Servicio al cliente disponible por chat

La mayor selección de productos de bricolaje

Cómo cultivar setas y champiñones

Ficha escrita por:
Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

39 fichas consejo
¡Cultivar setas y champiñones es muy fácil! En la actualidad hay técnicas simplificadas para la producción de numerosas especies, aptas para que cualquier aficionado que lo desee pueda iniciarse en este universo tan particular, lúdico y apasionante. ¡Disfruta de tus propias setas de cultivo todo el año!

Características importantes

  • Producir tus propios champiñones
  • Tipo de champiñón
  • Modo de cultivo

5 excelentes motivos para cultivar tus propios champiñones

1- Disponer de un producto súper fresco, sin intermediarios
2- Tener la seguridad de consumir un producto totalmente bio
3- Reciclar los residuos (posos de café, cartones etc.)
4- Variar el consumo de “hortalizas”
5- Aprender uno mismo y enseñar a los niños cómo se cultivan los champiñones y darse el gusto de ver cómo crecen día a día.

Principales tipos de champiñones que se pueden cultivar en casa



Agaricus bisporus (champiñón de París o champiñón común)


Al contrario de lo que pueda parecer, este tipo de champiñón, el más cultivado en el mundo, no es precisamente el más fácil de producir.

Pleurota (Champiñón ostra) 

Es la especie más fácil de cultivar, de la que existen diferentes variedades. La más habitual es la pleurota en forma de ostra, que tiene diferentes denominaciones comerciales. Algunas variedades tienen colores sorprendentes como el amarillo flúor o el rosa chicle ¡aunque son 100% naturales!


 

Shiitake

 
El shiitake (shitaké) o champiñón perfumado japonés, no solamente es delicioso, sino que los asiáticos lo consideran un auténtico elixir porque contiene sustancias que estimulan el sistema inmunitario.
 

Champiñon azul

 
El cultivo de este tipo de champiñón es particular ya que se realiza sobre una capa de paja. Como tiene el aspecto de un hongo, también se denomina hongo de paja.

Elige tu propio modo de cultivo



En el mercado se pueden encontrar diferentes sistemas para cultivar champiñones, desde los más simples a los más complicados.
 

Kit de cultivo listo para usar

 
Este kit de cultivo, apto para cualquier tipo de especie, se presenta en una caja que tan solo hay que colocar en el ambiente adecuado para que crezcan los champiñones. Es el sistema que mejor funciona.


 

Micelios para mezclar

 
El micelio se mezcla en un sustrato que debes hacer tú mismo (posos de café, paja, virutas, etc). A continuación, solo hay que mezclarlo (sustrato + micelios) en bolsas de incubación durante 2 o 3 semanas para que los micelios invadan todo el sustrato y finalmente produzcan los champiñones.
 

Tubos de madera

 
Para el cultivo de la pleurota y el shiitake se utilizan unos tubos de madera con micelios. Estos tubos se meten en tocones o troncos de árboles, o bien en gruesos leños de madera en los que se practican agujeros para introducir en ellos los tubos con los micelios. Se trata de un tipo de cultivo exterior.
 

Consejos de cultivo

 
Al comprar el kit de plantación, asegúrate que contiene instrucciones para saber cómo proceder. Los principales requisitos para el cultivo son la temperatura y la humedad. El lugar ideal para cultivar champiñones en casa es en el sótano o bodega aunque también se pueden cultivar en el garaje, en un balcón o terraza a la sombra, e incluso en un armario empotrado como en el caso de los champiñones de París, que solo necesitan ausencia de luz.
 
En general, se suelen obtener champiñones 3 o 4 veces con unas semanas de intervalo. Por último, recuerda que añadir sustrato para enriquecer el compost.

.

.
¿Crees que esta ficha consejo ha sido útil? Si
1 me gusta
Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias 39 fichas consejo écrits

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.

 

Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.

 

Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

Productos relacionados con esta ficha consejo