Servicio al cliente disponible por chat

La mayor selección de productos de bricolaje

Cómo elegir el lavabo adecuado para tu cuarto de baño

Ficha escrita por:
Ana, Pintora

Ana, Pintora

33 fichas consejo
El lavabo bajo encimera o el lavabo de sobreponer pueden ser refinados o modernos. Aunque el lavabo de pie o de pedestal es clásico, no por ello es menos elegante; su versión contemporánea, el lavabo totem, combina diseño e higiene. Echa un vistazo a las ventajas y desventajas de cada tipo de lavabo




Características importantes

  • Estilo
  • De pedestal o para encimera
  • Material
  • Forma
  • Instalación

Lavabo de encastrar o de sobreponer: principales diferencias

La principal diferencia entre estos tipos de lavabo es su sistema de colocación: el encastrado se coloca o integra en un soporte (la encimera), mientras que el lavabo de sobreponer es completamente independiente y puede ir montado en la pared o apoyado en una columna llamada pedestal. En el lavabo de sobreponer, o de encimera, el sistema de suministro de agua no está conectado directamente al lavabo, el grifo se instala en la encimera sobre la que se pone el lavabo. Su función es la misma: crear una zona para asearse en el cuarto de baño. Deberás elegir entre lavabo de sobreponer o encastrable en función del tamaño de tu cuarto de baño, tu presupuesto y tus expectativas (almacenamiento, estética, etc.).

En cuanto a las dimensiones, los criterios que debes tener en cuenta no son los mismos para los dos elementos:

  • para el encastrado, ten en cuenta la altura, el ancho y la profundidad; el ancho del lavabo está entre 60 y 90 cm en el caso de los modelos estándar;
  • para el lavabo de sobreponer o de pie, ten en cuenta la anchura (entre 60 y 120 cm aproximadamente), la profundidad (determinada por el espacio disponible en la encimera en la que se incorporará el lavabo), y las dos alturas, es decir, la del lavabo y la altura total con el pedestal o columna. La altura del lavabo con pedestal es de aproximadamente 85 cm. Estima también el espacio libre necesario para el paso de las manos y, si fuera el caso, el espacio para el paso de agua al inodoro.

Los 3 tipos de lavabos

El lavabo se presenta en una gran variedad de formas, tamaños y colores. Distinguimos tres tipos de lavabos.
Lavabo suspendido
1. Lavabo suspendido

El lavabo suspendido va fijado directamente a la pared, a la altura que desees. Ideal para personas con movilidad reducida (PMR) por el gran espacio libre alrededor o su tamaño pequeño, permite tener cierta libertad durante la instalación. También es muy fácil de mantener y se vende en varios tamaños y colores.





El lavabo encastrable

2. El lavabo encastrable

Puede colocarse sobre una balda o puede integrarse en un mueble de baño, lo que le da funcionalidad y estética. En esta categoría, encontramos el aliado del cuarto de baño pequeño o del aseo: el mini-lavabo, que puede integrarse o ir colocado sobre una balda, lo que marca su gran retorno al mercado.







El lavabo de pie o columna

3. El lavabo de pie o columna

También se conoce como lavabo de pedestal o, en su versión más moderna, lavabo totem, y por lo general se trata de una pieza única (pie y lavabo en una sola pieza) o con un pie para esconder la tubería. Se puede fijar a la pared sin pie, pero con una columna debajo o con dos pies, o incluso con patas, para lograr un estilo retro. Los muebles de baño se venden para encajar con el pie instalado, lo cual permite aportar un sistema de almacenamiento del que carece este tipo de lavabo.




Lavabo de cuarto de baño: nuevas tendencias

Gracias a sus muchas variaciones en la forma (redonda, cuadrada, rectangular, oval), en los materiales (resina, piedra, madera de teca, cerámica, vidrio, acero inoxidable) e incluso en los colores (rojo, gris, negro, translúcido), el lavabo se impone en la decoración de los cuartos de baño.

El lavabo doble es funcional y, estéticamente, el preferido de los consumidores. Requiere un baño con un gran espacio (un lavabo doble mide de 150 a 200 cm de ancho, frente a los 70 cm en el caso de uno simple)


3 tipos de lavabo para sobreponer

Distinguimos también en este caso tres tipos de lavabo: los lavabos sobre encimera, los lavabos bajo encimera y los lavabos suspendidos.

Lavabo sobre encimera

Lavabo sobre encimera

El lavabo sobre encimera aporta un efecto estético algo más original. El lavabo ayuda a resaltar los muebles que lo acompañan, combinando los efectos de los colores y materiales. El lavabo puede ser de piedra e ir sobre un mueble de cuarto de baño de teca u otra madera, de porcelana blanca, sobre un mueble lacado en negro, etc.






Lavabo bajo encimera

Lavabo bajo encimera


El lavabo encastrado se distingue por el gran borde que queda a la vista en los muebles donde está empotrado. Suelen ser de porcelana y pueden tener infinidad de formas. También es común confundirlo con el lavabo suspendido.







Lavabo suspendido

Lavabo suspendido

Cuando una lavabo y su encimera forman una sola pieza y son del mismo material, hablamos de lavabo suspendido. Pueden ser de resina, cerámica o incluso de vidrio y suelen tener dimensiones generosas (entre 70 y 120 cm). Al igual que los lavabos encastrados o las lavabos tradicionales, pueden ir suspendidos (colocados en la pared con tacos), sobre un soporte o sobre un mueble que puede ser de azulejos. Este último está cortado a las dimensiones deseadas y es perfectamente resistente al agua. Se adapta a la decoración de tu cuarto de baño y te permite dar rienda suelta a tu creatividad.

Diferentes materiales de los lavabos

Hoy día existe una gran variedad de materiales disponible para tu lavabo. La estética y la facilidad de mantenimiento son los criterios principales para que los consumidores guíen su elección.

A la hora de decantarte por uno u otro material, debes prestar atención al uso que tendrá el lavabo, ya que no es lo mismo un baño principal que uno secundario o de invitados, que se utilizará solo ocasionalmente. O si lo van a usar los niños, a los que vas a bañar a diario.


 

Resina

Vidrio

Piedra

Cerámico

Elección de efectos/colores

***

***

**

*

Facilidad de mantenimiento

***

*

**

***

Resistencia al rayado

***

**

***

***

Resistencia a los golpes

***

*

***

**

     


*Bajo    **Medio   ***Alto

Grifo del cuarto de baño

Grifo del cuarto de baño: el accesorio de moda por excelencia

Los grifos juegan un papel importante en la estética de tu cuarto de baño. Aseguran el acabado de tu decoración. El grifo del cuarto de baño se vende en diferentes formas y acabados: desde formas de ultra diseño para una decoración moderna, hasta formas originales para una ambientación fuera de lo normal o un estilo más antiguo para lograr un efecto romántico. El grifo hará que tu lavabo resalte y le dará un toque personalizado.

La altura del grifo y la boca del caño determinan la distancia necesaria para el paso de las manos y el chorro, que siempre debe caer en el centro. Puedes darle un toque de modernidad al optar por un sensor de infrarrojos: ¡te aseguramos que ahorrarás agua y la higiene está garantizada!

¿Crees que esta ficha consejo ha sido útil? Si
0 me gusta
Ficha escrita por:

Ana, Pintora 33 fichas consejo écrits

Ana, Pintora
Autodidacta y apasionada del bricolaje y la decoración, me encantan las antigüedades, restaurar muebles, y crear otros  diferentes y originales. Después de restaurar por completo la casa de mi hermana,¡me gustaría compartir mi experiencia con todos vosotros!

Productos relacionados con esta ficha consejo