Cómo elegir cactus y crasas

Cómo elegir cactus y crasas

Ester, hortelana autodidacta

Ficha escrita por:

Ester, hortelana autodidacta

63 fichas consejo

Los cactus y las crasas son plantas de la familia de las suculentas. Se llaman así porque son capaces de almacenar agua en sus tallos u hojas, permitiéndoles sobrevivir en entornos áridos, calurosos y muy secos. Son plantas que se adaptan fácilmente al cultivo en maceta y que suelen sorprender con vistosas floraciones.

Características importantes

  • Con o sin espinas
  • Ubicación
  • Cuidados
  • Trasplante
Elige tu cactus

Plantas con o sin espinas


Planta lithops

Aunque existe alguna excepción que confirma la regla, la mayoría de los cactus presentan espinas mientras que las crasas carecen de ellas. Las plantas con hojas suculentas agrupan un buen número de especies, que incluyen árboles como los Dragos, las resistentes Sansevierias, las chumberas o el Aloe vera.

La elección de una u otra variedad de cactus o crasas suele tomarse en relación al tamaño de la planta, la presencia de espinas o las curiosas formas de sus hojas y tallos. Podemos cultivarlos en zonas de rocalla, en balcones soleados o incluso en el interior de casa siempre que reciban suficiente luz natural.

Cactus y crasas colgantes


Cactus de navidad

Schlumbergera o Cactus de Navidad, con una floración espectacular durante el invierno. Es un cactus un tanto atípico ya que proviene de las selvas tropicales brasileñas, y le gusta la humedad más que a otras variedades. En verano agradece pulverizaciones regulares y una ubicación luminosa sin sol directo.Aprocactus o cola de rata Aporocactus o cola de rata, forma tallos cilíndricos de hasta 2 metros de longitud. Florece en primavera y verano en los tallos que se han formado el año anterior.


Sedum morgananianum o Burrito


Sedum burrito

Esta suculenta agradece un cultivo en macetas colgantes que no tengan que moverse demasiado para regar. Al hacerlo, es posible que algunas de sus hojas caigan al manipularla. Con el tiempo formará largos tallos que se retuercen formando una espiral.

Senecio rowleyanus o planta del RosarioForma bolitas a lo largo de los tallos y unas flores poco vistosas con olor a canela. Puede cultivarse tanto como planta de interior como de exterior. Necesita una buena iluminación evitando el sol directo, por lo que puede adaptarse perfectamente a aquellos balcones que dan al norte en los que no sabemos qué cultivar.

Cactus y suculentas a pleno sol Cuando pensamos en el desierto nos viene a la cabeza el típico cactus en forma de columna con brazos, y por algún extraño motivo asumimos que la mayoría de variedades estarán a gusto a pleno sol.


Cactus mix

Es cierto que algunas variedades como los cereus, los echinocactus, los ferocactus o las opuntias disfrutan del sol directo, pero antes de trasplantarlos a una ubicación así, deberíamos aclimatarlos poco a poco. La mayoría de ejemplares provienen de viveros donde han recibido mucha iluminación pero raramente sol directo. Antes de trasplantarlos, podemos sacarlos al exterior durante unas horas, incrementando poco a poco el tiempo que pasan bajo el sol e intentando empezar en primavera para trasplantarlos antes de que llegue el fuerte calor.

Una vez trasplantados, es conveniente observarlos detenidamente para observar cambios en la coloración. Los tonos rojizos o morados suelen indicar una insolación, en cuyo caso podemos utilizar una malla de sombreo para procurar una luz más difusa si no se puede cambiarlos de lugar.

Ver el catálogo de ManoMano
Malla de sombreo

Cómo cultivar cactus y crasas


Senecio

El tipo de maceta y el sustrato son muy importantes para un correcto crecimiento de estas plantas. Las macetas de barro, por su porosidad, permiten que el sustrato se seque mejor entre riegos y resultan más apropiadas para cactus y crasas que las de plástico.

Sustrato para cactus y crasas


Sustrato para cactus

Para cultivar suculentas, podemos utilizar un sustrato específico para cactus, formulado especialmente con una gran cantidad de materiales de drenaje. No olvidemos que al contrario de lo que ocurre en otras plantas, las reservas de agua se encuentran en las hojas y tallos y por lo tanto, no necesitan un sustrato capaz de retener humedad. Las raíces de estas plantas están diseñadas para absorber agua de manera rápida, justo como ocurriría en sus lugares de origen.

Por ello, tanto los cactus como las crasas precisan una mezcla que permita que cualquier exceso de riego (o de lluvia) pueda escurrir fácilmente, y por ello no es extraño encontrar arena y piedra volcánica en la composición.

También resulta de gran ayuda colocar una pequeña capa de piedra volcánica triturada sobre el sustrato. Además de realzar el color verde de las hojas y tallos sino que evitará pudriciones del cuello de las plantas.

Si te animas a preparar tu propia mezcla para suculentas, empieza con un porcentaje de un 60% de sustrato universal para plantas, un 20% de arena de río gruesa y un 20% de perlita o piedra volcánica triturada. Servirá para la mayoría de plantas suculentas y siempre puedes ajustar la cantidad de materiales de drenaje en función de tus necesidades específicas.

Abono para cactus y crasas


Cactus y suculentas

Como ocurre con otras plantas, es importante abonar con regularidad, especialmente en época de crecimiento. Lo habitual es iniciar la pauta de abonado con la llegada de la primavera, cuando observemos que la planta despierta del letargo invernal.

Puedes utilizar un abono líquido para cactus que se diluye con el agua de riego. Sigue las indicaciones sobre dosificación y periodicidad indicadas por el fabricante del producto, y reduce el abonado cuando empiece a hacer frío, suspendiéndolo con la llegada del invierno.

El riego de los cactus y las crasas


Regadera de zinc

El riego de los cactus depende de varios factores. Por ejemplo, de la maceta en la que se está cultivando.

Si la maceta es de plástico, el sustrato se evaporará menos, y en lugar de regar una vez a la semana o cada quince días, puede ser necesario esperar un poco más. Antes de regar, comprueba siempre que el sustrato esté seco. El exceso de riego puede provocar la pudrición de las raíces, que suele acabar en un desenlace fatal.

Por el mismo motivo, si utilizas platos debajo de las macetas, evita en la medida de lo posible que acumulen agua.

Si los cactus y crasas se cultivan en el suelo, en una zona de rocalla, el riego variará en función del agua de lluvia que reciban. Durante la primavera y el otoño (que son épocas habitualmente lluviosas), puedes suspender totalmente el riego o regarlas cada 15 días en ausencia de precipitaciones.

Trasplante y reproducción


Planta de cactus echinocactus

La mayoría de los cactus y las plantas crasas forman hijuelos que podemos separar de la planta madre cuando estén bien desarrollados. También es posible reproducir una planta a partir de una de sus hojas, que cortaremos con cuidado y dejaremos secar durante unos días.Este proceso de secado es importante para que la herida que provocamos al cortar, se cure, formando un callo. Las raíces empezarán a formarse a partir del corte, por lo que enterraremos ligeramente en sustrato la planta en esa parte, procurando no regarla durante unos días y colocándola en un lugar luminoso pero sin sol directo.

Para manipular cactus, podemos rodear la planta con cartón flexible o con varias capas de papel de periódico o revistas. Si vas a trasplantarlo a una maceta mayor, riega la planta el día anterior para facilitar la extracción del cepellón.

Ver el catálogo de ManoMano
Maceta
Elige tu cactus

Ficha escrita por:

Ester, hortelana autodidacta, 63 fichas consejo

Ester, hortelana autodidacta

Autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparto talleres de huerto urbano, colaboro en medios especializados y en 2014 publiqué mi primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

Productos relacionados con esta ficha consejo