Servicio al cliente disponible por chat

La mayor selección de productos de bricolaje

Cómo elegir el cilindro de la cerradura

Ficha escrita por:
Sebastián, Manitas autodidacta

Sebastián, Manitas autodidacta

202 fichas consejo

"¡Uy!" Rompí la llave en el cilindro de la cerradura de la puerta de entrada" o "¡Qué mal gira la llave en el tambor!" ¡Qué lío con tantos cañones de cerradura! Los semi cilíndricos, los redondos, los de botón, los de alta seguridad, 30x40. ¡Basta! Aquí te presentamos algunas cosas a tener en cuenta.

Características importantes

Un rápido vistazo a los diferentes cilindros

El más común de los cilindros de cerradura, también llamado tambor o cañón, es el cilindro europeo. Tiene la misma forma, evidentemente, pero con distintos materiales, largos, marcas y sobre todo distintos tipos de llaves y mecanismos.

Puede ser clásico, desembragable, a botón o incluso un semi cilindro.

La seguridad propuesta puede ser anti-forzamiento, anti-perforación, anti-daño y anti-copia. También existen cilindros mucho menos comunes de marcas específicas que son redondos, contrariamente a los europeos.

¿Cómo determinar la longitud del cilindro?

ManoMano

La primera característica, que es la más importante para su reemplazo, es la longitud. El cilindro está compuesto por una entrada de llave de cada lado y por un paletón en el medio, que cuando se acciona la llave, ejecuta el cierre.

La longitud se toma del eje del paletón hasta la entrada de la llave. La mayoría de los cilindros mide 60 mm (longitud total) y se los llama 30-30 porque hay 30 milímetros entre el eje del paletón y la entrada de la llave de cada lado. Pero puede variar y ser también llamado:

  • 30-40;
  • 40-40;
  • 40-50 etc.

 

El punto de referencia es siempre el eje y la entrada. Solo con este criterio, ¡podemos cambiar el cilindro sin equivocarnos!

El paletón, cuando no hay una llave en el cilindro, está generalmente a 7 horas (agujas del reloj) cuando se lo mira de frente. También puede estar en 3, 9 ó 12 horas para cerraduras muy específicas, pero esto es menos frecuente. Ciertos cilindros tienen un paletón regulable.

Seguridad, llave, cilindro… ¿qué seguridad debo elegir para mi puerta de entrada?

ManoMano


En función del cilindro, la llave puede tener agujeros, huellas o huecos. En forma de cruz, de estrella, y lo más frecuente plana, los costados de la llave pueden ser tallado en uno o en los dos lados. Es el conjunto "lado+tallado" que tiene "el código" para accionar el pasador en el interior del cilindro que permite el cerrado por el paletón. ¡La llave entra en el cilindro, el agujero permite girarla y cerrar! 

Y cuantos más pasadores, más difícil es forzar la cerradura – debes contar de 5 a 36 pasadores en un cilindro.   

Se puede remplazar para aumentar la complejidad del cilindro y así reforzar la seguridad de la cerradura. La llave indica por lo tanto, la complejidad del cilindro:

  • la llave chata dentada de un lado es la estándar por excelencia, la que se ve en todos los manojos;

 

  • la llave chata dentada de los dos lados ofrece un poco más de seguridad porque indica un cilindro con más pasadores;

 

  • la llave paracéntrica se parece a las dos anteriores pero esta es dentada en su extremo, con forma de hoja retorcida para una mejor protección contraforzamiento;

 

  • la llave reversible es a menudo a perilla y como su nombre lo indica, poco importa el lado elegido para colocarla; 

 

  • la llave a bomba se parece de frente a una estrella y cuenta con un nivel elevado de seguridad.

El número de llaves vendidas con cilndro es variable – a menudo 3 incluso 5 para los modelos más complejos. En función de su tipo, la llave puede ser reproducida más o menos fácilmente. Las llaves chatas pueden ser reproducidas en todos los puntos dentados, las paracéntricas y las reversibles entre los más profesionales, y las llaves a bomba entre la elite, incluso directamente junto al fabricante. Algunas son "incopiables" o al menos, se necesita una tarjeta junto al cilindro para su reproducción.  

Pero cuidado, las llaves garantizadas de por vida solo pueden reproducirse en la fábrica: ¡piensa en la demora!

¿Solo la complejidad del sistema de la cerradura asegura la seguridad de un cilindro?

ManoMano

¡No, eso no es todo! Se puede perforar un cilindro para hacer saltar los pasadores o romperlos con un martillo desde el exterior. Por estas razones hay que tener una pastilla en acero justo debajo de la entrada de la llave y que se coloque una arandela para evitar la perforación, ¡para que la broca gire en vacío! También puede hacerse en aleación resistente para resistir a la percusión... por eso, hay que tener cuidado en que el cilindro no sobrepase de la puerta. Debe justo aflorar para que no puedan arrancar nada desde el exterior.

            En función de las características que presenta, el cilindro puede estar protegido contra:

  • el arrancamiento – con la ayuda de un alicate;
  • la percusión, el golpe – resiste a los golpes de martillo;
  • la perforación – resiste los taladros;
  • el forzamiento – técnica del trombón;
  • la copia de llave;
  • el bumping – técnica de percusión con ayuda de una llave maestra

Semi cilindro, cilindro desembragable, a botón... ¿me explican?

ManoMano

¡Por supuesto!

  • Cilindro clásico: la entrada de la llave se hace por los dos costados pero el bloqueo o el desbloqueo solo es posible si se introduce una sola llave.

 

  • Semi cilindro: se usa especialmente en las puertas de garage. Estos cilindros tiene solo una entrada para la llave de un lado y son de 30-10mm.

 

  • Desembragable: una llave introducida de un lado no impide la apertura del otro, súper práctico cuando somos muchos en casa. Los cilindros clásicos no permiten la apertura cuando una llave está del lado interno, esto es bueno para cuando no queremos que nadie pueda entrar, ¡ni siquiera con una llave!

 

  • A botón: un botón es solidario con el cilindro, reemplaza la llave en el interior.

 

Una mención especial a las pequeñas cerraduras de ventanales o de pórticos: el paletón de estos cilindros siendo más pequeño, si no encuentras el modelo elegido, ¡lima el paletón para que no enganche en la cerradura!

¿Cuáles son los diferentes tipos de mecanismo de cerradura de un cilindro?

ManoMano



Del más simple al más sofisticado: ¡todo tipo de cilindros!

  • Con pasador: el más común, cuanto más pasadores, mayor protección. La mayoría de los cilindros tienen 6 pasadores, prefiere un cilindro anti-forzamiento. Los mecanismos con pasadores de metal blanco (aleación más resistente) son los más seguros. Según la disposición de los pasadores, puede ser diícil reproducir la llave.

 

  • Con bolas: este mecanismo hace imposible la perforación.

 

  • Con discos: si eres una persona común, no hay razón para equipar a tus cilindros con este tipo de mecanismo que presenta un nivel de seguridad elevado.

 

  • Con bomba: la mejor resistencia en el tiempo y contra el forzamiento, este tipo de mecanismo es también más caro que los sistemas con bolas o pasadores.

¿Es posible tener una llave para varios cilindros?

¡Sí, por supuesto!

¡Y más vale no perderla!

Basta con conseguir cilindros llamados "entreabiertos". Tienen todos la misma llave, ¡lo que aligera el manojo de manera considerable! Los cilindros pueden ser de diferentes tipos, evidentemente.

Una conclusión antes de cerrar

ManoMano


El remplazo de un cilindro es bastante simple, es sujetado por un tornillo, accesible por el canto de la puerta, que pasa a través de la cerradura. Lo ves luego de haber sacado el paletón, luego por supuesto, se tira el cilindro. 

Un cilindro solo es eficaz en una puerta digna. No vale la pena comprar el mejor cilindro si tu puerta es de cartón y que apenas un golpe de hombro la puede abrir. Y el cerradero, donde está alojado el paletón una vez que la puerta está cerrada con llave, es también importante. El alojamiento debe ser sólido y fijado sobre montantes sanos.

Resumiendo, el cilindro se elige en función:

  • del modelo que ya esté en la puerta si es un remplazo;
  • de su tamaño;
  • de su tipo;
  • de las diferentes protecciones que presenta;
  • del tipo de llave.


¡Y si la cerradura se engancha, no dudes en utilizar lubricante!

¿Crees que esta ficha consejo ha sido útil? Si
0 me gusta
Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta 202 fichas consejo écrits

Sebastián, Manitas autodidacta
Mi lema es: aprender es mejor que pedir. Y...¿cuál es la recompensa final? Pues, una cerveza bien fresquita. 
La curiosidad por las cosas me ha hecho pasar muchas horas haciendo bricolaje, arreglando cosas por casa, construyendo muebles...espero poder ayudaros después de todo lo aprendido.

Productos relacionados con esta ficha consejo