ficha escrita por:
Jerónimo, Electricista

Jerónimo, Electricista

116 fichas consejo
Ya sea para tu huerto, tu jardín, el césped o plantas ornamentales, el riego es vital. Manual o automático, regar bien consiste en usar la menor cantidad de agua posible. Pero, ¿cómo y con qué materiales? Hagamos juntos un recorrido por el tema.

Características importantes

  • Riego de superficie
  • Riego enterrado
  • Tipo de superficie a regar
  • Aspersión

Cuáles son los sistemas de riego del jardín

Las plantas en recipientes tienen necesidades de agua más importantes que las de las plantas que se encuentran en plena tierra en el jardín. Esto se debe a que el agua presente en estos contenedores se evapora más rápidamente. Para regar tus plantas de manera satisfactoria, deberás elegir el más adecuado entre los principales medios de riego, según la superficie o el número de macetas a regar sea pequeño o más grande:
  • riego manual con regadera
  • riego manual con manguera;
  • riego por goteo y automático de superficie;
  • riego automático enterrado.

Riego de las plantas en macetas y jardineras con regadera


RegaderaLa forma más sencilla de regar una planta es utilizar una regadera.Sencilla y eficaz, conveniente para los amateurs, los jardineros o para las pequeñas superficies, es la mejor solución para realizar un riego puntual, siempre que la utilices menos de una vez al día en periodo estival; el resto del año bastará con entre uno y tres riegos semanales.

Existen diversos tipos de regadera en función de tus necesidades. 

Regadera de jardín


Regadera de jardín Es de plástico o de acero galvanizado, su volumen es, generalmente, de entre 5 y 10 litros, aunque las más grandes pueden llegar hasta los 15 L. Está provista de un gran asa que se manipula fácilmente. Pueden tener diferentes cabezales de riego para adaptarse a todas las necesidades. Es perfecta para regar los pies de las plantas, el huerto, las flores, etc.

Regadera para balcón


Regadera de balcónEs una réplica exacta de la regadera de jardín pero en formato pequeño. Su volumen va de 3 a 5 L, para adaptarse a los espacios más reducidos como: balcones, terrazas, ventanas... y a las jardineras, macetas o contenedores.Como se usa en interiores, su aspecto decorativo está más trabajado.

Materiales: plástico, galvanizado, zinc con pintura epoxi.

Regadera de interior  


Regadera de interior

¡Evita tirar agua por todas partes con una regadera de interior! Este tipo de regadera está especialmente indicada para las macetas o recipientes pequeños. Son de plástico, de acero inoxidable o de latón y su volumen es de unos 2 L. Su particularidad es que tienen un cuello largo y fino sobre el que no se puede poner una cabeza de riego.

Riego manual con manguera

En el caso de las superficies pequeñas y medianas, el riego manual del jardín usando una regadera o una manguera es la opción más sencilla en términos de ejecución, siempre que puedas dedicar tiempo a esta actividad y que dispongas de alguien que te sustituya en caso de ausencia.

Manguera de riego


Riego manual con manguera

La manguera de riego está equipada con una pistola o una lanza, y es otro de los clásicos del riego del jardín, que nos facilita esta tarea y que nos permite tratar superficies más extensas. Puede disponer de un enrollador sencillo o de pared tipo torno, normal o con batería. Estos últimos tienen la ventaja de desenrollar y enrollar la manguera con total seguridad y de manera homogénea.

Aspersores oscilantes


Aspersores oscilantes

Los aspersores oscilantes, rotativos o de cañón, se instalan en el extremo de la manguera y son una alternativa menos costosa al riego automático. Recomendables para regar macizos más grandes y también el césped. Permiten actuar en una zona muy amplia, y pueden disponer de un sistema en enrollado automático, aunque solamente para las superficies muy grandes.

Los aspersores oscilantes o rotativos son manuales, en el sentido de que es necesario desplazarlos de una zona de riego a otra. Por tanto, deberás prestar atención a controlar la sincronización adecuada para lograr un riego completo y homogéneo.

Qué es el riego de las plantas en macetas y jardineras por goteo

Kit de goteo con contenedor


Kit de goteo con contenedor

El kit de goteo con contenedor, tiene una instalación muy sencilla. Está compuesto por un depósito, que puede ser desde una simple botella hasta un contenedor de 12 litros, un tubo de una longitud variable según los modelos (hasta 8 metros), unas bocas de riego y sus correspondientes conectores. Permite vaciar progresivamente el contenido del depósito durante tus ausencias breves, y el caudal de agua puede ser regulable.

Riego por goteo manual


Riego por goteo manual

El riego por goteo, es un método interesante cuando tienes que regar numerosas macetas y jardineras. También puedes añadirlo a un circuito de riego más extenso que incluya otras zonas de riego, como un huerto, setos o macizos.

Para instalar el riego por goteo se conecta el sistema a un grifo, una toma de agua a baja presión (sólo hace falta instalar un reductor de presión que baje y regule la presión entre 1,5 y 2,5 bares como máximo).

Al reductor de presión se conecta el tubo principal de 16 mm de diámetro. Conectamos a este tubo, tubos más pequeños, normalmente de 4 o 4,6 mm de diámetro, con los que con tes de bifurcación llega el agua a zonas concretas o a las macetas. En estos tubos se hacen pequeñas perforaciones donde se conectan los goteros. Te harán falta uno o varios goteros por maceta o jardinera según la cantidad de riego deseada.

El sistema de riego por goteo se puede activar manualmente (se abre o cierra el grifo a elección) o bien automáticamente, colocando un programador al inicio del sistema, en la salida del grifo.

Riego por goteo automático


Riego por goteo manual

Colocando en el grifo del sistema de riego por goteo un programador, tienes la ventaja de que puedes activar y detener los riegos en las franjas horarias que elijas, es el mejor sistema para regar en caso de ausencia o, sencillamente, por comodidad.

Tanto si se recurre o no al programador, a continuación se instala un tubo principal, los secundarios y los goteros o aspersores, Pon atención y sigue las instrucciones del fabricante para llevar tu instalación a buen puerto.

Qué es el riego automático de superficie para jardines


Riego automáticoEs evidente que si tienes mucho terreno o muchas plantas, una regadera no es la solución ideal. Si no dispones de tiempo para regar, si te ausentas con frecuencia o si (simplemente) quieres librarte de esta tediosa tarea, el riego automático es la solución ideal. Este medio de riego no sólo te dispensa de esta labor sino que te permite llevar a cabo un ahorro sustancial de agua.

La mayoría de sistemas de superficie (en oposición a las técnicas de riego automático enterrado, que requieren grandes trabajos) pueden ser conectados a una toma de agua con un tubo flexible. El agua puede provenir directamente de la red de agua potable o ser bombeada desde tu depósito de agua de lluvia (normalmente la calidad del agua es mejor si no se le ha hecho ningún tratamiento).

Para un funcionamiento totalmente autónomo, puedes instalar un programador para que el riego comience y se pare de manera automática. En función de la configuración y de la naturaleza de lo que quieras regar, existen diversos sistemas y productos para facilitar que automatices el riego a tu gusto:

Sistema de riego oscilante


Sistema de riego oscilante

Es el sistema de riego más extendido y más conocido. Está destinado al riego de superficies rectangulares. Gracias a la presión del agua dispersa en "abanico" diversos hilos de agua con el fin de cubrir la superficie elegida. Ciertos modelos ofrecen la posibilidad de regular el largo y ancho de los chorros para optimizar al máximo el riego sobre la porción de terreno seleccionada.

Aspersor regulable


Aspersor regulable

Es la técnica ideal para el césped ya que la superficie a regar es uniforme. La mayoría de aspersores pueden ser regulados para pulverizar el agua en línea recta (delante de ellos) o en círculo (alrededor de ellos). La distancia de los chorros también se puede regular. Este tipo de material produce un riego similar a la lluvia, evitando la formación de balsas de agua en ciertos lugares. Además, se adapta a muchos tipos y formas de terrenos.

Sensor de lluvia o humedad


Sensor de lluvia

El sensor de lluvia o de humedad es un accesorio que mejorará tu instalación al evaluar el índice de humedad en la tierra o bien la presencia de lluvia, y que puede ordenar la interrupción del riego programado.

Programador de riego conectado a móvil


Programador de riego
El programador conectado, vinculado a tu teléfono móvil o tu tableta, se autorregula gracias a la gestión diaria de datos obtenidos por la estación meteorológica más cercana de tu lugar de residencia. Este dispositivo permite ahorrar agua de manera óptima y puedes programarlo a distancia a través de Internet.

Qué es el riego automático enterrado


Sistema de riego enterradoEl sistema de riego enterrado, al igual que el sistema de superficie, ofrece amplias posibilidades para grandes superficies.

Su diseño e instalación es no obstante más complejo dada la necesidad de cavar zanjas, instalar electroválvulas, etc. Antes de hacerlo conviene trazar un esquema lo más preciso posible, teniendo el cuenta el tipo de plantas, su necesidad específica de frecuencia y cantidad de riego (aspersión, goteo) y para no cometer un error que te obligaría a echar mano a la pala de nuevo.

Consejos de riego y mantenimiento

La red de riego de superficie, fácil de instalar, es la solución más económica en términos de ejecución. Con una instalación sencilla y rápida, las posibilidades son muy numerosas. El principio es siempre el mismo: disponer de un programador, un reductor de presión o central de riego, un tubo principal y conductos secundarios, conectores en forma de T, goteros y aspersores o turbinas para repartir el agua en forma de lluvia fina.

Este tipo de riego es perfecto para los setos y los macizos, y también puede usarse con plantas en macetas y jardineras, por medio de un tubo secundario. Sin embargo, no suele ser demasiado utilizado para regar el césped; en este caso concreto conviene instalar una red subterránea.

En verano, prioriza el riego temprano y/o al final del día para evitar que los rayos del sol y el calor evaporen el agua antes de que sea absorbida por las plantas.

Si tienes la posibilidad, riega las grandes superficies de manera simultánea. No localices el riego únicamente en las plantas o arbustos porque corres el riesgo de asfixiar las raíces.

Elige bien el tubo de riego, los conectores y los racores necesarios para las diferentes conexiones.

Para tu huerto, riégalo generosamente hasta la cosecha. La falta de agua reduce el crecimiento, sobre todo, de las leguminosas.

Si habitas en una región fría o de heladas, piensa en vaciar todos los tubos y aspersores y en cubrirlos.

Saber más sobre el sistema de riego

Cómo elegir un sistema de riego por goteoCómo elegir una pistola de riego
Cómo elegir un programador o un temporizador de riego
Cómo elegir un sistema de riego enterrado
Qué riego elegir para tu huerto

Cómo elegir los conectores de riego

Cómo controlar la presión del agua

Cómo elegir una manguera de jardín y el portamangueras

Cómo elegir una regadera o un aspersor

Cómo regar el césped

Ficha escrita por:

Jerónimo, Electricista 116 fichas consejo écrits

Jerónimo, Electricista
Me formé como electricista y trabajé en este sector muchos años. Después me dediqué al mundo de la construcción, en elque tuve la oportunidad de coordinar, controlar y organizar varios proyectos de obra. Actualmente llevo 4 años restaurando una casa de campo con mi mujer y mi hija. Llevamos muchas horas invertidas en esa casa, y gracias a mi experiencia profesional y ahora también personal, me encantaría dar una mano a todo aquel que tenga dudas sobre el bricolaje y aconsejarle en algunos asuntos.

Productos relacionados con esta ficha consejo